Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Si el protagonista hubiera sido hombre...

¡Qué pena! ¡Qué dolor! ¡Qué rabia! Intento imaginar cómo se ha tenido que sentir esa mujer los últimos días de su vida. Qué vergüenza, qué humillación, qué acoso tan terrible ha tenido que sufrir para, siendo madre de dos criaturitas de nueve meses y de cuatro años de edad, no encontrar otra salida que la muerte. Si el protagonista del vídeo de contenido sexual hubiera sido un hombre, las consecuencias para él hubieran sido las chanzas correspondientes y sin mayor repercusión en su vida.

Todas (y todos) sabemos lo que supone para una mujer. ¡Que no se nos olvide! 

M. Luz Álvarez Aumente

Boadilla del Monte (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >