Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dependencia del móvil

Vivimos en una sociedad en la que uno de los complementos diarios de los jóvenes y adultos es el móvil, y lamentablemente también el de los más pequeños de la casa. Hemos llegado hasta el punto de que no somos capaces de hacer vida sin este dispositivo, salimos con amigos con el móvil, vamos al campo con el móvil y, a veces, hasta hablamos con personas que están en la misma habitación por mensajes de texto. Antes había vida sin móviles y éramos felices, ¿cómo es que ahora nos hemos vuelto tan dependientes de usar el móvil que si no lo tenemos se nos hace un mundo, tanto que pensamos que va a pasar de todo y que no vamos a poder comunicarnos?

Leonardo Villagómez Ríos. Madrid

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >