Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yolanda y David Foster se enfrentan a un divorcio millonario

La madre de Gigi y Bella Hadid y el cantante y productor discográfico ponen fin a cuatro años de matrimonio porque él no le dedicaba suficiente tiempo a su relación

Yolanda y David Foster en un partido de los Lakers el pasado mes.
Yolanda y David Foster en un partido de los Lakers el pasado mes. Instagram

Yolanda Foster es una de las protagonistas del reality show The Real Housewives of Beverly Hills y su fortuna está valorada en unos 37 millones de euros. El músico y productor discográfico David Foster tiene 14 premios Grammy y cerca de 28 millones de euros en el banco. Juntos fueron parte de la élite de Los Ángeles cuando se casaron el 11 del 11 del 2011 en una boda de cuento de hadas. Ahora son los protagonistas del último escándalo entre los ricos y famosos. Su millonario divorcio podría dar pie a una costosa batalla legal. “Nos hemos separado pero mi amor y respeto por @officialdfoster sigue intacto”, confesó Yolanda Foster en su cuenta de Twitter dirigiéndose a su esposo. “Ha sido muy bueno conmigo así que no juzguéis nuestro viaje”, añadió la celebridad de un matrimonio que ha durado cuatro años y que ahora comienza su viaje a los tribunales.

Aunque tanto David, de 66 años, como Yolanda, 51, insisten en que su separación es amistosa, la cantidad de dinero que hay en juego y la experiencia de ambos en anteriores divorcios hace que todas las publicaciones del corazón de Hollywood se froten las manos a la espera de noticias. Ambos se casaron firmando un acuerdo de separación de bienes. La fortuna de Yolanda Foster, sin embargo, es producto en gran parte de la separación de su primer matrimonio con Mohamed Hadid, constructor millonario y padre de sus tres hijos, las modelos Gigi y Bella y Anwar. Y David se ha casado y divorciado cuatro veces. Es padre de cinco hijas biológicas y tiene seis nietos. Foster cuenta además con varios hijos adoptivos de sus diferentes matrimonios, entre ellos Brody Jenner y Brandon Jenner fruto de la relación con Linda Thompson, exmujer del patriarca de las Kardashian, Caitlyn Jenner, antes Bruce Jenner.

La razón del divorcio está clara. Yolanda Foster no ha ocultado el resentimiento hacia su marido por no haber estado a su lado lo suficiente mientras ella luchaba contra la enfermedad de Lyme, una infección bacteriana que se suele adquirir por la picadura de una garrapata infectada. Fuentes consultadas por la revista People, y como siempre anónimas, aseguraron que la relación entre David y Yolanda cambió con motivo de su enfermedad. “David viaja constantemente, y no pasaban suficiente tiempo juntos”, añadió la misma publicación.

🎼doesn't get any better than some one on one time with this monster talent!!! #WorldTreasure #LegendAmonstLegends

Una foto publicada por David Foster (@davidfoster) el

La casi nula relación entre la pareja quedó registrada en The Real Housewives of Beverly Hills, programa que sigue la vida de estas ricas y famosas que viven entre cócteles de Hollywood y galas benéficas y en el que su marido tan solo participó en una ocasión, muy ocupado con su propia carrera. Una situación similar a la que acabó con el matrimonio entre el legendario director Clint Eastwood y su cuarta esposa, Dina, cuando ella lanzó su propio reality Mrs. Eastwood & Company por el que el realizador se negó a pasar. En un comunicado conjunto a la revista People, los Foster reconocieron que su relación, en total nueve años juntos, fue “bella y feliz”. Un tiempo en el que han vivido “amor, amistad y los inevitables retos que llegan con el hecho de tener que combinar el matrimonio con la carrera, las familias y la salud”.

Más información