Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘La bola de cristal’ | ¿Qué ve tu hijo en la televisión?

Como guionista, os puedo asegurar que casi todos los que hemos trabajado en infantil lo hemos hecho con la misma pasión que si se tratara de una serie para HBO

¿La tele de nuestra infancia era más rompedora?
¿La tele de nuestra infancia era más rompedora?

¿Sabemos lo que ven nuestros hijos en la tele? ¿O simplemente se la encendemos y los dejamos enchufados a Matrix, mientras aprovechamos para adelantar la cena, esperando que los creadores, programadores y expertos en educación infantil hayan hecho su trabajo y lo que vean sea educativo o por lo menos poco traumático?

Seguro que todos hemos caído en las dos opciones (menos los padres perfectos que jamás dan azúcar y que consiguen que los niños estén bañados, cenados y acostados antes de las 9), pero yo intento estar con mi hija cuando ve la tele, aunque sea trabajando con el portátil.

Y así, por casualidad, mirando la tele este puente hemos descubierto Club Houdini, una serie infantil española muy entretenida, con niños que actúan muy bien y un espíritu de pandilla aventurera que bebe de nuestros clásicos más que intentar copiar Stranger Things como hacen otros.

Como guionista, os puedo asegurar que casi todos los que hemos trabajado en infantil lo hemos hecho con la misma pasión que si se tratara de una serie para HBO.

Y su público también lo vive así. Porque para ellos, es importante verse representados y entretenidos en la tele.

Pese a todo, los medios de comunicación y el propio sector audiovisual miran a estos productos (incluso a las series de animación vendidas a más de 100 países) por encima del hombro. “Total son para niños y estos se tragan lo que sea”. Y los ignoran y los ningunean, a menos de que sean fenómenos mundiales como Pocoyo en su día.

Ya va siendo hora de que valoremos la producción propia que se está haciendo en nuestro país para entretener a nuestras criaturas. Son programas y ficciones que se construyen con presupuestos muy reducidos y calendarios imposibles, supliendo con imaginación y entusiasmo el presupuesto y el equipo de las ficciones extranjeras. Y consiguen los mismos resultados de identificación y emoción.

Ahora que nuestras series lo petan gracias a su calidad y al brutal despliegue internacional de las plataformas que las promocionan, cuidemos también la producción infantil. Porque hemos crecido con iniciativas fabulosas y muy rompedoras (como La bola de cristal, Barrio Sésamo y el Club Super3), con personajes carismáticos que nos ayudaron a vivir aventuras y a entender la vida desde el sofá, y necesitamos un relevo para nuestros hijos.

Por fin se aplaude el esfuerzo de los showrunners “adultos”, como Javier y Pablo Olivares (El ministerio del tiempo), Álex Pina (La casa de papel) o Daniel Écija (Estoy vivo)… pero me sorprende no haberme enterado de que el creador de Club Houdini es Rodrigo Sopeña y de que la serie vaya ya por la tercera temporada.

Ayudemos pues a fomentar nuestra creatividad televisiva infantil, porque las series de fuera siempre serán más espectaculares y para las cadenas resultarán mucho más baratas de comprar que una producción propia. Si queremos que nuestros niños crezcan con identidad propia, como consumidores apostemos por nuestros creadores.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información