Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vida de la esposa de Patrick Swayze, 10 años después de su muerte

Lisa Niemi, que volvió a casarse hace cinco años, ha participado en el documental 'I Am Patrick Swayze', que narra la vida del actor en el que se desvela que sufrió malos tratos.

patrick swayze lisa niemi
Patrick Swayze y Lisa Niemi en 1991. Cordon Press

El amor entre Patrick Swayze y Lisa Niemi gira en torno al baile, al igual que en Dirty Dancing. Ambos se conocieron en la escuela de danza de la madre de él, Patsy Swayze, cuando Niemi tenía 15 años y él, 19. En la película, Johnny y Baby (los personajes que interpretan Swayze y Jennifer Grey) se conocen en las clases de baile que se impartían en el resort de vacaciones donde se desarrolla la historia. Sin embargo, los finales de la realidad y la ficción son totalmente diferentes. El actor falleció hace 10 años debido a un cáncer de páncreas después de estar casado con Niemi durante 34 años. No tuvieron hijos.

Ella volvió a encontrar el amor junto al joyero estadounidense Albert DePrisco. Unos amigos en común les presentaron durante una fiesta de cumpleaños en mayo de 2012. Fue tal la atracción entre ambos que él retrasó su regreso a Florida, donde residía, para pasar más tiempo juntos. Niemi esperó casi tres años para quitarse su antiguo anillo de casada y entablar una nueva relación. "Me dije a mí misma: '¿Qué significa este anillo? Estoy casada con él de una manera física'. (...) Pero ahora mi conexión con él, desde que se fue, ha sido más profunda que eso. Y sentí que llevar el anillo era como mentir sobre la profundidad de nuestra relación", confesó a New York Live en 2012 sobre cómo era ser la viuda de Swayze.

Niemi se mudó a Florida con su nuevo amor y la pareja contrajo matrimonio en 2014. La boda se celebró en Mar-a-Lago, un lujoso club privado de Palm Beach que pertenece al presidente estadounidense Donald Trump y que se decoró con rosas y hortensias blancas, según informó entonces la revista People. Fue una ceremonia íntima, con unos 50 invitados, que fue amenizada por un cuarteto de cuerda en el que tocaron el sobrino de Niemi, Will, y la esposa de este, Heidi. La novia llevó un vestido de Oscar de la Renta y el novio, un esmoquin de Ermenegildo Zegna, y bailaron una coreografía creada por la hermana de él, Deirdre, que es una profesional de los bailes de salón. DePrisco estaba algo nervioso por ejecutar bien los pasos, pero la pareja disfrutó finalmente del momento. "Sabía que si nos mirábamos a los ojos y bailábamos con el corazón, todo saldría bien", contó a la misma publicación.

A pesar de su nuevo matrimonio, la actriz guarda el recuerdo de su difunto marido. Días antes de casarse con el joyero, tuvo un sueño sobre Swayze: "Fue como si él me diera su bendición y me hiciera saber que todo estaba bien". Niemi ha escrito dos libros sobre su relación con el actor y en sus redes sociales —donde suma 26.000 seguidores entre Twitter y Facebook y se define como "escritora, directora, actriz y bailarina"— sigue recordando su legado con aniversarios o campañas para concienciar sobre el cáncer de páncreas. Además, mantiene la afición por los caballos que compartían ambos, con varios equinos en su rancho, como se aprecia en las fotografías que publica asiduamente. Sobre su matrimonio con DePrisco es más discreta, haciendo escuetas menciones, como el pasado marzo cuando escribió en su cuenta de Facebook: "Es un día de San Patricio muy verde en el que hemos salido a pasear con los perros por las montañas de Santa Mónica a través de, lo que Albert y yo llamamos, el prado de Sonrisas y lágrimas". 

El pasado mes de agosto, Paramount Network estrenó el documental I Am Patrick Swayze, que narra la vida del actor con testimonios de familiares y compañeros de profesión como Demi Moore, Rob Lowe o Sam Elliott. En él, su viuda desveló que el actor sufrió malos tratos por parte de su madre, Patsy Swayze. Ella fue una profesora de danza muy exigente que dirigía su propio negocio, la Swayze School of Dance, y que veía bastante potencial en su hijo. Sin embargo, las exigencias de la profesora se traducían en ataques físicos, como Swayze reveló a Niemi a los pocos años de ser novios.

Fue el padre del bailarín quien frenó toda esa situación al amenazar a su esposa con un divorcio. Pero la relación siguió tensa hasta que el joven se independizó. Patsy Swayze intentó ser más amable con la pareja para no perder la relación con su hijo, según explicó Niemi en el documental. En los últimos años de vida del actor, los tres estuvieron muy unidos. Él falleció en 2009 y su madre, cuatro años después. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información