Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tragedia de la familia del hombre más rico de Dinamarca

La familia de Anders Holch Povlsen estaba en el hotel Shangri-La, en Colombo. El empresario es también el segundo mayor terrateniente del Reino Unido y el segundo accionista de Zalando

Anders Holch Povlsen
Anders Holch Povlsen y su esposa, Anne. AFP

Anders Holch Povlsen, el multimillonario danés principal accionista del portal de moda ASOS, que ha perdido a tres de sus hijos en el atentado perpetrado en Sri Lanka, es el hombre más rico de su país y proviene de una familia de empresarios de la moda. “Los tres ositos”, así rezaba el pasado viernes la foto de tres de sus niños, Astrid, Agnes y Alfred, tomada por Alma, la cuarta hija, en el hotel Shangri-La de Colombo. Horas después, tras el atentado que ha causado 290 muertos, la misma cuenta se llenaba de mensajes de pésame. La familia estaba de vacaciones y ha pedido que les dejen llorar en privado. De 47 años, Anders es también el segundo mayor terrateniente del Reino Unido y el segundo accionista de Zalando, la tienda digital alemana de venta de ropa. A pesar de su fortuna, había pasado casi inadvertido hasta ahora porque lleva una vida discreta y sus hijos acudían a escuelas públicas.

“Puedo confirmar que han muerto tres niños. No tenemos nada más que añadir y pedimos respeto para la familia en estos momentos”, ha dicho Jesper Stubkier, jefe de comunicación de Bestseller. Por este motivo no se ha desvelado ni sus edades ni qué niño ha sobrevivido.

Bestseller es la cadena fundada en 1975 por Troels y Merete, los padres de Anders, en la pequeña ciudad de Brande, en la península de Jutlandia, al oeste de Dinamarca. Ellos empezaron en una tienda local y su hijo aprendió el oficio desde abajo y compartió el esfuerzo familiar por salir adelante. Licenciado en Administración de Empresas en su país, y también en las universidades de Anglia Ruskin, Cambridge y Berlín, en un programa conjunto europeo que permite pasar varios semestres en cada una de ellas, Anders heredó Bestseller con 28 años. Luego se convirtió en el dueño, mientras su padre le inculcaba otra pasión: la compra de terrenos para cuidar y edificios para restaurar. Su progenitor los posee en su país y en Londres. Él prefiere los Highland, de Escocia, donde pasaba las vacaciones familiares. Tiene un hermano, Niels, especializado en fusiones e inversión de capitales, y en 2013 se hizo con un 10% de Zalando. Para entonces contaba ya con el 27% de ASOS, y la revista Forbes calcula que posee una fortuna de unos 7.000 millones de euros.

Dueño ASOS
El magnate Anders Holch Povlsen. AFP

Junto a la hoja profesional de servicios del empresario danés, en las pocas entrevistas que ha concedido subraya su dedicación al 1% de la tierra escocesa que posee, según Forbes. Tenía previsto emprender una labor de conservación forestal y de fauna a gran escala, y ha plantado millones de árboles y reducido el número de ciervos, que habían proliferado al no tener enemigos naturales. En unas declaraciones al rotativo británico The Times, admitió que la recuperación del entorno que planeaba era un proyecto que no podría ver cumplido en el curso de su vida. “Espero que sí lo puedan disfrutar mis hijos y otras generaciones de visitantes enamorados, como nosotros, de la zona”. Para gestionar su labor conservacionista, fundó el 2007 con su esposa, Anne, de 40 años, Wildland Limited, una compañía que tiene como lema en su página de web una frase del pintor impresionista francés Claude Monet: “Estudia la naturaleza, ama la naturaleza, permanece junto a la naturaleza. Nunca te fallará”.

A pesar de su prominente posición como hacendado foráneo, la promesa de proteger su parte de los Highland le ha valido el apoyo de la prensa británica, que lo apoda El gran danés. Lo presentan como algo más que un millonario dispuesto a comprarse caprichos solo para invertir. Entre los cazadores locales, sin embargo, no tiene buena fama, porque les deja menos ejemplares para las batidas de temporada de aficionados con licencia. Su esposa se dedica a restaurar y decorar los interiores de los edificios ubicados en sus propiedades. Algunos han sido transformados en pequeños hoteles de Wildland, centrados en el turismo respetuoso con el entorno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >