Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Son humillaciones

Es época de novatadas: verse inducido al coma etílico o pintarse en la frente “Soy nadie” son algunas de las humillaciones por las que hay que pasar. Y todo ello, al grito cuartelario de “¡usted, novato!”. Lo realmente alarmante es que entre los veteranos se encuentran futuros maestros, médicos, enfermeros, abogados, etcétera. ¿Inculcarán estos valores a sus alumnos? ¿Cuidarán así a sus pacientes? ¿Y serán estos sus principios en el desarrollo de la profesión? Los veteranos que se dedican a vejar a sus compañeros se deberían plantear estas cuestiones. Sin espíritu crítico lo único que nos queda es la mediocridad.

Flor Fernández del Viso Torre. Salinas (Asturias)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >