Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del saludo de Queen y Lady Gaga al loco discurso de Christian Bale: lo más llamativo de los Globos de Oro

La gala 76 de los premios que concede la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood fue de las más correctas y templadas que recordamos, pero dejó varios momentos para recordar

Lady Gaga es abrazada por Mark Ronson, Anthony Rossomando y Andrew Wyatt tras ganar, todos ellos, el Globo de Oro por la canción 'Shallow'.

Los Globos de Oro han vuelto a cumplir: son una gala rápida, cálida y agradable, como si los Oscars se celebrasen en el auditorio del instituto. Unos premios variados, multirraciales, de discursos bastantes templados y en las que el chascarrillo y el meme se han quedados de brazos cruzados ante un ambiente en el que nadie parecía desear la confrontación. Eso no evitó que algunos se saltasen la corrección –como Christian Bale– o se produjeran imágenes que pasarán a la galería de momentos clásicos. Como la que da comienzo a esta lista.

Una pareja perfecta...

El primer gran momentazo de la gala tiene lugar antes de que ni siquiera comience: en la alfombra roja se produce el encuentro de dos pesos pesados de la música en plena alfombra roja. Este año se da la casualidad de que la película más popular es Bohemian Rhapsody y una de las nominadas a mejor actriz es la estrella de pop más influyente que ha dado el siglo XXI, Lady Gaga (por Ha nacido una estrella). Eso nos lleva a la siguiente imagen: Brian May, compositor, guitarrista y en ocasiones vocalista de Queen, charlando con la intérprete de Bad Romance.

Brian May y Lady Gaga en la alfombra roja de los Globos de Oro 2019.
Brian May y Lady Gaga en la alfombra roja de los Globos de Oro 2019.

Pero esta foto tiene aún más miga de lo que parece porque Stefani Germanotta se hizo llamar artísticamente Lady Gaga por la canción de Queen Radio Ga Ga. El siglo XX y su legado en el siglo XXI, juntos en una imagen reverencial. Eso sí, Brian May no compuso Radio Ga Ga: fue Roger Taylor, que por cierto también estaba en la gala sentado en la mesa de al lado de Gaga. Es el único motivo por el que esta foto no es de 10, pero sí de 9,9.

...y una pareja imperfecta

Los Globos de Oro son reconocidos, entre otras cosas, por ser una gala más desenfadada y gamberra que los Oscar. Eso ha permitido que presentadores como Ricky Gervais, por ejemplo, hayan ejecutado chistes que nunca podrían haber tenido cabida en los Oscar. Tras el éxito de Seth Meyers el pasado año (que hizo que muchos apostasen por él para repetir en 2019), la academia se ha decidido por asignar la tarea a Sandra Oh (Killing Eve) y Andy Samberg (Brooklyn Nine-Nine).

Cuando Dick Van Dyke, de 93 años, sale al escenario y ve entre el público a Carol Burnett, de 85, dice: "¡Conozco a esta mujer!"

Bien, no pareció una gran idea. Las redes sociales parecieron coincidir en los adjetivos a la hora de calificar su discurso de apertura: "aburrido", "largo", "raro", "literalmente doloroso". Oh y Samberg hicieron una serie de chascarrillos sobre los presentes, casi todos demasiado centrados en la actualidad como para que ninguno tenga gracia dentro de tres meses. Su primera frase al salir al escenario fue: "¿Por qué presentamos nosotros los Oscar? Somos las dos únicas personas de Hollywood que no han molestado todavía a nadie". Parece que tras abandonarlo ya no pueden decir lo mismo.

¿Es el arnés el nuevo complemento masculino de moda en la alfombra roja?

El pasado año el patinador olímpico Adam Rippon sorprendió en la alfombra roja luciendo un arnés sobre su traje. Una manera de dar un poco de animación al clásico aspecto de pingüino que todos los invitados que se consideran a sí mismos respetables lucen en estas galas de premios. Y un gesto que podría parecer que empezaba y terminaba en Rippon, activista homosexual y reconocido provocador.

Timothée Chalamet en los Globos de Oro 2019.
Timothée Chalamet en los Globos de Oro 2019. Getty Images

Pero este año fue Timothée Chalamet (Call me by your name), oficialmente el niño mimado de Hollywood y el joven actor más respetado y prometedor de la actualidad, el que decidió ponerse uno en lugar de una americana. Sobre una camisa negra, un arnés de lentejuelas diseñado por Virgil Abloh para Louis Vuitton. ¿Un futuro en el que también empezaremos a analizar el vestuario de ellos y no parecerán todos los encargados del cáterin? Nos gusta mucho

Cuando la edad sí que juega a tu favor en Hollywood

Carol Burnett, de 85 años, seis décadas en la televisión y una precursora para las mujeres en la comedia, recibe un homenaje con todo el auditorio en pie. "Mi primer amor fue el cine, pero cuando era adolescente compramos nuestra primera televisión en casa y ahí descubrí a mi nuevo amor". Después pega un repaso a todos en la sala y les deja claro que ellos tendrán juventud, pero ella vivió una era dorada de la televisión en la que había algo casi aún mejor que la piel tersa: muchísimo dinero: "Teníamos una orquesta en directo con 28 músicos, ¡nada de sintetizadores!, 12 bailarines y cientos de cambios de vestuario cada semana". Por fin alguien nos recuerda las cosas buenas de ser viejo en una sala llena de gente joven y bella.

"Pienso hacer todos los papeles de gilipollas sin carisma", dice Christian Bale al subir a recoger su premio a mejor actor de comedia por El vicio del poder, donde interpreta a... el exvicepresidente de EE.UU. Dick Cheney

El extraño momento en que Lady Gaga apenas habla al recoger su premio a mejor canción

"Yo hablaré, que ella está indispuesta", dice el productor y compositor Mark Ronson mientras Lady Gaga llora emocionada y melodramática al fondo del plano después de que Shallow gane el Globo de Oro a mejor canción (por Ha nacido una estrella). El discurso de él (rey midas musical que ha trabajado también con Amy Winehouse, Bruno Mars o Miley Cyrus) es mucho más largo que el de ella, lo cual cabrea a los seguidores de la cantante en las redes sociales. Nunca se explica por qué está indispuesta: ¿por las lágrimas? ¿Por su enorme vestido? En todo caso la cantante tiene un rato para agradecer la valoración que recibe y decir: "Como mujer es extremadamente difícil ser tomada en serio como compositora". Diríamos aquí algo sobre Joni Mitchell, Carole King, Dolly Parton, Billie Holiday o Stevie Nicks, pero tal vez a estas horas de la madrugada se nos escape parte de lo que Gaga está criticando. ¿Es posible?

La presentadora es también ganadora

Sandra Oh se lleva el premio a Mejor Actriz en una serie dramática por Killing Eve y sale a recogerlo desde el backstage. Un momento emocionante ver cómo saluda a sus padres, inmigrantes surcoreanos presentes entre el público, con una elegante inclinación.

"De todo excepto sexo": la mejor frase de la noche

Patricia Clarkson, mejor actriz de reparto en una serie por Heridas abiertas (que le arrebata a Penélope Cruz por American Crime Story) le dedica al director Jean Marc Vallée la siguiente frase demoledora: "Me pediste de todo excepto sexo, que es exactamente como debería funcionar esta industria".

Christian Bale durante su polémico dicurso tras ganar el Globo de Oro por 'El vicio del poder'.
Christian Bale durante su polémico dicurso tras ganar el Globo de Oro por 'El vicio del poder'. Getty Images

El loquísimo discurso de Christian Bale

"Pienso hacer todos los papeles de gilipollas sin carisma", dice Christian Bale al subir a recoger su premio a mejor actor de comedia por El vicio del poder, donde interpreta a... el exvicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney. Por si eso no fuera poco, da las gracias "a Satán por servirme de inspiración". Los productores de los Oscars, donde suena como nominado seguro, están ahora mismo mirándose con nerviosismo por lo que pueda soltar allí si gana. 

Donald Trump, ¿están hablando de ti?

"El cine cruza puentes y derriba muros. Nos hace entender que lo que nos puede parecer extraño nos acaba resultando familiar y que tenemos mucho en común". Lo dice el mexicano Alfonso Cuarón al recoger el Globo de Oro a mejor película en lengua extranjera por Roma. Un premio que, por cierto, presenta Antonio Banderas: alguien tenía que pronunciar correctamente la erre de Rrrrroma.

Chistes de mayores

Cuando Dick Van Dyke (93 años, de la original Mary Poppins, que era el mejor amigo de la niñera) sale al escenario acompañado de Emily Blunt (que es la nueva Mary Poppins) y recibe una calurosa ovación de todo el auditorio, lo primero que dice es: "Al ver a Carol Burnett entre el público yo me dije: conozco a esta mujer". Burnett tiene 85.

El "que me dejéis hablar" de Peter Farrelly

¿Recuerdan cuando hubo que arrastrar prácticamente a Almodóvar del escenario de los Oscar en 1999 porque no dejaba de enumerar santos de su pueblo para agradecerles el Oscar a Mejor Película Extranjera por Todo sobre mi madre? Peter Farrelly repitió algo parecido tras ganar el Globo de Oro a mejor comedia por Green Book, una película que habla del encuentro entre razas en un momento en el que hay más enfrentamiento que nunca en Estados Unidos. Su discurso pidió acercamiento, entendimiento y amor. Un momento que resume muy bien una gala de los Globos de Oro endulcorada y extraña: una que apuesta por la reconciliación y el encuentro en forma de comedia dulce y quiere dejar atrás una crispación que, en los últimos años, se ha manifestado con demasiados nombres.

Las lágrimas de Glenn Close

Pero el verdadero acercamiento, el verdadero acto de justicia, es ver a Glenn Close llorando sobre el escenario con sus 71 años al conseguir su primer Globo de Oro por una película (lo había conseguido por un trabajo en televisión). Su discurso, que pide que las mujeres aprendan a buscar sus propios sueños y no solo los de sus maridos los de sus hijos, pone en pie al auditorio otra vez. Close, por cierto, se para en su camino al escenario a saludar a Lady Gaga, que se queda sin premio a mejor actriz en una película dramática. La británica Olivia Colman, a sus 44 años una actriz veterana para los estándares de Hollywood, gana el premio equivalente en comedia. Si esta edición de los Globos de Oro buscaban justicia, aquí tienen un poco.

¿Dónde está Brian?

Y aquí tienen otro poco: Bohemian Rhapsody, dirigida por el polémico Bryan Singer (que ha recibido acusaciones por abuso de menores), gana mejor película de drama. ¿Qué hacer en semejante encrucijada? Fácil: Singer ni estaba en la gala ni se le esperaba. Ni siquiera apareció mencionado en los agradecimientos. Tampoco estaba el director que reemplazó a Singer en las labores de dirección (aunque no aparezca acreditado como tal): Dexter Fletcher. El extraño final de esta gala nos deja una película ganadora huérfana de director. La gala de la corrección y la templanza ha dejado extrañas escenas. La felicidad según Hollywood.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información