Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Candela Peña: “Solo pido estar más sana mentalmente”

La actriz, que acaba de estrenar la serie 'Hierro', confiesa "bajones siderales" y carga contra Pablo Motos y las revistas femeninas

candela peña
Candela Peña el pasado 5 de junio en la presentación de 'Hierro' en Madrid. Foto: Getty

Candela Peña vive sola con su hijo de siete años. En ninguna de las estanterías de su domicilio se exhiben sus tres Premios Goya. Ni siquiera los tiene en un desván, acumulando polvo. Los premios se los ha quedado su madre. "Ya sabes, las madres", dice. La actriz (Barcelona, 1973) está de nuevo en primera línea gracias a la serie que acaba de estrenar, Hierro (disponible en Movistar+), y a un par de películas en marcha. Se muestra radiante y feliz el día que hacemos la entrevista.

Ha dicho en alguna ocasión que las revistas femeninas no se interesan por usted. ¿Puede concretar? Cuando me llaman de una revista femenina les digo que hago el reportaje si me dan la portada. Entonces se ríen, pero no como una broma: se me ríen en la cara, como si fuera algo impensable. El asunto es que no me dan el espacio que creo que merezco. Y lo digo por esta serie en concreto, Hierro. He elegido esta serie porque es de las primeras veces que me he encontrado con una mujer que no se apoya en un hombre, que no es el florero de nadie. Lo que tienen que hacer esas revistas es contarles a las niñas que se deben respetar y valorarse por su talento. En las revistas femeninas te dicen que le des valor a lo que te ha dado la vida no a lo que tú te curras. El esfuerzo es necesario para todo.

"Me he deprimido mucho y he caído en bajones siderales, porque tengo una personalidad muy así"

¿Se encuentra en el mejor momento de su vida, profesional y personalmente? No, nunca voy pareja. Ahora estoy mejor en lo profesional. Estoy contenta porque me apoyo en mi trabajo y porque me acuerdo de grandes frases que me han dicho amigas. Es cierto que el trabajo te salva la vida. Yo era muy pesada, iba por la vida muy como Isabelle Huppert, buscando grandes proyectos, y me dijo Isabel Coixet: ‘Maricón, aquí no hay grandes proyectos, es mejor hacer una mala película que no hacer películas’. O la Maura [Carmen], que me dijo: ‘Candela, de las malas películas no se acuerda nadie. Haz, haz, haz’. Yo soy de equipo. Me gusta este trabajo porque me gusta trabajar en equipo, con un equipo me vengo arriba. Estoy rodando con Esteban Crespo [Black Beach] y hemos estado en Ghana en unas condiciones… viendo lo que no creo que vuelva a ver en mi vida. Me apoyo en el equipo y tiro para arriba y no pasa nada. No estoy hecha para hacer monólogos sola en un teatro de Ávila.

"Me parece mal que Pablo Motos insistiera [en 'El Hormiguero'] tanto en lo del carácter. El carácter no se mide: a los tíos no se les pregunta por eso"

¿Qué significa tener tres Goyas [Te doy mis ojos, 2003; Princesas, 2005, y Una pistola en cada mano, 2012]? No significa nada. Los premios no me han servido ni para trabajar más ni para ganar más ni para que te valoren más ni para que te den esas portadas.

¿Tiene los Goyas en un desván, cubiertos de polvo, como han hecho otros actores? Llevo un año y algo viviendo en mi propia casa [con su hijo de siete años; antes vivía con su madre]. Mi madre (las madres, ya sabes) colocó los Goya a la vista y le dije: ‘Mamá, quítalos, yo no los quiero’. Los tiene en su casa. Los premios te recuerdan que no valen para nada.

¿Cuál es el premio que le gusta, entonces? Mi premio es ir por la calle y verme en carteles. Ayer iba en un taxi y le dije al taxista que parase al ver un cartel de la serie Hierro. "¡Soy yo!", le dije. El taxista me mira y me dice: ‘¿Es usted modelo?’. Y me dio un subidón... No quiero ser de las que vivan de las cosas de antaño. Es como cuando estoy en el supermercado y alguien me dice en la cola: "¿Es usted la de Princesas?". Pues no. Soy la que hizo la película, pero yo ya no soy esa. No soporto frases estilo: "No cambies nunca". Claro que quiero cambiar, ser mejor, evolucionar.

¿No cree que su forma de ser impetuosa, de no callarse nada, le ha impedido tener más oportunidades? Eso pertenece a la fantasía de los directores. Ahora que estoy con Esteban Crespo, cuando me conoció me dijo, sorprendido: "Hostias, Candela". No tengo nada que ver con la imagen que la gente tiene en su cabeza.

"Una periodista canaria me dijo: 'Contenta tendrías que estar que con 40 años, tu físico y tus condiciones estés haciendo un protagonista'. Esas mujeres no las quiero"

Pero no puede negar que es un poco Jekyll y Mr. Hyde. El otro día, sin ir más lejos, se desmelenó en El Hormiguero El Hormiguero estaba grabado, era la primera entrevista que hice de la promoción de Hierro. Si la hago hoy habría regañado más a Pablo Motos. Este rollo de mujer fuerte… Allí va Will Smith, y no se lo pregunta. O a un escalador no le pregunta si tiene carácter. Me molesta. Era la primera que hacía y estos programas… Que, ojo, yo soy muy chou, me hace gracia, entro al trapo.

¿Qué le ocurrió entonces en El Hormiguero? No tenía un discurso muy estructurado. Me dejé llevar. Compañeros me han dicho que gracias al programa salimos en muchos sitios. Pero en realidad, ¿qué está saliendo de lo que dije? Me parece mal que Pablo Motos insistiera tanto en lo del carácter [en este vídeo y en este se puede ver]. El carácter no se mide: a los tíos no se les pregunta por eso.

Algunos, en sus redes sociales, le han criticado "por llevar a su hijo a un colegio privado, siendo podemita" … [silencio de unos segundos] O como ayer Pablo Motos, que me diga que si voy de cool [en este vídeo se puede ver, en el minuto 2,57]. ¿Qué pasa, que las de barrio no podemos tener buen gusto? ¿O yo no puedo gastarme lo que quiera? ¿Me lo pagas tú acaso? Hay cosas que no entiendo. Yo nunca he dicho que sea feminista, no digo nada, no voy a manifestaciones…

Candela Peña con el Goya a mejor actriz de reparto que se llevó por 'Una pistola en cada Mano' en 2013. Es el tercero y último que ha ganado.
Candela Peña con el Goya a mejor actriz de reparto que se llevó por 'Una pistola en cada Mano' en 2013. Es el tercero y último que ha ganado. Foto: Getty

Feminista sí que parece que es, porque retuitea artículos feministas y apoya… Pero soy más igualista que feminista. No soporto términos como empoderamiento, no me gustan. No me tengo que empoderar en ningún lado. No me gusta que, ahora, por tener una mujer en el equipo te den una cuota, porque eso va muy mal para nosotros. No soy eso. La primera persona que me entrevistó por Hierro fue una periodista canaria. ¿Sabes lo que me dijo? "Contenta tendrías que estar que con 40 años, tu físico y tus condiciones estés haciendo un protagonista". Esas mujeres no las quiero.

¿Quiere decir que no entiende el feminismo tal y como está planteado? Eso es. No me creo el movimiento #metoo. ¿Esto qué es, una moda que se pasará? Estos son avances históricos. Es que votamos hace nada.

Igual estos movimientos necesitan existir, entre otros motivos, por la existencia de partidos como Vox. Eso, absolutamente [lo remarca varias veces]. Y no solo Vox. Mira internacionalmente hacía dónde vamos. Desde Brasil, Donald Trump, la Le Pen… Hay momentos en los que siempre sale gente reaccionaria para que tú vuelvas otra vez a girar la rueda.

¿Ha sufrido episodios de machismo? Claro que lo he sufrido. Nos tenemos que apoyar entre nosotras, eso es ser absolutamente feminista. Por delante, va mi género. Antes que un tío está mi género. La pandilla es con las tías. Pero hay que educar a las tías. Por eso hago tanto hincapié en las revistas femeninas. Eso no son revistas femeninas. Crean ciertas fantasías, sí, pero hay mucha gente que no tiene aún un nivel de conciencia… Yo escucho mucho en mi familia decir: "Es que lo dicen en la tele". Parece implanteable que en la tele se digan tonterías. Igual que en esas revistas, las dietas de no sé qué... A una niña de un pueblo de Zamora contadle que lo interesante en esta vida es tener dos dedos de frente, ser inteligente, tener buen corazón, ser empático, quererse.

"El desnudo que hago en 'Hierro' no me gusta, no te lo voy a negar. A Díaz [interpretado por Darío Grandinetti] no le he visto en pelotas en la serie"

Debería inculcarse también en los niños, ¿no? Usted tiene un hijo de siete años [de su padre  se separó en 2013]. Absolutamente, en los colegios. Hablo de las niñas porque son revistas femeninas. Pero también en los niños, claro, porque hay un aumento de violencia de género infantil. Yo con mi hijo soy una brasas. No soy la madre que le dice: "Me tienes que ayudar". Esto no es ayudar: en esta casa todo el mundo tiene que hacer. Intento educarle en la igualdad. 

Cuando recogió su tercer Goya por Una pistola en cada mano (2012) pidió trabajo. Ahora ya tengo curro. Pero igual que me quejé entonces, digo que ahora estoy de celebración, pero no solo de curro si no de encontrarme con gente como Domingo Corral [director de ficción original de Movistar+], que me ha apoyado un montón. Domingo me ha respetado como tía y ha valorado como quería enfocar la serie.

¿Incluía en su enfoque su desnudo en la serie? Es anecdótico. El desnudo que hago en Hierro a mí no me gusta, no te lo voy a negar. ¿Para qué? Yo a Díaz [interpretado por Darío Grandinetti] no le he visto en pelotas en la serie, ¿para qué? Como tía me lo peleo, porque había más. La primera semana tuve que rodar un desnudo y un polvo. Luego, el polvo no… Esto va a salir y me van a regañar [risas]. Pero he tenido todo el apoyo de Domingo [Corral, director de ficción original de Movistar+]. Como mujer he visto cierto ninguneo en algún momento en la serie y he dicho: "Hay que reforzarlo por otro lado". Y se me ha respetado.

"Me gusta la gente que viene, que no tiene género. Esos van a follar todos con todos, todos se quieren, se aman como personas"

¿Se ha visto respetada a lo largo de toda su carrera? Tres Goyas están guay. Pero no se respeta a las mujeres con talento, con trayectoria... Aquí lo que se valora es con lo que naces.

¿Nunca ha pensado en tirar la toalla? No, me he deprimido mucho y he caído en bajones siderales [en una época coincidió su separación, la falta de trabajo y la muerte de su padre], porque tengo una personalidad muy así. Sé que de esto voy a poder vivir mientras viva. No me va bien…, pero soy actriz. Es vocacional.

¿Cómo se ve dentro de cinco años? Igual que ahora, aunque espero estar más ajustada en lo personal. Solo pido estar más sana mentalmente, sin desequilibrios. Mira los chavales de ahora. Me gusta la gente que viene, que no tiene género. Esos van a follar todos con todos, todos se quieren, se aman como personas. Me parece absurdo que nosotros estemos con esta lucha de géneros, cuando los chavales de 13 años están en otra.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información