Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roberto Cavalli cierra todas sus tiendas en Estados Unidos

La casa de moda italiana finiquita todas sus operaciones en el país para librarse de una inminente bancarrota

El diseñador Roberto Cavalli en Milán en 2014.
El diseñador Roberto Cavalli en Milán en 2014. GTRESONLINE

La casa italiana Roberto Cavalli vive un momento de desconcierto global. Si la pasada semana anunciaba la salida de Paul Surridge, su director creativo desde 2017, ahora la situación se complica mucho más. La firma ha cerrado este fin de semana todas sus tiendas en Estados Unidos y se prepara para cerrar todos sus negocios en dicho país.

Según informa el medio especializado Business of Fashion, el viernes los empleados de las tiendas físicas de la marca en todo el país fueron obligados a abandonar sus puestos de trabajo. Un puñado de guardias de seguridad les hicieron salir de las mismas, tal y como han contado varios dependientes a dicho medio. Según su página web, que por el momento no da información de dicho cierre, Cavalli posee cuatro tiendas en California (entre ellas en la lujosa Rodeo Drive, en Beverly Hills), dos en Nueva York, una en Miami, otra en Las Vegas y otra en Dallas, Texas. En total, la marca contaría con 93 empleados en Estados Unidos. Además, el presidente ejecutivo de la firma en EE UU, Salvatore Tramuto, también ha dimitido. 

El diario The New York Times también explica que el motivo de este cierre, tanto de tiendas como de operaciones, llega después de que la marca anunciara sus intentos por buscar una línea de crédito con la que lograr un acuerdo con sus acreedores y no tener así que anunciar su bancarrota. El viernes, explican, explicaron por correo electrónico que trataban de llegar a un acuerdo con los tribunales italianos para intentar seguir adelante con el negocio mientras buscaban nuevos inversores para salvarla.

Desfile de Roberto Cavalli en Milán el pasado febrero ampliar foto
Desfile de Roberto Cavalli en Milán el pasado febrero CORDON PRESS

Ese mismo viernes, un portavoz de la firma con sede en Florencia explicó que estaban tratando de llegar a acuerdos "entre los inversores y las partes que pueden inyectar capital a Cavalli para darle los recursos necesarios para superar sus actuales dificultades financieras".

Por ahora, el 90% de Cavalli pertenecía a una compañía llamada Clessidra, que entró en la marca en 2015. La liquidación de la firma en Estados Unidos, según estos medios, tendrá lugar esta semana.

La firma intentó renovarse en 2015, tanto de forma financiera como creativa. En este aspecto lo hicieron en marzo de ese año, con la incorporación de Peter Dundas al frente de la dirección creativa. Salido de Pucci, el noruego vino a traer color y frescura a una marca que se había quedado algo desfasada. Sin embargo, Dundas duró menos de un año y medio: en octubre de 2016 fue despedido, tanto él como 200 trabajadores de la firma. Además, la imagen del creador de la firma, el propio Roberto Cavalli, de 78 años, no vive su mejor momento, copando titulares más por sus salidas de tono que por los diseños de su casa homónima.

Los empleados de la casa harán una huelga en las oficinas centrales de Florencia este lunes. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >