Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Niños prematuros: ¿qué es la edad corregida y cómo afecta a su escolarización?

La Asociación de Padres de Niños Prematuros plantea que haya flexibilidad con estos pequeños, pero que siempre se cuente con asesoramiento profesional

Día Internacional de la Educación
Niña de dos años señala la pizarra.

El nacimiento de un bebé prematuro ocurre antes de tiempo, exactamente para que al recién nacido se le considere como tal tiene que nacer antes de la 37 semana de gestación. Aparte de los problemas fisiológicos y un desarrollo inmaduro al nacer precozmente, otro problema al que se pueden enfrentar los padres es a la hora de escolarizar a los pequeños. Una situación preocupante para algunos progenitores y que merece una mención en este Día Internacional de la Educación.

Aquí es cuando aparecen los términos edad cronológica y edad corregida, que, según explican desde la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) su presidenta Concepción Gómez Esteban, “la edad cronológica es la de nacimiento y la corregida se refiere a que si el niño o niña viene al mundo de forma prematura, por ejemplo, en el mes de diciembre, a las 32 semanas de gestación, también se cuenta todo el tiempo que pasa fuera del útero hasta llegar a las 40 semanas o lo que se considera un embarazo a término”.

“La edad corregida”, prosigue, “se tiene en cuenta siempre en el caso de los grandes prematuros (nacidos antes de la semana 32) y los prematuros extremos (antes de la 28). El especialista va observando los hitos de desarrollo del pequeño -como sujetar la cabeza, gatear…- hasta los dos años, o dos años y medio”.

¿Qué ocurre con la escolarización de estos grandes prematuros?

Hace unos días, se podía leer en la plataforma Change.org la historia de Mar Gonzalo, quien hacía una petición a la Comunidad de Madrid para que respetará la edad corregida de sus mellizos. “Mis hijos fueron extraídos de mi vientre en un mes de diciembre, a los siete meses de embarazo. Su gestación continuó en una incubadora durante dos meses más, hasta febrero. Ahora que han crecido, se ven obligados a ir al cole como si fueran del año en que salieron de mi vientre (según la fecha de nacimiento oficial), cuando en realidad tendrían que ir un año más tarde (según su edad corregida, cuando acabó su gestación)”, explica esta progenitora.

Para la mujer, esta situación puede afectar seriamente al desarrollo de sus pequeños, “esta situación les obliga a dejar el pañal un año antes que el resto, enfrentarse al "cole de mayores" un año antes, ir a clase con compañeros mucho más desarrollados que ellos -que ya saben hablar, pintar,...-. A lo largo de toda su trayectoria educativa estarán sometidos a una presión extraordinaria que puede minar su autoestima y marcarlos de por vida”, prosigue.

Gonzalo solicita que se le permita escolarizar a sus hijos según su edad corregida, algo que ya recomienda el Ministerio de Educación y que muchas comunidades autónomas ya cuentan con una medida que se lo permita, como son Baleares, Murcia o Castilla-La Mancha, entre otros. Aragón fue la primera en ponerlo en marcha. La petición de esta madre lleva 1.282 apoyos de los 1.500 de las requeridas, al cierre de este artículo.

"Es verdad que los padres que tienen niños prematuros nacidos en el último trimestre son los más afectados. Están escolarizando a sus hijos antes de tiempo. Aunque también son muchos los progenitores que no están de acuerdo con aplicar la edad corregida”, explica Gómez. “Nuestro objetivo desde la asociación es que haya una ley que permita flexibilizar, o sea, que los padres y niños grandes prematuros tengan la opción de escolarizarse en función de su edad corregida. Pero además, proponemos otro punto, que esta decisión la tome un asesor experto que conozca los hitos y desarrollo del niño”. Por ejemplo, en Madrid existen grupos de Atención Primaria para menores entre 0 y 6 años que serían los que valorarían esta situación. Y la cosa se está moviendo.

El próximo 7 de febrero, el grupo Podemos presentará un proyecto no de ley a este respecto, “apoyados totalmente por APREM”. El objetivo es que no “se estigmatice a estos niños por el mero hecho de ser prematuros”, concluye Gómez.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información