Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Un canguro se refugia del fuego en una piscina

Las altas temperaturas agravan los centenares de incendios que llevan semanas arrasando Australia

El canguro encontrado en la piscina de una casa de Australia.
El canguro encontrado en la piscina de una casa de Australia.

El fuego lleva semanas devorando Australia y la fauna silvestre del país oceánico se ha visto gravemente afectada. Una familia de Hunter (Nueva Gales del Sur), una de las regiones más perjudicadas, encontró en la piscina de su casa a un canguro refugiándose de los incendios y las altas temperaturas que rondan los 40 grados. Estos animales acostumbran a bañarse en ríos y lagos cuando el calor es intenso, pero no suelen hacerlo fuera del entorno natural.

En Nueva Gales del Sur las llamas han devorado desde julio 800 viviendas y tres millones de hectáreas, un área parecida a la superficie que ocupa Bélgica. Un grupo ambientalista ha estimado que más de 2.000 koalas han muerto en esta zona. También han sido destruidas poblaciones de zorros voladores. Algunos canguros y equidnas, como el encontrado en la piscina, han sido vistos buscando refugio en áreas urbanas.

"No deberíamos subestimar el espacio natural que se ha quemado y el importante impacto ecológico que tendrá. Afectará durante años", ha advertido Rob Rogers, subcomisionado del Servicio Rural de Incendios de Nueva Gales del Sur. Rogers ha explicado que el fuego ha afectado principalmente a zonas de bosque, no de pradera.

En el estado de Victoria, otro vecino publicó en redes sociales un vídeo en el que denunciaba la muerte de varias cacatúas de cresta amarilla a causa del intenso calor. "El termómetro de mi terraza trasera llegó a 48.9 grados hoy, obviamente no es una lectura oficial, pero fue suficiente para matar a estas cacatúas", escribió este australiano. 

Las autoridades han tenido que elegir entre evacuar a los seres vivos de zonas amenazadas o quedarse y tratar de protegerlos. Un santuario de vida silvestre al norte de Sydney evacuó a sus 300 animales cuando se acercaban las llamas. "Decidimos evacuar y tuvimos la suerte de escapar de los incendios", ha explicado Tassin Barnard, gerente de operaciones del Walkabout Wildlife Park. "Otros santuarios han decidido no mover a sus animales y hacer todo lo posible para defenderlos, y también lo entiendo porque es extremadamente difícil de hacer", ha añadido Barnard.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información