Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gasolina y electricidad

Año 2050: no hay combustión por las calles, no se oyen motores de gasolina, casi no hay contaminación, no huele a carburante en las grandes ciudades, la vida es mejor. ¡Despertemos de este sueño! ¿Nos podemos creer que los coches eléctricos van a sustituir a los de gasolina completamente? Perdonen mi osadía y mi incredulidad, pero yo no me lo creo. ¿Qué va a ser entonces del gran negocio petrolífero? ¿No nos damos cuenta de que hay muchos Estados que viven gracias al petróleo? Y otra cosa: todo parece beneficioso para el medio ambiente, pero si es cierto que solo circularán coches eléctricos, ¿no implicará eso un aumento muy considerable del precio de la electricidad? Lo siento, pero yo no me creo nada.

José A. Ávila López

Terrassa (Barcelona)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >