Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orgullo y vergüenza

Orgullo el que nos hacen sentir los miembros del pesquero de Santa Pola, no ya por haber recogido a los náufragos, sino por haber arriesgado sus vidas, su barco y el futuro de sus familias. Permanecieron en medio de un mar inclemente y poderoso solicitando ayuda, sin ser escuchados, para poder llevar a puerto a un puñado de personas vivas y desamparadas.

Vergüenza la que nos hace sentir todo el arco político, con sus mediocres campañas y discursos, mirando hacia otro lado, y enviando un mensaje claro y rotundo, no ya a los países de origen de los migrantes, sino a los marineros y pescadores que intentan rescatarles de una muerte segura. Con esta actuación les están transmitiendo que lo que deben hacer es dejar que se ahoguen y mueran todos aquellos a los que encuentren en medio del mar.

Emilio Pastor Martínez. Orihuela (Alicante)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >