Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN i

Deporte 5 - Pobreza 0

Desarrollo, educación, paz, economía y comunicación son áreas en las que el ejercicio físico puede tener un importante papel, especialmente en los países con menos recursos

Deporte 5 - Pobreza 0
Unsplash

El hombre y la mujer son seres naturalmente violentos. Al menos es lo que deduzco tras leer al novelista Philip Roth, fallecido apenas hace unos meses. Curiosamente, muchos de sus libros hablan de deporte. Intuyo que para Roth es perfecto para descargar esa violencia. Parece más improbable que el ser humano mate, agreda o se exceda en un marco deportivo a que lo haga en otros contextos. El deporte puede constituir un instrumento muy útil no solo contra la violencia (y por la paz), sino también a favor del desarrollo. Un Grupo de Trabajo Interinstitucional de Naciones Unidas ha escrito un informe en el que ofrece una serie de puntos que explican los motivos. Aquí van cinco de ellos.

1. El deporte y el desarrollo humano sostenible. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la mortalidad, morbilidad y discapacidad derivadas de las enfermedades no transmisibles y evitables (tales como las cardiovasculares, las respiratorias crónicas, el cáncer y la diabetes) explicarán, en 2020, aproximadamente un 73% de todas las muertes (y un 60% de la carga mundial de las enfermedades).

Participar en una actividad deportiva reduce la probabilidad de que se desarrollen estas enfermedades, mejora el bienestar, aumenta la esperanza de vida, reduce los costes sanitarios y, por tanto, representa un impacto positivo en los presupuestos destinados a Salud. Por tanto, el deporte genera grandes beneficios económicos, en especial para los países en desarrollo donde los recursos ya se estiran mucho.

2. Deporte y educación. Hay evidencias que subrayan la correlación entre la participación en actividades deportivas y los éxitos académicos. A través de estas prácticas se aprenden una serie de habilidades y valores (honestidad, juego limpio, respeto por uno mismo y por los demás, la observancia de las reglas y el respeto por su importancia) que son esenciales para la cohesión social.

El deporte es, además, una herramienta para la inclusión social especialmente importante. Primero, para las niñas, porque ellas disponen de menos oportunidades que los chicos para interactuar socialmente fuera del hogar y más allá de las redes familiares. En segundo lugar, para las personas discapacitadas, pues el deporte puede integrarlas en la sociedad y proporcionarles así un espacio para una interacción social positiva, reduciendo su aislamiento y echando abajo los prejuicios.

3. El deporte y la paz. El deporte es un lenguaje internacional. Su capacidad de entrecruzar culturas permite que los programas que lo incluyen ayuden a superar las barreras sociales y étnicas, haciendo del terreno de juego un espacio sencillo y a menudo apolítico para que se den contactos entre grupos contrarios.

Muchos de los valores básicos inherentes al deporte son compatibles con los principios necesarios para el desarrollo y la paz, como es el caso del juego limpio, la cooperación, el compartir y el respeto.

4. El deporte y la economía. Su peso económico es el resultado de actividades tales como la producción de bienes y los eventos, los servicios relacionados con el deporte y los medios de comunicación.

5. El deporte y la comunicación. Los eventos son un foro ideal para llegar a un gran número de personas, ya sea en ellos mismos o a través de la cobertura de los medios de comunicación. Los métodos para promover la concienciación incluyen el uso de anuncios de servicio público, vídeos... Los programas deben ser diseñados específicamente para poner de relieve las habilidades y los valores esenciales que pueden aprenderse a través del deporte.

A continuación, un ejemplo de un proyecto modesto que quizás aúne los cinco puntos explicados. Se trata de una iniciativa ideal en el sentido de que, con una pequeña inyección de capital, se lograron resultados propicios y duraderos en el tiempo.

Centroamérica vive hostigada por la criminalidad adolescente: con una población similar a la de España, esta región registra aproximadamente 15.000 asesinatos anuales (es decir casi 40 por día) mientras que en España, en 2006, se registraron 336 (menos de uno por día). Entre las causas del problema se encuentran el tráfico de drogas, las maras, la disponibilidad de armas de fuego y la debilidad de las instituciones en el castigo y la prevención, según los datos proporcionados por el Banco Mundial.

El deporte es una herramienta para la inclusión social especialmente importante para las niñas y los discapacitados

Osvaldo, jardinero de profesión y residente en el barrio San Isidro de la Cruz Verde de Managua (Nicaragua) entrenaba a un grupo de adolescentes del vecindario. Su objetivo era montar un equipo y participar en una liga local de béisbol, alejando así a los jóvenes de actividades conflictivas.

Osvaldo explicó su proyecto a un grupo de extranjeros que, por motivos profesionales, vivían en ese momento en la capital nicaragüense. Estos, a su vez, hicieron una contribución con la que se compró material (uniformes de los jugadores, bates, pelotas, guantes de béisbol…) y se inscribió al nuevo equipo en una liga managüense.

Los adolescentes estaban entusiasmados con su nueva actividad hasta el punto que el equipo ganó la liga ese año. La administración de la competición financió la inscripción del equipo para el año siguiente. Por otro lado, el Cuerpo Nacional de Policía de Managua decidió, contagiados por la exaltación, contribuir al proyecto financiando la compra de material. El proyecto fue autosuficiente varios años.

El deporte puede ser un instrumento eficaz en el mundo de la cooperación. Por tanto, hay que incorporarlo en las políticas de desarrollo de los países y en las agendas de desarrollo de los organismos nacionales e internacionales… Es la única disciplina que puede ganar a la pobreza por goleada.

Miguel Forcat Luque es economista por la Universidad Complutense de Madrid y trabaja para la Comisión de la Unión Europea. Este artículo no refleja necesariamente el punto de vista de la institución para la que trabaja. 

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información