Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dueño de ASOS tras la muerte de tres de sus cuatro hijos: “Estamos agradecidos de que Astrid esté viva”

Anders Holch Povlsen publica un anuncio para agradecer las condolencias recibidas tras el fallecimiento de sus niños en el atentado de Sri Lanka

Anders Holch Povlsen y su esposa Anne, con su hija Astrid en el funeral por sus tres hijos.
Anders Holch Povlsen y su esposa Anne, con su hija Astrid en el funeral por sus tres hijos. AP

El multimillonario propietario de ASOS, que perdió a tres de sus hijos en los ataques terroristas de Sri Lanka del domingo de Pascua, ha agradecido a los ciudadanos escoceses sus muestras de afecto.

Anders y Anne Holch Povlsen, que son dueños de más de 80.000 hectáreas de tierra en las Highlands (Escocia), publicaron sendos anuncios en dos periódicos regionales para mostrar su "más profundo agradecimiento" a quienes expresaron sus condolencias en un momento de profunda tragedia personal.

Alfred, de cinco años, Agnes, de 12 y Alma, de 15, fueron tres de las, aproximadamente, 253 personas asesinadas en una serie de explosiones en hoteles e iglesias el pasado 21 de abril en Sri Lanka. Solo su hija Astrid, de 10 años, sobrevivió a los ataques. Anders y Anne Holch Povlsen dan gracias de que ella aún esté viva.

El matrimonio Holch Povlsen.
El matrimonio Holch Povlsen. AFP

En los periódicos Press and Journal y Scotsman, escribieron: "Extendemos nuestra más sincera gratitud por las condolencias, la simpatía y los muchos pensamientos cálidos que hemos recibido tras la trágica pérdida de nuestros tres amados y hermosos hijos; Alfred, Agnes y Alma. Las Highlands nos han proporcionado recuerdos muy especiales para nuestra familia. Por esta razón, las muchas palabras de consuelo que hemos recibido nos han fortalecido".

Escocia es el paraíso de la infancia de Anders Holch Povlsen, allí iba de vacaciones con sus padres. Ahora posee ya el 1% de las Highlands. Aunque un informe del Gobierno escocés indica que “la concentración de terreno en manos privadas daña el interés público”, está más comprometido que nunca. Ha resuelto “devolver su gloria natural” a unos espacios en los que, ha dicho, se reconoce y en los que tiene una misión. Esperaba legar a sus hijos ese patrimonio de conservación de la naturaleza. “No lo veremos completado en vida. Será para ellos y para generaciones futuras”, afirmó, semanas antes de perderlos. Anne, su mujer, de 42 años, restaura los edificios antiguos de los terrenos que compran en Escocia, y promociona el turismo sostenible.

El hombre más rico de Dinamarca, con una fortuna de 7.000 millones de euros, según la revista Forbes, era un gran desconocido hasta su tragedia familiar. La familia Holch Povlsen vive en Aarhus, la segunda ciudad del país donde los menores asistían a una escuela pública con un triple lema: compañerismo, profesionalidad y diversidad. Un lugar donde la dirección del centro ha tenido que solicitar la presencia de psicólogos y terapeutas para ayudar a los alumnos a superar el trauma causado por esta pérdida.

El empresario siempre ha evitado mostrar cualquier signo de ostentación y no se ha prodigado en fotografías. Cuando aparece en ellas es muy frecuente que agache la cabeza, como si quisiera pasar desapercibido. Si él es huidizo, con sus hijos era muy protector. En todas las imágenes que colgó en Instagram tras el atentado, tomadas en diversos momentos de las vacaciones, los pequeños aparecen de espaldas.

Conoció a su esposa, Anne, cuando era ejecutiva del departamento de ventas. A pesar del crecimiento de su negocio, consiguieron mantener el anonimato. Es el principal accionista de ASOS, la plataforma de moda británica, y posee el 10% de las acciones de Zalando, su homóloga germana. La fortuna que posee le ha permitido cumplir su gran sueño: convertirse en un terrateniente con conciencia medioambiental en Escocia, el lugar del que se enamoró siendo niño.

.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >