Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Etiquetas

Frente a un mundo complejo, las etiquetas nos lo simplifican, pero también nos lo reducen. Hoy en día, nos enfrentamos a un muro interno: las consignas que los líderes políticos, y algunos medios de comunicación, lanzan dentro de sus estrategias: ¡las derechas!, ¡las izquierdas! Estas consignas dificultan el diálogo y llevan al enfrentamiento visceral. Las encuestas auguran un Parlamento fragmentado en el que será necesario el diálogo, la escucha y el respeto. Sería bienvenido que todo esto apareciera ya en el debate electoral. Una sociedad moderna requiere que las empresas generen riqueza para atender las demandas sociales que eviten la marginación y la desigualdad. No son bloques enfrentados, sino que deben trabajar conjuntamente. No se debe trabajar para derrotar al otro, sino para crear leyes que amplíen derechos y limiten desigualdades.

Joaquín Gismero Bris. Torrejón de Ardoz (Madrid)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >