Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
¿Sabes reconocer a los animales del Manzanares?

¿Sabes reconocer a los animales del Manzanares?

20 fotos

El cauce del río Manzanares se ha llenado en dos años de 50 especies de aves, centenares de peces y 2.000 ejemplares de árboles autóctonos que desde hacía décadas no se veían en el espacio de 7,5 kilómetros de este río

  • Una garceta junto a la presa nº 9. Es de tamaño mediano, de plumaje siempre blanco, con largas patas negras —a excepción de los dedos, que son amarillos— y pico largo, de color negro y en forma de daga. El individuo reproductor exhibe un par de plumas alargadas en la nuca, un grupo de plumas filamentosas y desflecadas en el pecho y el dorso y, principalmente en la época de cortejo, una pequeña área de piel desnuda situada delante del ojo, que adquiere una intensa tonalidad amarillenta. Los ejemplares no reproductores carecen de esos ornamentos, y el fragmento de piel desnuda junto al ojo es de color gris azulado o verdoso. El joven es similar al no reproductor, pero con el pico algo parduzco. Durante el vuelo es completamente blanca y adopta la característica silueta de las ardeidas, con el cuello recogido en forma de S y las patas estiradas sobresaliendo por detrás de la corta cola.
    1Una garceta junto a la presa nº 9. Es de tamaño mediano, de plumaje siempre blanco, con largas patas negras —a excepción de los dedos, que son amarillos— y pico largo, de color negro y en forma de daga. El individuo reproductor exhibe un par de plumas alargadas en la nuca, un grupo de plumas filamentosas y desflecadas en el pecho y el dorso y, principalmente en la época de cortejo, una pequeña área de piel desnuda situada delante del ojo, que adquiere una intensa tonalidad amarillenta. Los ejemplares no reproductores carecen de esos ornamentos, y el fragmento de piel desnuda junto al ojo es de color gris azulado o verdoso. El joven es similar al no reproductor, pero con el pico algo parduzco. Durante el vuelo es completamente blanca y adopta la característica silueta de las ardeidas, con el cuello recogido en forma de S y las patas estiradas sobresaliendo por detrás de la corta cola.
  • Dentro de las nuevas especies aparecidas en el margen del río se puede llegar a ver este martín pescador pendiente de alguna cría de pez para lanzarse en picado. Este ave es de pequeño tamaño, con un plumaje espectacular a base de tonos azules, verdosos o turquesas, con un brillo metálico en la zona dorsal y anaranjado en la ventral. La cabeza grande para su tamaño y con pico alargado y negro. Tiene la garganta y las mejillas blancas, y las patas y la cola cortas, de color rojo. Es una especie ligada normalmente a cursos medios y bajos de arroyos y ríos con presencia de peces y cierta calidad de aguas. También suele estar presente en estanques y lagos, acequias y charcas o humedales con vegetación palustre. Necesita de la existencia de taludes arenosos donde nidificar.
    2Dentro de las nuevas especies aparecidas en el margen del río se puede llegar a ver este martín pescador pendiente de alguna cría de pez para lanzarse en picado. Este ave es de pequeño tamaño, con un plumaje espectacular a base de tonos azules, verdosos o turquesas, con un brillo metálico en la zona dorsal y anaranjado en la ventral. La cabeza grande para su tamaño y con pico alargado y negro. Tiene la garganta y las mejillas blancas, y las patas y la cola cortas, de color rojo. Es una especie ligada normalmente a cursos medios y bajos de arroyos y ríos con presencia de peces y cierta calidad de aguas. También suele estar presente en estanques y lagos, acequias y charcas o humedales con vegetación palustre. Necesita de la existencia de taludes arenosos donde nidificar.
  • Una bandada de gaviotas reidoras descansan junto a la escuela de remo del río Manzanares. Se trata de un ave de tamaño más bien pequeño, con un característico capuchón de color marrón chocolate, presente únicamente en el plumaje de la época de reproducción. El plumaje varía con la edad; los ejemplares adultos exhiben un diseño nupcial dominado por una tonalidad gris clara en sus partes dorsales y de un blanco puro en las ventrales, que se vuelve chocolate en la cabeza, donde resalta vivamente un anillo ocular incompleto de color blanco. El pico es de un intenso rojo negruzco. Los ejemplares juveniles, por su parte, son mayoritariamente pardogrisáceos en el dorso y carecen del llamativo capuchón oscuro, aunque la cabeza no llega a ser completamente blanca, pues presenta una mancha auricular y el píleo manchado de marrón; tras sucesivas mudas, alcanzan el plumaje definitivo en su segundo año de vida.
    3Una bandada de gaviotas reidoras descansan junto a la escuela de remo del río Manzanares. Se trata de un ave de tamaño más bien pequeño, con un característico capuchón de color marrón chocolate, presente únicamente en el plumaje de la época de reproducción. El plumaje varía con la edad; los ejemplares adultos exhiben un diseño nupcial dominado por una tonalidad gris clara en sus partes dorsales y de un blanco puro en las ventrales, que se vuelve chocolate en la cabeza, donde resalta vivamente un anillo ocular incompleto de color blanco. El pico es de un intenso rojo negruzco. Los ejemplares juveniles, por su parte, son mayoritariamente pardogrisáceos en el dorso y carecen del llamativo capuchón oscuro, aunque la cabeza no llega a ser completamente blanca, pues presenta una mancha auricular y el píleo manchado de marrón; tras sucesivas mudas, alcanzan el plumaje definitivo en su segundo año de vida.
  • Una abubilla asoma la cabeza entre el césped de una de las praderas junto al Matadero. Es un ave pequeña de aspecto inconfundible, ya que luce una inconfundible cresta de color ocre y con las puntas negras que suele desplegar de forma majestuosa al posarse, aunque también lo hace cuando está inquieta o durante el cortejo. Tiene tonos ocres en la mitad anterior del cuerpo y listas negras y blancas en la mitad posterior del dorso. Pese a que ambos sexos resultan muy similares, el macho posee el color anaranjado del pecho de un tono más intenso. Su pico es largo y ligeramente curvado, y tiene una cola amplia y negra, atravesada por una banda blanca. Durante el vuelo presenta alas blanquinegras, muy anchas y redondeadas. Los aleteos son irregulares y describe ligeras ondulaciones en su trayectoria. Se trata de una de las aves más populares de la España mediterránea, muy abundante en las dehesas de la mitad meridional.
    4Una abubilla asoma la cabeza entre el césped de una de las praderas junto al Matadero. Es un ave pequeña de aspecto inconfundible, ya que luce una inconfundible cresta de color ocre y con las puntas negras que suele desplegar de forma majestuosa al posarse, aunque también lo hace cuando está inquieta o durante el cortejo. Tiene tonos ocres en la mitad anterior del cuerpo y listas negras y blancas en la mitad posterior del dorso. Pese a que ambos sexos resultan muy similares, el macho posee el color anaranjado del pecho de un tono más intenso. Su pico es largo y ligeramente curvado, y tiene una cola amplia y negra, atravesada por una banda blanca. Durante el vuelo presenta alas blanquinegras, muy anchas y redondeadas. Los aleteos son irregulares y describe ligeras ondulaciones en su trayectoria. Se trata de una de las aves más populares de la España mediterránea, muy abundante en las dehesas de la mitad meridional.
  • Un conjunto de gaviotas reidoras toman el sol en la barandilla de la presa nº 7. Escucharlas también es un espectáculo, ya que presentan un registro de voces muy variado. Emiten desde melodias de llamadas ("kraa") hasta estridentes gritos de alarma ("kek"). Los reclamos en invierno son más altos y claros, diferentes a los realizados durante la época de cría.
    5Un conjunto de gaviotas reidoras toman el sol en la barandilla de la presa nº 7. Escucharlas también es un espectáculo, ya que presentan un registro de voces muy variado. Emiten desde melodias de llamadas ("kraa") hasta estridentes gritos de alarma ("kek"). Los reclamos en invierno son más altos y claros, diferentes a los realizados durante la época de cría.
  • Algo que puede parecer sorprendente es ver a una enorme garza real tomando el sol bajo el puente de Toledo mientras pasan vehículos por encima de ella. Es un ave de gran tamaño —la mayor de las ardeidas que frecuentan España—, de figura estilizada, cuello largo y coloración general grisácea, con un diseño variable según la edad y la época del año. Durante el periodo reproductor, la cabeza de los adultos luce una coloración blanca y aparece adornada por una línea negra y un par de largas plumas también negras. El cuello, blanco, se halla surcado longitudinalmente por dos bandas paralelas negruzcas. El largo y afilado pico presenta un tono rojizo, y las regiones dorsales son mayoritariamente cenicientas, con una llamativa mancha negra en los hombros. Fuera de la época de cría, el diseño es menos contrastado, sin las plumas ornamentales de la cabeza y con el pico amarillento. En vuelo adopta la postura característica de las garzas, con el cuello encogido en forma de S y las patas estiradas sobresaliendo por detrás de la cola, aunque la garza real se diferencia del resto por su gran tamaño. No es demasiado habitual encontrar este ave como reproductora en España, donde se concentra especialmente en las cuencas de los grandes ríos. También está presente en el delta del Ebro y la albufera de Valencia. Es un gran espectáculo verla en el Manzanares.
    6Algo que puede parecer sorprendente es ver a una enorme garza real tomando el sol bajo el puente de Toledo mientras pasan vehículos por encima de ella. Es un ave de gran tamaño —la mayor de las ardeidas que frecuentan España—, de figura estilizada, cuello largo y coloración general grisácea, con un diseño variable según la edad y la época del año. Durante el periodo reproductor, la cabeza de los adultos luce una coloración blanca y aparece adornada por una línea negra y un par de largas plumas también negras. El cuello, blanco, se halla surcado longitudinalmente por dos bandas paralelas negruzcas. El largo y afilado pico presenta un tono rojizo, y las regiones dorsales son mayoritariamente cenicientas, con una llamativa mancha negra en los hombros. Fuera de la época de cría, el diseño es menos contrastado, sin las plumas ornamentales de la cabeza y con el pico amarillento. En vuelo adopta la postura característica de las garzas, con el cuello encogido en forma de S y las patas estiradas sobresaliendo por detrás de la cola, aunque la garza real se diferencia del resto por su gran tamaño. No es demasiado habitual encontrar este ave como reproductora en España, donde se concentra especialmente en las cuencas de los grandes ríos. También está presente en el delta del Ebro y la albufera de Valencia. Es un gran espectáculo verla en el Manzanares.
  • Una garceta común alza su vuelo junto al estadio Vicente Calderón. Es un ave siempre ligada a medios acuáticos. Puede encontrarse en playas rocosas o arenosas, estuarios, deltas, salinas, arrozales, ríos y pantanos. En España habitan permanentemente más de 10.000 parejas y en invierno vienen hasta 8.000 individuos más. En todo el continente europeo se estima que hay alrededor de 68.000-94.000 parejas reproductoras y es una especie que ha incrementado bastante sus poblaciones en las últimas décadas.
    7Una garceta común alza su vuelo junto al estadio Vicente Calderón. Es un ave siempre ligada a medios acuáticos. Puede encontrarse en playas rocosas o arenosas, estuarios, deltas, salinas, arrozales, ríos y pantanos. En España habitan permanentemente más de 10.000 parejas y en invierno vienen hasta 8.000 individuos más. En todo el continente europeo se estima que hay alrededor de 68.000-94.000 parejas reproductoras y es una especie que ha incrementado bastante sus poblaciones en las últimas décadas.
  • Un ánade real o azulón levanta su vuelo en el Manzanares. Es un pato que se distribuye por todo el hemisferio norte (aunque en invierno se desplaza hacia África, el golfo de Arabia, México y parte del Extremo Oriente). Es abundante en lagos, lagunas y humedales y posee además una enorme capacidad de adaptación que propicia su crecimiento. Aprovecha las distintas fuentes de alimentos que encuentra en los hábitats en los que se mueve. Es un ave muy gregaria que no suele permitir el acercamiento a corta distancia. El macho tiene un físico llamativo: cabeza verde azulada, pecho pardo o castaño, una especie de collar blanco, cuerpo gris y cola negra. Tienen un pico anaranjado oscuro y los espejuelos blancos y azules en las alas. La hembra, por su parte, es de colores más apagados, tirando al pardo oscuro. Se comunican de diferente forma, igualmente: ella con un fuerte graznido, él con una llamada más suave y aguda.
    8Un ánade real o azulón levanta su vuelo en el Manzanares. Es un pato que se distribuye por todo el hemisferio norte (aunque en invierno se desplaza hacia África, el golfo de Arabia, México y parte del Extremo Oriente). Es abundante en lagos, lagunas y humedales y posee además una enorme capacidad de adaptación que propicia su crecimiento. Aprovecha las distintas fuentes de alimentos que encuentra en los hábitats en los que se mueve. Es un ave muy gregaria que no suele permitir el acercamiento a corta distancia. El macho tiene un físico llamativo: cabeza verde azulada, pecho pardo o castaño, una especie de collar blanco, cuerpo gris y cola negra. Tienen un pico anaranjado oscuro y los espejuelos blancos y azules en las alas. La hembra, por su parte, es de colores más apagados, tirando al pardo oscuro. Se comunican de diferente forma, igualmente: ella con un fuerte graznido, él con una llamada más suave y aguda.
  • Una garceta surca el cielo junto a la presa nº 9, en el Manzanares. En España, ha aumentado mucho en pocos años y numerosas colonias han ido extendiéndose hacia el norte, pero aún sin rebasar el tercio más septentrional. Las colonias más importantes y numerosas están en el sudoeste andaluz, en el centro y en el levante; también en Portugal en varios lugares próximos a la costa atlántica. En el Levante español destacan las colonias de la Albufera de Valencia. La garceta común es en gran parte migradora. Hace unos años se consideraba escasa como invernante en la Península Ibérica, pero ahora, probablemente como consecuencia del incremento del número de colonias, se observan muchas garcetas en pleno invierno en lugares favorables. Algunas de las garcetas comunes que se ven en otoño y aun antes, en pleno verano son aves que proceden de las colonias de cría en Francia y es muy posible que una no despreciable dispersión posgenerativa de jóvenes garcetas de las colonias marroquíes alcancen las costas meridionales de la península.
    9Una garceta surca el cielo junto a la presa nº 9, en el Manzanares. En España, ha aumentado mucho en pocos años y numerosas colonias han ido extendiéndose hacia el norte, pero aún sin rebasar el tercio más septentrional. Las colonias más importantes y numerosas están en el sudoeste andaluz, en el centro y en el levante; también en Portugal en varios lugares próximos a la costa atlántica. En el Levante español destacan las colonias de la Albufera de Valencia. La garceta común es en gran parte migradora. Hace unos años se consideraba escasa como invernante en la Península Ibérica, pero ahora, probablemente como consecuencia del incremento del número de colonias, se observan muchas garcetas en pleno invierno en lugares favorables. Algunas de las garcetas comunes que se ven en otoño y aun antes, en pleno verano son aves que proceden de las colonias de cría en Francia y es muy posible que una no despreciable dispersión posgenerativa de jóvenes garcetas de las colonias marroquíes alcancen las costas meridionales de la península.
  • Una pareja de gansos del Nilo junto a la escuela de remo. Los machos son un poco más grandes que las hembras, y pueden superar los 2 kilogramos de peso y los 70 centímetros de longitud corporal. Los sexos son idénticos en plumaje, aunque hay mucha variabilidad desde el grisáceo al castaño. La mayor parte de las alas es blanca, pero en reposo quedan cubiertas por las coberteras. Este ave está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde 2013 por el alto riesgo de generar impactos en la biodiversidad. En la ficha oficial se reconoce su presencia pero no está considerado establecido. Sin embargo, la sociedad española de ornitología (SEO-Birdlife) está preparando una revisión del estado de esta especie en España. El origen de la expansión por Europa de este ave africana se encuentra en el escape de parejas introducidas en parques, colecciones privadas y zoológicos.
    10Una pareja de gansos del Nilo junto a la escuela de remo. Los machos son un poco más grandes que las hembras, y pueden superar los 2 kilogramos de peso y los 70 centímetros de longitud corporal. Los sexos son idénticos en plumaje, aunque hay mucha variabilidad desde el grisáceo al castaño. La mayor parte de las alas es blanca, pero en reposo quedan cubiertas por las coberteras. Este ave está incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente desde 2013 por el alto riesgo de generar impactos en la biodiversidad. En la ficha oficial se reconoce su presencia pero no está considerado establecido. Sin embargo, la sociedad española de ornitología (SEO-Birdlife) está preparando una revisión del estado de esta especie en España. El origen de la expansión por Europa de este ave africana se encuentra en el escape de parejas introducidas en parques, colecciones privadas y zoológicos.
  • Dos azulones nadando en el río Manzanares en su tramo de el Pardo. Se adaptan muy bien y viven en casi todos los sitios donde haya agua. Nadan en lagos, estanques, aguas interiores e incluso en pequeñas trincheras y charcos en bosques y prados. Se adaptaron a la gente y ahora también habitan en las ciudades. No les gusta el agua con mucha corriente y los espacios abiertos debido a la falta de espacios adecuados para nidificar. Los depredadores del ánade real son los zorros, los mapaches, las aves rapaces, las ratas, las martas y las garduñas. Estos habitualmente atacan el nido, ya que se encuentra en sitios accesibles desde tierra, por eso hay una mortalidad muy grande de las hembras.
    11Dos azulones nadando en el río Manzanares en su tramo de el Pardo. Se adaptan muy bien y viven en casi todos los sitios donde haya agua. Nadan en lagos, estanques, aguas interiores e incluso en pequeñas trincheras y charcos en bosques y prados. Se adaptaron a la gente y ahora también habitan en las ciudades. No les gusta el agua con mucha corriente y los espacios abiertos debido a la falta de espacios adecuados para nidificar. Los depredadores del ánade real son los zorros, los mapaches, las aves rapaces, las ratas, las martas y las garduñas. Estos habitualmente atacan el nido, ya que se encuentra en sitios accesibles desde tierra, por eso hay una mortalidad muy grande de las hembras.
  • Galápago de Florida en la presa nº 9. Se caracteriza por la presencia de una mancha prominente a cada lado de la cabeza, cuyo colorido y diseño difiere según las subespecies. La evolución de su población en los últimos 20 años es expansiva y creciente y se introdujo en España, procedente de EE UU.
    12Galápago de Florida en la presa nº 9. Se caracteriza por la presencia de una mancha prominente a cada lado de la cabeza, cuyo colorido y diseño difiere según las subespecies. La evolución de su población en los últimos 20 años es expansiva y creciente y se introdujo en España, procedente de EE UU.
  • Una gaviota reidora surca el cauce del río Manzanares a su paso por el puente Legazpi. Este ave nidifica siempre cerca de zonas húmedas, tanto de agua dulce como salobre, muy frecuentemente en estuarios, deltas, marismas, lagunas, lagos, ríos de escaso caudal como el Manzanares e, incluso, en zonas manejadas por el hombre, como graveras y embalses. La dieta de esta especie se basa en alimentos de origen animal, por lo general insectos, anélidos, pequeños crustáceos y pececillos. También ingieren a veces alimentos de origen vegetal.
    13Una gaviota reidora surca el cauce del río Manzanares a su paso por el puente Legazpi. Este ave nidifica siempre cerca de zonas húmedas, tanto de agua dulce como salobre, muy frecuentemente en estuarios, deltas, marismas, lagunas, lagos, ríos de escaso caudal como el Manzanares e, incluso, en zonas manejadas por el hombre, como graveras y embalses. La dieta de esta especie se basa en alimentos de origen animal, por lo general insectos, anélidos, pequeños crustáceos y pececillos. También ingieren a veces alimentos de origen vegetal.
  • Una gaviota sombría junto a reidoras en una barandilla de Marqués de Vadillo. Es de tamaño mediano, y con el dorso de color negro en el plumaje de adulto. Más pequeña y más esbelta que la gaviota argéntea, con alas más largas y más puntiagudas y las patas de color amarillo. El color negro del dorso y las alas superiores de las aves adultas, y las puntas extensas de color negro de las alas inferiores, diferencian a la gaviota sombría de todas las otras especies de gaviotas. Anida en zonas costeras e islas, pero también en aguas interiores.
    14Una gaviota sombría junto a reidoras en una barandilla de Marqués de Vadillo. Es de tamaño mediano, y con el dorso de color negro en el plumaje de adulto. Más pequeña y más esbelta que la gaviota argéntea, con alas más largas y más puntiagudas y las patas de color amarillo. El color negro del dorso y las alas superiores de las aves adultas, y las puntas extensas de color negro de las alas inferiores, diferencian a la gaviota sombría de todas las otras especies de gaviotas. Anida en zonas costeras e islas, pero también en aguas interiores.
  • Crías de gallineta común asuman sus cabezas debajo de su madre y entre los juncos del Manzanares. Es un ave de tamaño mediano y similar en aspecto a una focha. Tiene el pico bicolor, rojo con extremo amarillo, y con escudete rojo. Su plumaje es uniforme oscuro con el dorso más pardo oliváceo, cabeza azulada o gris pizarra,y los flancos y el vientre gris oscuro. Su cola es blanca, tiene los ojos con el iris rojizo y las patas largas con dedos largos y verdes. Es una de las aves acuáticas más comunes en España, aunque no es frecuente verla de día, pues se oculta rápidamente entre la vegetación de las orillas del agua en cuanto presiente el peligro. Incluso puede sumergirse asomando sólo el pico como un periscopio y probablemente puede hundirse expulsando el aire de su plumaje y sacos aéreos. Estas aves crían cerca de agua dulce entre la espesa vegetación, y sus lugares favoritos para hacer el nido son junto a charcas, lagunas y ríos.
    15Crías de gallineta común asuman sus cabezas debajo de su madre y entre los juncos del Manzanares. Es un ave de tamaño mediano y similar en aspecto a una focha. Tiene el pico bicolor, rojo con extremo amarillo, y con escudete rojo. Su plumaje es uniforme oscuro con el dorso más pardo oliváceo, cabeza azulada o gris pizarra,y los flancos y el vientre gris oscuro. Su cola es blanca, tiene los ojos con el iris rojizo y las patas largas con dedos largos y verdes. Es una de las aves acuáticas más comunes en España, aunque no es frecuente verla de día, pues se oculta rápidamente entre la vegetación de las orillas del agua en cuanto presiente el peligro. Incluso puede sumergirse asomando sólo el pico como un periscopio y probablemente puede hundirse expulsando el aire de su plumaje y sacos aéreos. Estas aves crían cerca de agua dulce entre la espesa vegetación, y sus lugares favoritos para hacer el nido son junto a charcas, lagunas y ríos.
  • Un nutrido grupo de reidoras y sombrías pasan ante un hotel en la ribera del Manzanares.
    16Un nutrido grupo de reidoras y sombrías pasan ante un hotel en la ribera del Manzanares.
  • Un pito real bajo el puente de Pierrot. Es un pájaro carpintero grande y robusto, de aspecto inconfundible, en cuyo plumaje dominan los tonos verdosos, más intensos en las regiones dorsales, ligeramente grisáceos en las ventrales y con matices amarillentos en el obispillo. Carece de moteados y listas, pero luce un llamativo patrón de coloración en la cabeza, donde el píleo es rojo y los ojos, amarillentos, aparecen enmarcados por un antifaz negro.
    17Un pito real bajo el puente de Pierrot. Es un pájaro carpintero grande y robusto, de aspecto inconfundible, en cuyo plumaje dominan los tonos verdosos, más intensos en las regiones dorsales, ligeramente grisáceos en las ventrales y con matices amarillentos en el obispillo. Carece de moteados y listas, pero luce un llamativo patrón de coloración en la cabeza, donde el píleo es rojo y los ojos, amarillentos, aparecen enmarcados por un antifaz negro.
  • Un cormorán seca sus alas bajo el puente de Legazpi tras bucear en busca de peces en el Manzanares. Se trata de un ave grande, de aspecto torpe y coloración general negruzca, salvo la garganta, que es de tonos blanquecinos. Tiene el cuello largo y grueso, el pico prominente y gris, y las patas negras. En la base de la mandíbula inferior presenta una zona desnuda de plumas, de color amarillo-anaranjado, que alcanza casi los ojos. La coloración de las plumas del dorso hace que parezcan escamas. En vuelo intercala breves planeos entre secuencias de batido de alas. Cuando nada mantiene la línea de flotación elevada, con tres cuartas partes del cuerpo bajo el agua. El cormorán grande pasa mucho tiempo posado en rocas o árboles, con las alas abiertas para dejar secar su plumaje. Durante el periodo reproductor, los adultos muestran manchas blancas sobre la cabeza, los flancos y la parte superior de los muslos, y lucen un plumaje con tonos más lustrosos. Los jóvenes presentan las partes inferiores de tonos pálido-cremosos.
    18Un cormorán seca sus alas bajo el puente de Legazpi tras bucear en busca de peces en el Manzanares. Se trata de un ave grande, de aspecto torpe y coloración general negruzca, salvo la garganta, que es de tonos blanquecinos. Tiene el cuello largo y grueso, el pico prominente y gris, y las patas negras. En la base de la mandíbula inferior presenta una zona desnuda de plumas, de color amarillo-anaranjado, que alcanza casi los ojos. La coloración de las plumas del dorso hace que parezcan escamas. En vuelo intercala breves planeos entre secuencias de batido de alas. Cuando nada mantiene la línea de flotación elevada, con tres cuartas partes del cuerpo bajo el agua. El cormorán grande pasa mucho tiempo posado en rocas o árboles, con las alas abiertas para dejar secar su plumaje. Durante el periodo reproductor, los adultos muestran manchas blancas sobre la cabeza, los flancos y la parte superior de los muslos, y lucen un plumaje con tonos más lustrosos. Los jóvenes presentan las partes inferiores de tonos pálido-cremosos.
  • Una cría de paloma bravía doméstica saca su cabeza debajo de su madre en uno de los nidos que se encuentran bajo el puente de la Reina.
    19Una cría de paloma bravía doméstica saca su cabeza debajo de su madre en uno de los nidos que se encuentran bajo el puente de la Reina.
  • Es rara la farola a lo largo del nudo Sur que no tenga su particular inquilina.
    20Es rara la farola a lo largo del nudo Sur que no tenga su particular inquilina.