Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mohamed Hadid, padre de Gigi y Bella, en bancarrota

El magnate inmobiliario trató de construir una gran mansión en California que ha sido calificada de ilegal, lo que ha hundido a su compañía

Gigi, Mohamed y Bella Hadid en noviembre de 2016 en París.
Gigi, Mohamed y Bella Hadid en noviembre de 2016 en París. Getty Images

Aparte de hacerse populares en todo el mundo en los últimos años gracias al éxito en las pasarelas de Gigi y de Bella, la familia Hadid es una de las más conocidas de Estados Unidos desde hace décadas. Yolanda, la matriarca, también fue maniquí en su momento y después se convirtió en un rostro muy conocido gracias a su participación en un reality show televisivo sobre mujeres ricas californianas. El más discreto siempre ha sido el patriarca, Mohamed Hadid, que ahora ha saltado a los medios al haberse visto obligado a declarar su empresa en bancarrota. 

Mohamed es un conocido promotor y constructor inmobiliario de 71 años. Se estima que su fortuna oscila entre los 90 y los 190 millones de euros, pero ahora ha sufrido un varapalo. En 2011 empezó a construir una gran mansión de 2.800 metros cuadrados en la exclusiva zona de Bel-Air. Sin embargo, el pasado 20 de noviembre un juzgado de la ciudad de Los Ángeles (California), donde se enclava ese barrio, ha estimado que la casa debe destruirse porque es ilegal, como explica el diario Daily Mail. De hecho, el propio constructor debe correr con los gastos de la demolición, que se estiman en más de 4,5 millones de euros.

Esa demolición ha hecho que Hadid tenga que declararse en bancarrota. En concreto, el miércoles sus abogados registraron ante el Tribunal Superior de Los Ángeles que la empresa 901 Strada LLC perteneciente al constructor había quebrado. Al parecer, el letrado de Hadid le explicó al juez encargado del caso que el empresario no solo no podía permitirse pagar la demolición de la mansión sino que tampoco podía asumir la tasa de medio millón de dólares (450.000 euros) que debe afrontar para que se supervise dicho derrumbe. Al parecer, Hadid tenía una hipoteca de 15,5 millones de euros sobre la propiedad que había avalado él mismo.

La casa que el empresario estaba construyendo se ubicaba en la cima de una colina que da a una carretera. En el escrito del magistrado —que a principios de noviembre visitó la obra— se lee que es "insegura y peligrosa". "Si esta casa se viniera abajo se llevaría una parte del barrio consigo", afirma con preocupación, porque la construcción se asienta sobre una serie de pilares a solo seis metros de la roca en vez de a los más de nueve que exige la ley. "No hablamos de una pared de más o de una cuestión de la cocina, sino del aspecto más significativo: la estructura, la base".

Mohamed y Bella Hadid en Cannes en 2017. ampliar foto
Mohamed y Bella Hadid en Cannes en 2017. CORDON PRESS

Mohamed Hadid está asentado en EE UU pero es de origen palestino; curiosamente, a mediados de los sesenta su padre consiguió 10 pasaportes gracias a una partida de backgammon y los entonces refugiados entre Siria y Líbano pudieron emigrar a EE UU. En su juventud, empezó a estudiar ingeniería (nunca la acabó) y fue deportista de élite. En el año 1992 se convertía en el único jordano en competir en unos Juegos Olímpicos de Invierno, en su caso en la modalidad de esquí. Después forjó su carrera como promotor de hoteles de lujo, desarrolló mansiones de lujo y restauró hoteles Ritz-Carlton en todo el mundo. Se casó en 1994 con Yolanda, con quien tuvo tres hijos —Gigi, Bella y Anwar— y el matrimonio se separó en 2000.

El año pasado Mohamed Hadid se vio salpicado por un escándalo de abusos sexuales por parte de la modelo Miranda Vee, de 23 años. Vee denunció a Paul Marciano, fundador de la firma de moda Guess, y a Hadid por abusar supuestamente de ella en la sede de la empresa en 2017. "Es el momento de que gente como Paul Marciano y Mohamed Hadid queden expuestos por lo que realmente son", comenzaba el alegato de Vee en Instagram. "Me reuní con Paul en la sede de Guess, que realmente es un apartamento, y allí abusó de mí antes de pasarme a su amigo [Mohamed] quién se iba a reunir conmigo para tomar un ‘café” explicaba la modelo en su publicación. Vee relataba entonces de manera explícita como los dos hombres se sobrepasaron con ella. "Pensé que estaba en una reunión profesional, pero cuando llegué solo estábamos él y yo, y una botella de champan, me había citado para violarme". Hadid negó las acusaciones en unas declaraciones al New York Post poco después, durante la Semana de la Moda de Nueva York: "Tengo cuatro hijas y soy muy respetuoso con las mujeres, pero al mismo tiempo hay un montón de acusaciones falsas que están dañando a algunas personas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >