Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juega, juega, juega

Afortunadamente, desaparecieron hace tiempo aquellas campañas de publicidad en televisión que señalaban las bondades del tabaco. Este sigue haciendo de las suyas, pero quizás menos sin la complicidad de la televisión. Ahora es tiempo en televisión de anuncios sobre los beneficios y ventajas del juego en todas sus vertientes. Y me pregunto dónde está el defensor del telespectador, si es que existe, porque de lo que no cabe duda es que esta nueva moda está llevando a la desgracia a muchas familias. ¿Hasta cuándo se permitirá esta campaña nociva?

José Ángel Angulo Errazquin

Las Rozas (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >