Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una segunda modelo acusa al cofundador de Guess de abuso sexual

Miranda Vee sostiene que Paul Marciano la agredió sexualmente durante una reunión de trabajo a la que también asistió Mohamed Hadid

Paul Marciano durante la celebración del 15 aniversario de la marca en Los Angeles.
Paul Marciano durante la celebración del 15 aniversario de la marca en Los Angeles. Getty Image

Un nuevo caso de supuestos abusos sexuales se cierne sobre la figura del cofundador de Guess Paul Marciano y salpica también a Mohamed Hadid. El CEO del gigante del denim y el padre  de las modelos Bella y Gigi Hadid han sido denunciados por Miranda Vee, una modelo de 23 años, por supuestamente abusar de ella durante una reunión en la sede de Guess hace un año.

Una supuesta reunión de trabajo en un apartamento, dos hombres poderosos del mundo de la moda, botellas de champán y un final no deseado para la mujer que asiste a la cita de trabajo. Este nuevo caso de supuestos abusos sexuales parece seguir a pies juntillas la receta Weinstein.

Vee se atrevió a alzar la voz después de que otra modelo, Kate Upton, denunciara públicamente en redes sociales al magnate de Guess, Paul Marciano. “Es decepcionante que una marca tan icónica para las mujeres como es Guess siga empoderando a Paul Marciano como su director creativo. A este hombre no se le debería permitir usar su poder en la industria para abusar sexual y psicológicamente de las mujeres #metoo”, escribía Upton el pasado 31 de Enero.

Tan solo un día después, el 1 de febrero, Vee, la otra supuesta víctima, compartía la publicación de Upton añadiendo su propia experiencia. “Es el momento de que gente como Paul Marciano y Mohamed Hadid queden expuestos por lo que realmente son”, comenzaba el alegato de Vee en Instagram. “Me reuní con Paul en la sede de Guess, que realmente es un apartamento, y allí abusó de mí antes de pasarme a su amigo [Mohamed] quién se iba a reunir conmigo para tomar un ‘café” explicaba la modelo en su publicación. Pero la denuncia va más allá y Vee relata de manera explícita como los dos hombres se sobrepasaron con ella. “Pensé que estaba en una reunión profesional, pero cuando llegué solo estábamos él y yo, y una botella de champan, me había citado para violarme”.

En esta misma publicación Vee confiesa que el año pasado había intentado denunciar lo que le había sucedido pero que cuando intentó alzar la voz ambos hombres la encontraron y la “obligaron” a firmar un contrato de confidencialidad. “Solo accedí a firmar ese contrato porque Paul me amenazó diciéndome que si decía algo me haría desaparecer”.

La respuesta del padre de las Hadid a esta publicación de Instagram no se hizo esperar y en unas declaraciones al New York Post durante la Semana de la Moda de Nueva York aseguró que la acusación era falsa. “Tengo cuatro hijas y soy muy respetuoso con las mujeres, pero al mismo tiempo hay un montón de acusaciones falsas que están dañando a algunas personas”, aseguraba Hadid. Y acusaba a Vee de intentar seguir el movimiento #metoo con un caso que no existe, y aseguró que presentará una denuncia contra la modelo por difamación.

Por su parte, el CEO de Guess, Paul Marciano, no se ha defendido de estas graves acusaciones como sí hizo, en su momento, con la acusación de Kate Upton a la que instó a ir a la policía o al juzgado para denunciarlo si tenía pruebas para demostrar que lo que decía era cierto.