Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni bromas ni cosas de niños

Según la organización Save the Children, uno de cada tres estudiantes admite haber agredido a otro estudiante, y un 30% señala que han recibido golpes físicos por parte de otros compañeros. Sin hablar del ciberacoso: se estima que un 6,9% de los niños han sido acosados a través de las redes sociales. ¿Es este el mundo en el que queremos que nuestros hijos se críen? Decimos “son cosas de niños, nada serio”, pero para la persona que sufre el acoso sí es algo serio y puede terminar definiendo su autoconfianza y su personalidad. “No sé, estaba bromeando” es lo que la mayoría de los niños han respondido cuando se les ha preguntado el porqué de su conducta. Pero una broma no se repite día tras día cuando ves los efectos que han producido tus actos, si los repites deja de ser una broma. Muchos niños que están en plena formación eligen día tras día seguir haciendo esa “broma” mientras los adultos les justificamos las “gracias” con un “son cosas de niños”.

Carlo Mainar Manfreda, Valencia.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >