Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Omar Ayuso da una clase magistral de transgresión en la alfombra roja de ‘Élite’

El actor de la serie de Netflix eligió un esmoquin sin camisa que, de manera consciente o inconsciente, es toda una lección de historia de la moda

omar ayuso elite
Omar Ayuso en la presentación de la nueva temporada de la serie 'Élite' en Madrid el pasado 29 de agosto. Foto: Getty

Nadie dudaba de que Omar Ayuso (Madrid, 1998) sería uno de los protagonistas indiscutibles del estreno de la segunda temporada de Élite, celebrado la semana pasada en la madrileña plaza de Callao. El actor no solo interpreta un personaje con una fuerte carga subversiva sino que, desde que saltó a la fama, parece disfrutar experimentando con su imagen y con su visibilidad pública. Lo que tal vez no esperaban los asistentes ni la prensa era que Ayuso luciera uno de los looks más transgresores que jamás ha lucido un actor español sobre la alfombra roja. Y lo hizo, paradójicamente, acudiendo a la madre de todas las prendas aburridas: el esmoquin.

En teoría, el esmoquin es la más conservadora de las decisiones indumentarias que puede tomar un hombre en un evento vespertino. Este traje oscuro, habitualmente negro, con solapas de raso y precisión milimétrica, es la elección que marca la etiqueta para todo acontecimiento social de altura que transcurra al atardecer o por la noche. Sin embargo, lo normal suele ser vestirlo con camisa blanca, pechera y pajarita, y no con el torso desnudo, como decidió hacer Ayuso.

El actor haciéndose fotos con los seguidores que acudieron a la presentación de 'Élite'.
El actor haciéndose fotos con los seguidores que acudieron a la presentación de 'Élite'. Foto: Getty

El esmoquin, firmado por la casa francesa Balmain, resume los motivos que han llevado a la fama a su director creativo desde 2011, Olivier Rousteing. Corte afilado, espíritu nocturno y lujo visible. Posiblemente haya sido decisión de Ayuso o de sus estilistas prescindir de camisa y llevar la chaqueta directamente sobre la piel. Eso sí, sin renunciar al fajín protocolario, que aporta un cierto aspecto andrógino y modela la silueta en un gesto que recuerda al de los bailarines de voguing de los años ochenta (y, tal y como comentamos en su momento, al homenaje que les ha dedicado Sam Smith en su video más reciente).

¿Hay una referencia a las subculturas queer en esta decisión de Ayuso? Es una posibilidad, aunque tampoco hay que descartar un guiño a la dimensión erótica del esmoquin, hábilmente empleada por diseñadores de moda femenina. En los últimos tiempos Kim Kardashian, Gwyneth Paltrow, Lady Gaga, Cara Delevingne o Rihanna han llevado vertiginosos esmóquines sin camisa como un modo de jugar con los códigos del género.

El origen de este gesto, por supuesto, hay que buscarlo en Yves Saint Laurent, que en los años sesenta inauguró, con su esmoquin de alta costura, un modo distinto de reafirmar el potencial femenino y sexi de una prenda considerada protocolaria y aburrida. Así que no es descabellado pensar que lo que Omar Ayuso lució en el estreno madrileño de la segunda temporada de Élite es una paradoja muy ilustrativa acerca de la capacidad de la moda para llevarse la contraria a sí misma y jugar con sus contradicciones. Un gesto subversivo de ida y vuelta que, para rizar el rizo, es dinamita para las redes sociales.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información