Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Glosario para próximas investiduras

Ciertas palabras han adquirido nuevos significados que conviene conocer para no perder detalle de lo que se avecina

Pleno para la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez.
Pleno para la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez. EL PAÍS

Arrogancia: Compartida entre varias de las formaciones; disfraz del miedo. Banda: Adaptación de “casta”; descalabro del liberalismo español. Candidato Sánchez: Significante vacío. Desafección: Futuro cercano. Dinosaurio: Microcuento de Monterroso; parlamento fragmentado. Escorpión: Naturaleza de Unidas Podemos: por mucho que se disfrace de formación moderada, su posición sobre Cataluña, su visión del Estado y su legitimidad, su mirada dogmática sobre el mercado y su rechazo al pluralismo complican todo acuerdo de Gobierno con esta formación. Es como compartir piso con Calígula: da pereza. Espectáculo: Forma de las negociaciones. La representación domina sobre la discusión técnica; el efecto sobre la sustancia. Los reproches son públicos, las propuestas a los otros partidos o las consultas a la militancia son operaciones de cara a la galería. Se negocia desde la tribuna, en el último segundo, y todo termina con un cliffhanger antes de las vacaciones. Fascista: Los demás. Filtración: Forma de destruir la confianza de tu interlocutor y de condenar la negociación al fracaso. Gobierno: En funciones; gestos de izquierdas y presupuestos de Montoro. Hipérbole: Tono por defecto. Institución: Se utiliza para una función distinta a la original. Jueces: Siempre están ahí para echarles la culpa. Kitsch: Nostalgia de tiempos peores; política del selfi.Lecciones: Cómo no construir una coalición. No se habla de programas o de objetivos, solo del reparto de poder, buscando avergonzar al adversario. Mecanismo: Véase institución. Mujeres: Pueden contar con que Pedro Sánchez estará de su lado siempre que él las necesite. Negociación: Construcción de un relato (el relato es un artefacto para echar la culpa al otro de un fracaso previsto). Ñ: Excepción española, que obedece a las razones culturales que decidamos en ese momento. Ovación: Celebración del propio fracaso. Parlamento: Plató. Poder: Desgasta al que no lo tiene (Andreotti). Querer: No es poder. Responsabilidad: Haz lo que me beneficia. Secesionistas: No hicimos nada y lo volveremos a hacer. Tedio: Estado de ánimo dominante. Unamuno: ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Vox: La tuna en el Congreso (Müller). William Shakespeare: Cronista parlamentario. X: Riesgos y consecuencias no deseadas de la repetición electoral. Yugo: Poner líneas rojas antes de empezar, para que retroceder sea imposible. Zanja: Trinchera. @gascondaniel

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >