Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

La mejor barra de sonido para cada televisor

Analizamos seis modelos adaptados a distintos bolsillos para complementar el audio del televisor

barras sonido
Hemos elegido la barra de sonido Denon DHT-S316 como la mejor para la mayoría de televisores.

Nuestra experta ha elegido la Denon DHT-S316 como la mejor barra de sonido por sus dimensiones, que permiten colocarla cómodamente debajo del televisor, su experiencia sonora y su conectividad por Bluetooth con otros dispositivos.

Los televisores tienden a lucir perfiles cada vez más delgados. Y aunque eso favorece su diseño y colocación en el hogar, afecta directamente a la calidad del sonido que entregan: En su interior no hay espacio para unos altavoces del tamaño suficiente para garantizar un audio de calidad. Por eso, es recomendable contar con un sistema adicional.

Una de las mejores opciones existentes actualmente en el mercado para mejorar el sonido de la pantalla del salón son las barras de sonido. Con una instalación más sencilla que la de los sistemas de cine en casa —basta con conectarlas y situarlas bajo el televisor—, son capaces de proyectar un audio envolvente e, incluso, pueden emplearse para reproducir música desde dispositivos como el teléfono móvil.

¿Qué modelos hemos elegido?

¿Qué debe tener una barra de sonido para garantizar un buen rendimiento durante la reproducción de, por ejemplo, series y películas? ¿Y como sistema musical? ¿Se adaptan a todos los presupuestos? Para responder a estas preguntas hemos puesto a prueba seis modelos de una amplia gama de precios, que oscilan entre los 87 euros de la propuesta más económica a los 469 euros del modelo más caro.

En concreto, se trata de los siguientes productos, por orden alfabético: Bose SoundBar 500 (promediado con 8,5), Denon DHT-S316 (9,25), Panasonic SC-HTB200EGK (7,5), Polk Audio Command Bar (8,5), Samsung HW-N400 (7,75) y Sony HT-S350 (8,25). A la hora de valorar cada una de estas barras de sonido, hemos tenido en cuenta los siguientes criterios:

  • Diseño: Este elemento tiene un peso cada vez más importante en las decisiones de compra. En el caso de las barras de sonido, hay que tener en cuenta el espacio disponible para que quede bien integrada con el televisor.
  • Potencia sonora: Es el aspecto fundamental y hay que ajustarlo a las dimensiones de la estancia donde vaya a situarse. No sólo se trata del volumen; también es necesario que el sonido sea limpio y que la subida del volumen no afecte la calidad.
  • Instalación: No suele plantear muchos problemas, porque los fabricantes tienden a simplificar esta tarea para no llenar la habitación de cables. Incluso, algunas marcas permiten emparejar sus televisores y barras de sonido por Bluetooth.
  • Conectividad: Si disponen de distintas conexiones de cable para facilitar su instalación; si esta conexión es inalámbrica; o si la barra de sonido se puede comunicar con otros dispositivos del hogar.

Así los hemos probado

Para comprobar qué tal se comporta cada uno de estos modelos junto con nuestro televisor (un Panasonic TX-58GX710), los hemos probado durante una semana. Durante este tiempo, además de la programación televisiva diaria, hemos escuchado a través de ellas el sonido procedente de contenidos relacionados con el deporte (fútbol y baloncesto), conciertos y películas de acción. También para música e, incluso, los efectos de algún videojuego de forma ocasional.

La barra de sonido ganadora es la Denon DHT-S316. Su longitud y grosor permiten situarla cómodamente debajo del televisor, ofrece una positiva experiencia sonora y, además, sus posibilidades se multiplican al poder conectarla con otros dispositivos a través de Bluetooth.

1. Denon DHT-S316: el ganador

La mejor barra de sonido para cada televisor

Esta propuesta la forman una barra de sonido y un subwoofer inalámbrico que, gracias a su sobrio y discreto diseño, encajan en toda clase de espacios. Lo primero que llama la atención de la barra es lo delgada que es: Sus 55 mm de grosor garantizan que el sensor de infrarrojos del televisor no quede tapado. En su parte superior se sitúan los botones para encenderla o apagarla, subir y bajar el volumen o acceder a su menú. Además, al incluir su propio mando a distancia, también se controla cómodamente desde el sofá.

Ficha técnica

Modos de sonido: Diálogo, música, película y escucha nocturna.

Conexiones: HDMI (ARC/CEC), entrada digital óptica, mini-jack de 3,5 mm

Bluetooth: Sí. A2DP/APT-X

Decodificación de formatos: Dolby Digital y DTS

Dimensiones y peso de la barra: 900 x 55 x 82 mm y 1,8 kg

Dimensiones y peso del subwoofer: 170 x 312 x 340 mm y 5,2 kg

Otros: Mando a distancia, desconexión automática, orificios de montaje en pared

Hay una tercera opción para su manejo: Emplear el mando del televisor. Y es que, como la barra de sonido se suministra con un cable HDMI con soporte para el canal de retorno del audio (ARC), podremos utilizar la Denon DHT-S316 con el mando de la pantalla, siempre que nuestro modelo de televisor sea compatible con esta interfaz. Sus conexiones se completan con una entrada analógica mini-jack de 3,5 mm y otra digital óptica.

Denon no defrauda en cuanto a la calidad del sonido. ¡Nos ha encantado! Es limpio y muy nítido, gracias a dos altavoces de medios y dos tweeters que se complementan con bajos profundos procedentes de su subwoofer inalámbrico. Además, decodifica DTS y Dolby Digital, a la vez que su modo Virtual Surround simula un sonido envolvente que sobresale durante las películas de acción. Mención especial para su optimizador de diálogos, que se activa pulsando un botón del mando a distancia para no volvernos locos ajustando el volumen general. Con un modo específico de escucha nocturna y otro para música y películas, al integrar tecnología Bluetooth A2DP/APT-X, la podemos emparejar con el teléfono móvil, el portátil o la tableta para reproducir las canciones almacenadas en ellos, así como radio por Internet o servicios de música online. Incluye una montura por si queremos fijar la barra en la pared. Los orificios de montaje vienen ya hechos.

Lo mejor: Instalación sencillísima —incluye cable HDMI—, experiencia sonora y optimizador de diálogos.

Lo peor: Hemos echado en falta alguna aplicación propia de la marca para gestionar el sonido desde dispositivos móviles. No es compatible con Wi-Fi.

Veredicto: Su precio nos parece uno de sus puntos fuertes si se tienen en cuenta sus prestaciones. Además, destaca por su fácil uso e instalación, así como la calidad del sonido que entrega.

Compra por 242€ en Amazon

2. Bose SoundBar 500: el aspirante

La mejor barra de sonido para cada televisor

Su diseño impecable no pasa desapercibido: superficie de cristal templado, rejilla de aluminio y acabado en mate. Además, al lucir un perfil ultradelgado de sólo 44 mm de altura, encaja a la perfección debajo del televisor. Para completar su instalación y configuración, tras conectarla a la red doméstica, hay que descargar la aplicación Bose Music —disponible tanto para Android como iOS—, que guía al usuario paso a paso. Es probable que algunos prefieran el clásico manual de instrucciones, pero con un poco de paciencia es posible hacerse pronto con ella. La app es personalizable y permite realizar algunos ajustes relacionados con la calibración del sonido, desplazarse a través de la música almacenada en el teléfono o configurar listas de reproducción, entre otros ejemplos.

Además de ser compatible con Bluetooth, integra Wi-Fi, lo que abre todavía más el abanico de opciones al reproducir las canciones desde algunas de las plataformas streaming más conocidas, como Spotify o Amazon Music. En lo que se refiere a su control, no sólo se gestiona desde la app antes mencionada, sino que podemos usar también su mando a distancia o la voz, ya que incorpora Amazon Alexa para interactuar a través de determinados comandos mediante sus micrófonos con cancelación de ruido.

Si cuando la usamos para escuchar música la experiencia es muy buena, con las películas esa sensación se acrecienta mucho más. Destacan los matices del sonido, la nitidez de los diálogos, la potencia y la ausencia de distorsión. Decodifica Dolby Digital, aunque hemos echado en falta DTS y, en ciertos momentos, bajos más potentes. Sus conexiones incluyen una toma Ethernet, USB, una entrada digital óptica y una salida HDMI con soporte para canal de retorno de audio.

Compra por 469€ en PcComponentes

3. Polk Audio Command Bar

La mejor barra de sonido para cada televisor

Esta barra de sonido viene acompañada de un subwoofer inalámbrico de 6,5 pulgadas y pertenece al grupo de dispositivos inteligentes que tan de moda se han puesto en los últimos tiempos, pues es compatible con el asistente virtual Amazon Alexa. Esto abre un abanico de posibilidades bastante interesante, ya que es posible controlar los ajustes de volumen o el tipo de entrada mediante la voz. La configuración de esta función obliga a descargarse la aplicación Polk Connect para Android e iOS —previamente hay que conectar la Command Bar al televisor, para luego añadirla a la red Wi-Fi de casa—. Para que la barra reconozca la voz del usuario integra micrófonos de larga distancia, que también ayudan a controlar los modos de sonido disponibles (Películas, Noche, Deportes y Música).

Este asistente puede emplearse, asimismo, para controlar otros dispositivos inteligentes de la vivienda. ¿Cómo sabemos si está activado? Es muy fácil, porque justo en medio hay un anillo que emite una luz azul para informar de que te está escuchando. Además, el mando a distancia incluye en la parte superior un botón específico para ello.

Su instalación es más sencilla de lo que a priori podamos pensar, y viene con cables HDMI y óptico. Compatible con los formatos Dolby y DTS Sound, existe la opción de personalizar el nivel de los diálogos al ajustar el canal de la voz para ganar en nitidez y claridad. Mientras, el apartado de conectividad se ha resuelto muy bien, y lo más destacable es que ofrece entradas duales HDMI 2.0b para que este sonido complemente el contenido 4K HDR de nuestro televisor, además de una conexión HDMI ARC. También podemos reproducir música a través de Bluetooth.

Compra por 381,15€ en Amazon

4. Sony HT-S350

La mejor barra de sonido para cada televisor

Combina una barra de sonido y un subwoofer inalámbrico —a nivel de diseño, lo más destacable es que ambos integran una acabado de metal perforado— para proyectar una potencia de salida total de 320 vatios. En líneas generales, este sistema 2.1 complementa bastante bien al televisor y, para acrecentar la experiencia sonora, cuenta con la tecnología S-Force PRO Front Surround. Los formatos de audio que admite son Dolby Digital, Dolby Dual mono y LPCM de 2 canales. Por su parte, los modos de sonido que sugiere se adaptan a diferentes tipos de contenido, lo que siempre se agradece; a las opciones de automático y estándar, hay que sumar cine, música, juegos, deportes y noticias.

La conexión de la barra al televisor es muy sencilla. Lo podemos hacer a través de HDMI —al igual que otros modelos de su categoría, ofrece soporte para ARC— o la clásica entrada óptica. Incluso, existe la alternativa de conectarla a través de Bluetooth (versión 5.0), siempre y cuando nuestra pantalla sea también de Sony y resulte compatible. Esta tecnología de conexión inalámbrica sirve también para reproducir las canciones almacenadas en el teléfono móvil. Su puerto USB de clase A está reservado a las futuras actualizaciones que vaya sacando la marca.

Compra por 260€ en Amazon

5. Samsung HW-N400

La mejor barra de sonido para cada televisor

Se trata de un sistema de sonido estéreo 2.0 con un diseño clásico. En el interior se alojan dos tweeters de rango amplio y dos woofers para la reproducción de los graves —la barra no viene con subwoofer independiente— que expanden el sonido de manera uniforme. Para lograr este efecto, el fabricante ha optado por una tecnología llamada Surround Sound Expansion. También es compatible con los formatos Dolby Digital y DTS Digital Surround, y podemos elegir entre dos modos de sonido en función del tipo de contenido que se selecciona. En términos generales, la experiencia ofrecida por la barra es buena, dado el rango de precio en el que se sitúa. Con unas dimensiones de 640 x 100,3 x 71 mm y un peso de 3 kg, se puede colgar para que luzca como elemento decorativo. El fabricante ha incluido en la caja el cable óptico para conectarla directamente al televisor.

Sin embargo, como incluye conectividad Bluetooth 2.1, en el caso de tener un televisor de la marca podríamos emparejarlos sin cables; sólo hay que comprobar si nuestro modelo admite este tipo de conexión inalámbrica. También es posible utilizar la barra para hacer streaming de música y reproducir las canciones de nuestros dispositivos móviles. Otra de las ventajas de combinar la HW-N400 con una pantalla Samsung —insistimos, siempre que sea compatible— es que podríamos controlar ambas con un único mando a distancia. Y si tenéis un dispositivo Android, se puede controlar con la aplicación Samsung Audio Remote.

Compra por 169,19€ en Amazon

6. Panasonic SC-HTB200EGK: el más económico

La mejor barra de sonido para cada televisor

¿Tienes en la sala de estar o en el dormitorio un televisor en torno a las 40 pulgadas y quieres mejorar el sonido que escuchas? Esta barra de sonido de Panasonic es una propuesta bastante interesante para ello. De reducidas dimensiones (450 x 135 x 5,1 mm) y peso ligero (1,6 kg), proyecta un audio limpio que alcanza una potencia sonora de 80 vatios. En su interior se han alojado un par de unidades de altavoces de rango completo, más otro para el refuerzo de graves que decodifica Dolby Digital y Surround DTS Digital, dos de los formatos más populares entre el público, que acrecientan la sensación de sonido envolvente.

Por defecto viene activado un modo de sonido estándar, pero lo podemos cambiar por el de música o cine. ¿Y las conexiones? Incorpora una entrada óptica digital, otra USB para actualizar el software del fabricante y una tercera HDMI-ARC. Otra ventaja: La barra se enciende y apaga a la vez que el televisor, aunque también dispone de una función de auto-apagado. Mientras, su conectividad Bluetooth 2.1 + EDR permite emparejarla con tabletas y smartphones Android e iOS para reproducir la música almacenada en estos dispositivos móviles y controlar la barra de sonido desde la distancia. Su capacidad de multisincronización da la oportunidad de usarla con hasta ocho dispositivos a la vez.

Compra por 87,21€ en Amazon

¿Por qué debes confiar en mí?

Llevo en el periodismo tecnológico casi dos décadas. En todo este tiempo, he tenido el privilegio de comprobar cómo avanza la tecnología para hacer que el día a día sea más fácil y contarlo en diferentes medios. Aunque ya he perdido la cuenta de cuántos productos han pasado por mis manos, confieso que las ganas y las sensaciones siguen siendo las mismas. Portátiles, tabletas, teléfonos, cámaras de fotos, pulseras de actividad, relojes inteligentes… No me pongo límites a la hora de elegir un dispositivo y exprimir al máximo sus posibilidades, como buena consumidora de tecnología.

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a 2 de mayo de 2019.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información