Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pre-supuestos

Los ciudadanos damos por supuesto que los políticos están para resolver los problemas, no para crearlos. Y que deben tener como principios dar lo mejor para con sus ciudadanos, ser dialogantes, trabajar por el bien común y con sentido de Estado en sanidad, cultura, educación, trabajo, energía, medio ambiente, etcétera. Pero visto lo ocurrido con los Presupuestos Generales del Estado en el Parlamento, parece que no. El filósofo Javier Sádaba nos dice sobre los políticos y la política: “Una política que no tenga moral es vacía, acaba en puro oportunismo, se convierte en dominio de los ciudadanos y su máxima aspiración consiste en ganar las elecciones”. Ante tanta falta de coherencia y de responsabilidad generalizada, parece que tiene más que razón.

Agustín García

Málaga

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >