Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Nico’, el mejor regalo de boda

El peluquero de cine Manolo García (derecha) y el director Iñaki Peñafiel, con su perro Nicolás en su casa de Madrid.

LA LUZ Y LA ALEGRÍA inundan el piso que el peluquero de cine Manolo García y el cineasta Iñaki Peñafiel comparten. Los balcones sobre la madri­leña plaza de Cascorro y los juegos de su perro Nicolás, un bichón maltés de cuatro años y cinco kilos de peso, ayudan a crear este ambiente. Nicolás fue un regalo que recibieron el día de su boda. La convivencia con él ha conseguido que Peñafiel, que no soportaba a los perros desde que uno le mordió cuando era niño, ya no imagine una vida sin el blanco y simpático animalillo.

“Es un miembro más de la familia”, dice Peñafiel, director de series de éxito como Los misterios de Laura y El tiempo entre costuras y que acaba de rodar Brigada Costa del Sol, con Hugo Silva de protagonista. “De hecho, su tía Elena lo cuida cuando nosotros no podemos”, añade García, preseleccionado para los Oscar en la categoría de mejor maquillaje y peluquería por su labor en Suspiria, de Luca Guadagnino (con quien ya trabajó en varias películas). “Nico es cariñoso y algo gruñón, como Iñaki. Pero es muy afable con todo el mundo y las visitas enseguida juegan con él. Victoria Abril, por ejemplo, lo adora”, comenta este peluquero que ha peinado a estrellas de Hollywood como Sharon Stone y Scarlett Johansson. “A él también lo peino y le hago algún recorte. Es suave como un peluche”.

“Se trata de un perro de lo más internacional. Le hicimos pasaporte y viaja mucho con nosotros a Marruecos. Tenemos una relación paternofilial con él. Tener mascota te cambia la vida, pero vale la pena porque te da tanto…”, concluyen ambos. 

‘Nico’, el mejor regalo de boda