Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un joven toca el contrabajo en la región boliviana de Chiquitanía.
Un joven toca el contrabajo en la región boliviana de Chiquitanía.

Violines y pianos en la región boliviana de la Chiquitanía

18 fotos

En los siglos XVII y XVIII, en cada misión jesuíta se fundó una escuela de música que servía para convertir a la población indígena al catolicismo. Queda la herencia

Urubichá (Bolivia)
  • Por Chiquitanía se conocen las tierras bajas tropicales de la cuenca amazónica boliviana. La zona acoge una extraordinaria cultura musical: la barroca. La música clásica llegó a las regiones orientales de Bolivia en los siglos XVII y XVIII de mano de los jesuitas. En cada misión se fundó una escuela de música, ya que esta se utilizaba para convertir a la población indígena al catolicismo. Cuando los jesuitas fueron expulsados en 1767, diversas comunidades conservaron las partituras y las custodiaron para las generaciones futuras. La escuela Paz y Bien de San Ignacio de Velasco está dirigida por una parroquia franciscana. El padre Adalberto Mazur, oriundo de Polonia, explica que las clases de música ayudan a que los niños aprendan no solo a tocar un instrumento, sino también capacidades sociales, como a ser disciplinados y fijarse metas en la vida
    1Por Chiquitanía se conocen las tierras bajas tropicales de la cuenca amazónica boliviana. La zona acoge una extraordinaria cultura musical: la barroca. La música clásica llegó a las regiones orientales de Bolivia en los siglos XVII y XVIII de mano de los jesuitas. En cada misión se fundó una escuela de música, ya que esta se utilizaba para convertir a la población indígena al catolicismo. Cuando los jesuitas fueron expulsados en 1767, diversas comunidades conservaron las partituras y las custodiaron para las generaciones futuras. La escuela Paz y Bien de San Ignacio de Velasco está dirigida por una parroquia franciscana. El padre Adalberto Mazur, oriundo de Polonia, explica que las clases de música ayudan a que los niños aprendan no solo a tocar un instrumento, sino también capacidades sociales, como a ser disciplinados y fijarse metas en la vida
  • En 1970, el arquitecto suizo Hans Roth, que dedicó su vida a restaurar las iglesias de las misiones jesuíticas, descubrió en Santa Ana más de 5.000 partituras originales. Con ello se inició el renacimiento del barroco boliviano. El patrimonio dormido despertó. En 1996, varias misiones jesuíticas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la imagen, Román Arirepia practica el chelo en el conservatorio de Urubichá. Su sueño es convertirse en miembro de una orquesta que haga giras internacionales.
    2En 1970, el arquitecto suizo Hans Roth, que dedicó su vida a restaurar las iglesias de las misiones jesuíticas, descubrió en Santa Ana más de 5.000 partituras originales. Con ello se inició el renacimiento del barroco boliviano. El patrimonio dormido despertó. En 1996, varias misiones jesuíticas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la imagen, Román Arirepia practica el chelo en el conservatorio de Urubichá. Su sueño es convertirse en miembro de una orquesta que haga giras internacionales.
  • Desde 1996, la Asociación Pro Arte y Cultura organiza dos festivales anuales de música barroca que han dado un enorme impulso a la educación musical en la zona. Actualmente están surgiendo nuevas interpretaciones que funden los ritmos indígenas con los clásicos. Con sus 5.000 habitantes, la ciudad de Urubichá es sede de uno de los conservatorios mayores y más famosos del país. A Urubichá solamente se puede llegar por carreteras sin asfaltar. Este polvoriento pueblo amazónico tiene uno de los conservatorios más grandes y famosos de Bolivia. La iglesia cede las infraestructruras, el Gobierno paga los sueldos de los profesores, y el Ayuntamiento hace donaciones.
    3Desde 1996, la Asociación Pro Arte y Cultura organiza dos festivales anuales de música barroca que han dado un enorme impulso a la educación musical en la zona. Actualmente están surgiendo nuevas interpretaciones que funden los ritmos indígenas con los clásicos. Con sus 5.000 habitantes, la ciudad de Urubichá es sede de uno de los conservatorios mayores y más famosos del país. A Urubichá solamente se puede llegar por carreteras sin asfaltar. Este polvoriento pueblo amazónico tiene uno de los conservatorios más grandes y famosos de Bolivia. La iglesia cede las infraestructruras, el Gobierno paga los sueldos de los profesores, y el Ayuntamiento hace donaciones.
  • En la imagen, Olga Papu Claure, de nueve años, vive en Urubichá y es una pianista de extraordinario talento. En un concierto en Santa Cruz conoció a un profesor de música estadounidense, que, impresionado por sus dotes, mandó un piano desde Estados Unidos a Bolivia. Por desgracia, los insectos lo devoraron.
    4En la imagen, Olga Papu Claure, de nueve años, vive en Urubichá y es una pianista de extraordinario talento. En un concierto en Santa Cruz conoció a un profesor de música estadounidense, que, impresionado por sus dotes, mandó un piano desde Estados Unidos a Bolivia. Por desgracia, los insectos lo devoraron.
  • En la escuela hay matriculados 689 niños. Muchos sueñan con convertirse en músicos. El presidente Evo Morales ha promovido el reconocimiento de las artes, la música y las tradiciones. Hoy en día, en las zonas rurales se valora la educación musical.
    5En la escuela hay matriculados 689 niños. Muchos sueñan con convertirse en músicos. El presidente Evo Morales ha promovido el reconocimiento de las artes, la música y las tradiciones. Hoy en día, en las zonas rurales se valora la educación musical.
  • El conservatorio de Urubichá goza de gran prestigio y es conocido internacionalmente. Muchos de sus alumnos se convertirán en músicos profesionales o en profesores de otras escuelas de música en la Chiquitanía. Una imagen corriente: un grupo de jóvenes camina con sus violines asomando de la mochila (Urubichá).
    6El conservatorio de Urubichá goza de gran prestigio y es conocido internacionalmente. Muchos de sus alumnos se convertirán en músicos profesionales o en profesores de otras escuelas de música en la Chiquitanía. Una imagen corriente: un grupo de jóvenes camina con sus violines asomando de la mochila (Urubichá).
  • En las últimas décadas, la educación musical ha adquirido valor como un aspecto importante de la vida cotidiana, proporcionando a los niños de estas zonas rurales importantes oportunidades para su futuro.
    7En las últimas décadas, la educación musical ha adquirido valor como un aspecto importante de la vida cotidiana, proporcionando a los niños de estas zonas rurales importantes oportunidades para su futuro.
  • La mayoría de los libros de partituras son donaciones del extranjero, a menudo organizadas por monjas de otros países que habían vivido en Urubichá y se marcharon hace algunos años. Los profesores cuentan que es difícil conseguir más libros.
    8La mayoría de los libros de partituras son donaciones del extranjero, a menudo organizadas por monjas de otros países que habían vivido en Urubichá y se marcharon hace algunos años. Los profesores cuentan que es difícil conseguir más libros.
  • La escuela de Urubichá no solo enseña música barroca, sino también otros estilos clásicos. Para practicar se utilizan copias, entre otras las de las partituras barrocas originales.
    9La escuela de Urubichá no solo enseña música barroca, sino también otros estilos clásicos. Para practicar se utilizan copias, entre otras las de las partituras barrocas originales.
  • La investigadora Ana Luisa Arce, presidenta de la Asociación Pro Arte y Cultura, trabaja en su despacho transcribiendo y adaptando partituras para que puedan ser interpretadas por los músicos de nuestra época.
    10La investigadora Ana Luisa Arce, presidenta de la Asociación Pro Arte y Cultura, trabaja en su despacho transcribiendo y adaptando partituras para que puedan ser interpretadas por los músicos de nuestra época.
  • Las partituras originales se conservan en el archivo de Concepción. Solo hay una expuesta al público. Incluso a los investigadores se les permite únicamente utilizar copias digitales.
    11Las partituras originales se conservan en el archivo de Concepción. Solo hay una expuesta al público. Incluso a los investigadores se les permite únicamente utilizar copias digitales.
  • Todos los pueblos tienen también varios coros y orquestas que tocan en las fiestas de la zona y acuden a las poblaciones vecinas, como esta formación local que actúa en la iglesia de Concepción.
    12Todos los pueblos tienen también varios coros y orquestas que tocan en las fiestas de la zona y acuden a las poblaciones vecinas, como esta formación local que actúa en la iglesia de Concepción.
  • Los instrumentos musicales son obra de artesanos del lugar que ajustan sus diseños a los modelos europeos pero emplean maderas tropicales, como el cedro, que aguantan la humedad y el calor.
    13Los instrumentos musicales son obra de artesanos del lugar que ajustan sus diseños a los modelos europeos pero emplean maderas tropicales, como el cedro, que aguantan la humedad y el calor.
  • La escuela de música de Urubichá se fundó con el fin de proporcionar experiencias positivas que contribuyesen al desarrollo psicosocial de los jóvenes de las zonas vulnerables, y se puso en marcha después de que varios músicos del pueblo participasen con éxito en el primer Festival Internacional de Música Barroca de Bolivia.
    14La escuela de música de Urubichá se fundó con el fin de proporcionar experiencias positivas que contribuyesen al desarrollo psicosocial de los jóvenes de las zonas vulnerables, y se puso en marcha después de que varios músicos del pueblo participasen con éxito en el primer Festival Internacional de Música Barroca de Bolivia.
  • Muchos niños reconocen que prefieren hacer los deberes de la escuela de música que los del colegio. Una clase de música en San Ignacio de Velasco. Se les puede matricular a partir de los cuatro años.
    15Muchos niños reconocen que prefieren hacer los deberes de la escuela de música que los del colegio. Una clase de música en San Ignacio de Velasco. Se les puede matricular a partir de los cuatro años.
  • Santa Ana, la más pequeña de las misiones, también tiene su propia escuela de música. Por la noche se oyen los violines que suenan en las calles o en las casas cuando los niños practican sus deberes.
    16Santa Ana, la más pequeña de las misiones, también tiene su propia escuela de música. Por la noche se oyen los violines que suenan en las calles o en las casas cuando los niños practican sus deberes.
  • Samuel Cruz Tancara construye violines en Concepción. Este artesano natural de La Paz abrió su negocio hace seis años. Aprendió observando y probando. "Los primeros violines sonaban fatal", recuerda. Con el tiempo consiguió reunir varios dibujos técnicos y aprendió las medidas exactas.
    17Samuel Cruz Tancara construye violines en Concepción. Este artesano natural de La Paz abrió su negocio hace seis años. Aprendió observando y probando. "Los primeros violines sonaban fatal", recuerda. Con el tiempo consiguió reunir varios dibujos técnicos y aprendió las medidas exactas.
  • Cruz dice que cada vez es más difícil competir con los violines importados de China. "La gente no valora el material de calidad hecho a mano. Prefieren comprar instrumentos baratos de la ciudad".
    18Cruz dice que cada vez es más difícil competir con los violines importados de China. "La gente no valora el material de calidad hecho a mano. Prefieren comprar instrumentos baratos de la ciudad".