Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sol(d) out

El documental explica cómo el frenazo a las renovables ha arruinado a 60.000 familias

Sol(d) out Ampliar foto

No me pasa cada día que me contacten para pedirme que haga pública una injusticia de tipo ‘David se enfrenta a Goliat’. El David de la historia son en este caso unas 60.000 familias que en el 2007 decidieron invertir en el boom de las renovables porque la inversión contaba con la garantía del Estado y porque les parecía que era una inversión de futuro para ellos y para todo el país. Se llegaron a recaudar 25.000 millones de euros, entre dinero aportado por privados así como por fondos extranjeros. El Goliat es en este caso el Gobierno y los intereses del oligopolio energético español.

Tres años más tarde el mismo Gobierno socialista que había animado a los inversores a sumarse al carro de la energía verde decidió frenar de golpe y dar marcha atrás: aplicó recortes con carácter retroactivo de hasta un 30%. Y cuando el Partido Popular llegó al Gobierno acabó la faena iniciada: sus recortes fueron aún más drásticos, de hasta un 50%, lo que llevó a la ruina a miles de personas. Lo explica todo ello Sol(d) out, un documental cuyo título hace un juego de palabras con la palabra española sol y la inglesa sold out, que significa “agotado, liquidado”.

España es el segundo país de Europa donde más ha aumentado el precio de la electricidad (un 13,8%) en 2018

Me topo todo el día con informaciones que hablan de las bondades de las energías alternativas y, aún más, de cómo la producción se abarata cada día que pasa y cómo son ya no una opción de futuro sino de presente en muchos países. En Francia, por ejemplo, el coste de la eólica terrestre ha disminuido en un 44% en los últimos 25 años. Según un informe de la Agencia Internacional de la Energía Renovable publicado en junio pasado el coste de las energías verdes en el mundo ha disminuido de más del 10% en un año. En Francia las renovables supusieron sólo el 16,3% del consumo (Eurostat 2017), un porcentaje modesto si lo comparamos con los cabeza de fila europeos: Montenegro (40%), Finlandia (41%), Suecia (54,5%).

Con estos datos ante los ojos no se entiende lo que explica el documental: que España decidió pasar de ser “líder mundial” en inversión en energías renovables, según expresaba Obama hace más de 10 años, a dejar morir el sector por falta de voluntad y quizá deberíamos decir por falta de valentía política. De líderes a vagón de cola.

César Vea se plantó ante el Congreso de los Diputados para llamar la atención de los medios sobre su caso
César Vea se plantó ante el Congreso de los Diputados para llamar la atención de los medios sobre su caso

Y mientras tanto, el precio de la electricidad sigue subiendo en nuestro país de manera más que notable. El documental explica que en sólo nueve meses entre 2016 y 2017 el precio de la electricidad se triplicó. Según datos publicados por Eurostat en mayo de este año, en la UE el precio de la electricidad y del gas subió de manera generalizada en 2018 en comparación con el 2017: un 3,5% de media la electricidad, y un 5,7% de media, el gas. España es el segundo país donde más ha aumentado el precio de la electricidad (un 13,8%). Sólo la supera Chipre, con un incremento del 19,6%. ¿Son sólo esas 60.000 familias las perjudicadas por la poca visión de futuro de nuestros gobernantes?

La historia que nos explica el documental Sol(d) out no cita estas macrocifras que yo he expuesto sino que se centra más en el drama humano que ha provocado el frenazo al sector. El promotor de la historia audiovisual es César Vea, un actor que vio sus ahorros y los de su familia desvanecerse ante lo que es objetivamente un buen negocio (que tiene que dar rédito y que es ético) y que comprobó cómo todo se esfumó por una serie de decisiones políticas injustas.

Sol(d) out

Vea decidió que había que utilizar todas las armas a su alcance para conseguir llegar a la opinión pública y así conseguir torcer el rumbo de los acontecimientos. Ha recurrido a los tribunales europeos, hizo una plantada durante un mes delante del Congreso de los Diputados. Con ayuda de unos y de otros ha conseguido filmar el documental, que es un desfile de testimonios de afectados y de representantes del mundo político, económico, mediático y jurídico. Todos vienen a decir lo mismo: esto es una injusticia como una catedral.

César Vea ha perdido el dinero y mucho más que eso: también la confianza en la seguridad jurídica en el país. No hay futuro de momento para las renovables pero sobre todo no hay futuro para él aquí. Cuenta en el documental que cuando salga de esta lo primero que hará es coger a su hijo y salir por patas, del país se entiende. De momento tiene asuntos aún pendientes por resolver. Corre el riesgo de ver sus bienes embargados en breve por culpa de este desaguisado. Y aunque el PSOE ha afirmado en público y ante las cámaras que está decidido a apostar de nuevo por las renovables y a recompensar a quienes invirtieron en su día, nada se ha hecho de momento. Según me cuentan, ya no le queda más recurso que plantarse ante la puerta de la sede del partido y esperar. Espero que David venza de nuevo como en el relato bíblico a Goliat.

Sol(d) out
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información