Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El valor de la labor docente

Ha empezado a trabajar esta semana. Nunca he estado tan nervioso por algo que no me golpea directamente. Pero entenderán ustedes mis nervios cuando explique a qué se dedica: es maestra. Acaba de empezar a ejercer la profesión más importante de nuestra sociedad, tan necesitada de educación. Tendrá cada día que educar y transmitir valores a niños que están empezando a vivir y de ella dependerá, en gran parte, cómo serán estos niños en el futuro. Estoy seguro de que todo le irá bien porque se ha preparado para ello. Pero hoy más que nunca pido que se respete la labor docente, dejen hacer a los profesionales que llevan la cultura a todos los rincones de España. La educación es el arma más importante que tiene un país, dejemos que los maestros armen de ideas a nuestros niños.

Álvaro Collado González. Santa Ana (Jaén)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >