Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retorno a Zalamea

Me inquieta que de un tiempo a esta parte haya quien diga que la lucha feminista ya no tiene sentido. El suceso acontecido en la provincia de Huelva hace unas semanas, cuando Bernardo Montoya abusó de Laura Luelmo para después asesinarla, me lleva a reflexionar sobre cómo se han podido formar esa opinión. Y reflexiono porque advierto las coincidencias entre las circunstancias del crimen y el suceso relatado por Calderón en El alcalde de Zalamea. En este drama, Álvaro de Ataide rapta a Isabel en la puerta de su casa, la conduce al bosque, abusa de ella y la abandona, también en las inmediaciones de Zalamea, donde fue hallado el cuerpo de Luelmo. En algunas cosas avanzamos: de haber sobrevivido, Laura no habría ingresado en un convento, como sí lo hace Isabel; y Montoya tampoco será ejecutado, como sí lo es Ataide. Con todo, la desprotección de las mujeres no parece distinguirse de la reflejada por el dramaturgo hace casi cuatro siglos.

Alba Carmona. Terrassa (Barcelona)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >