Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La exesposa de Berlusconi deberá devolver los 60 millones recibidos en pensiones

El Tribunal Supremo considera que el ex primer ministro italiano cumplió sus obligaciones económicas con Verónica Lario cuando estaban casados y que ella no participó en el incremento de la fortuna familiar

veronica lario berlusconi
Silvio Berlusconi, con su exesposa Veronica Lario en 2004.

La segunda exesposa de Silvio Berlusconi, Veronica Lario, deberá devolver al magnate italiano unos 60 millones de euros que ha recibido tras el divorcio, según ha ordenado el Tribunal Supremo italiano este pasado fin de semana. Esta corte confirma así la sentencia dictada por el Tribunal de Apelación de Milán en noviembre de 2017, que ya dio la razón a Berlusconi.

El Tribunal Supremo considera que Berlusconi cumplió debidamente sus obligaciones económicas con su exmujer cuando estaban casados y le proporcionó bienes muebles e inmuebles de valor excepcional, según informan los medios italianos. Del lado contrario, los magistrados creen que Lario no incrementó en ninguna medida la fortuna de su exmarido, por lo que los 60 millones que ha recibido tras el divorcio deberán ser reembolsados a Berlusconi.

La disputa entre Berlusconi y Lario comenzó en mayo de 2009 cuando ella pidió el divorcio a raíz del escándalo por la aparición en la prensa de unas fotos en las que el político conservador asistía al cumpleaños de una joven de 18 años. Berlusconi y Lario mantuvieron una relación sentimental de casi 30 años, de los cuales 19 estuvieron casados, y tuvieron tres hijos: Bárbara (1984), Eleonora (1986) y Luigi (1988), que se sumaron a los dos que Berlusconi tuvo con su primera esposa, Pier Silvio (1969) y Marina (1966).

En diciembre de 2012 el Tribunal de Milán estableció para Lario una pensión de tres millones de euros al mes, sentencia que fue recurrida por Berlusconi. Cuatro años más tarde, en junio de 2016, el Tribunal de Monza rebajó la suma y falló que Berlusconi debía pagar una pensión de 1,4 millones de euros al mes a su exesposa. Una cuantía que los abogados del dueño de Mediaset seguían considerando excesiva y lograron invalidar en noviembre de 2017. Entonces, el Tribunal de Apelación de Milán estableció que Lario debía devolverle los 45 millones de euros recibidos hasta la fecha como pensión después de que los letrados de Berlusconi argumentaran que la exactriz disponía de más de 16 millones de liquidez, joyas, sociedades e inmuebles y que los tres hijos de la expareja eran mayores de edad y autosuficientes.

Silvio Berlusconi y Miriam Raffaella Bartolini (el verdadero nombre de Lario) se enamoraron en 1980, cuando él empezaba su carrera como emprendedor y ella era una joven bailarina. Se casaron por lo civil en 1990 y se separaron a las malas en 2009, protagonizando el divorcio más sonado de Italia. Cinco años más tarde, la primera sentencia de divorcio cerró oficialmente el enlace y abrió la contienda alrededor de la cantidad que el político y magnate debe pagar en concepto de pensión y que aún no parece cerrarse.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >