Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Altura de miras

Hoy en la política está faltando altura de miras. El pueblo cumple con su deber acudiendo en mayor o menor medida a las llamadas electorales. Son los políticos los encargados de gestionar el resultado de las urnas. Para eso les pagamos. Pero, contrariamente a lo que dicta el sentido común, los grandes partidos, en vez de ponerse de acuerdo para evitar que los extremismos impongan sus ideas en cuestiones tan importantes como los nacionalismos periféricos, la violencia de género o la migración, son capaces de pactar con ellos con tal de conseguir el poder a cualquier precio, obviando las consecuencias que esos pactos puedan traer en el futuro.

Mario Suárez

Pilas (Sevilla)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >