Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pedida de matrimonio de película

Lee Loechler trabajó durante seis meses para integrarse a sí mismo y a su novia en la película "La bella durmiente"

En vídeo, imágenes grabadas por una cámara oculta que muestran el interior del cine.

Todo parecía normal en este cine en el que se estaba reproduciendo la película La bella durmiente, hasta que llegó el icónico beso final entre el príncipe Felipe y la princesa Aurora. El cineasta Lee Loechler decidió pedir matrimonio a su novia Sthuthi David de una manera totalmente original: integrando su rostro y el de su novia en las caras de los protagonistas de la clásica película, la favorita de David. Para conseguir alterar el final del filme, trabajó durante seis meses con un equipo de ilustradores y animadores. Como se puede ver en el vídeo, registrado por una cámara oculta del interior de la sala, la novia de Loechler se mostró confundida en un primer momento. Sin embargo, momentos más tarde se dio cuenta de que la secuencia era una versión animada de ella misma, y fue entonces cuando el propio Lee hincó la rodilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información