Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La actriz Fan Bingbing reaparece con un ‘selfie’ por el Año Nuevo chino

La diva, que ha publicado dos fotografías en sus redes sociales, estuvo desaparecida durante tres meses el año pasado a causa de sus problemas fiscales

La actriz Fan Bingbing, en el Festival de Cannes, en mayo de 2018.
La actriz Fan Bingbing, en el Festival de Cannes, en mayo de 2018. Cordon Press

Fan Bingbing, la actriz mejor pagada de China, parece haber decidido pasar página con el año nuevo lunar y dejar definitivamente atrás sus problemas con el fisco, que la mantuvieron desaparecida durante meses en 2018. Ha roto un silencio que mantenía en las redes sociales desde noviembre para desear feliz año a sus seguidores y colgar un par de selfis, los primeros desde su escándalo por evasión de impuestos.

Ai nimen! Guonian hao!” (¡Os quiero! ¡Feliz Año Nuevo!), desea la diva de 37 años en un breve mensaje, aderezado con corazones rojos, a sus más de 60 millones de seguidores en Weibo, el twitter chino. En sus selfis, la actriz de Días del Futuro Pasado (2014). se muestra sin apenas maquillaje aparente, con unos pequeños pendientes y un jersey rojo, el color de la alegría y la buena suerte, según la tradición, y que se convierte en ubicuo en las calles chinas durante los festejos del nuevo año.

El mensaje, y las fotos, de Fan representan un gesto muy poco frecuente en la actriz últimamente. Desde que comenzaron sus problemas con las autoridades fiscales chinas, solo se había dirigido en dos ocasiones a sus fans a través de las redes sociales. Y en ambas, con un mensaje lleno de fervor patriótico y corrección política.

En octubre, Fan había publicado una carta en la que expresaba su arrepentimiento por haber defraudado a la Hacienda china y declaraba su aprecio por el Partido Comunista de China: “sin las excelentes políticas del Partido y el país, sin el cariño de la gente, no soy nada”, aseguraba la actriz, a la que hasta entonces no se le habían conocido especiales sentimientos políticos.

Ver esta publicación en Instagram

祝大家新春快乐、平安健康!爱你们。

Una publicación compartida de Fan Bingbing 范冰冰 (@bingbing_fan) el

Un mes después, en noviembre, colgaba el mensaje “no puede faltar ni un trocito” con un mapa de China en el que incluía a Taiwán. Su post aparecía después de que la directora de cine taiwanesa Fu Yue hubiera expresado su esperanza de que se reconociera a un Taiwán “independiente” durante la gala de los premios Caballo Dorado, considerados los Oscar chinos.

China considera a Taiwán, autogobernada desde 1949, como parte de su territorio y nunca ha renunciado a la violencia como vía para conseguir la unificación.

Fan permaneció desaparecida durante tres meses el año pasado, entre rumores de problemas con Hacienda y en lo que se convirtió en una noticia de carácter mundial. Su reaparición, con su carta de octubre, confirmó esas tribulaciones. El fisco chino le reclamaba una multa de 883 millones de yuan (unos 111 millones de euros) por evasión de impuestos y otros delitos relacionados.

Los problemas de la actriz habían empezado en mayo pasado, cuando un presentador de la televisión pública CCTV denunció que Fan utilizaba contratos apodados “yin-yang”, de dos versiones: en una se indicaba la cantidad real a percibir por su trabajo y en la otra, la que veía Hacienda, se mostraba una cifra muy inferior. Solo en su última película, Air Strike, evadió unos 920.000euros, según denunciaba la prensa china.

Durante su desaparición, según ha publicado el periódico de Hong Kong South China Morning Post, la diva estado detenida en un balneario de la provincia de Jiangsu, en la costa china. El procedimiento bajo el que se encontraba retenida, conocido como “vigilancia residencial en un lugar designado” (RSDL, por sus siglas en inglés), se aplica habitualmente a los sospechosos de corrupción y a los disidentes políticos.

Fan, protagonista tanto de películas de culto como No soy Madame Bovary (2016), del director Feng Xiaogang, o de Lost in Beijing (2009) como de populares series de televisión y comedias románticas, está considerada la actriz mejor pagada de la China continental. Forbes calcula que en 2017 ingresó cerca de 300 millones de yuan (37,8 millones de euros), una cantidad que solo supera el hongkonés Jackie Chan con 330 millones. Entre 2003 y 2016, según Forbes, la actriz ganó unos 1.400 millones de yuan (176 millones de euros).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >