Katie Holmes y Jamie Foxx, ¿boda en París?

Medios franceses y estadounidenses alertan del próximo enlace entre los actores, que mantienen un discreta relación desde hace un lustro

Katie Holmes y Jamie Foxx en la fiesta previa a los premios Grammy, el 27 de enero de 2018 en Nueva York.
Katie Holmes y Jamie Foxx en la fiesta previa a los premios Grammy, el 27 de enero de 2018 en Nueva York.Lester Cohen (Getty )
Más información
El pacto de silencio que une a Katie Holmes con Jamie Foxx
Jamie Foxx y Katie Holmes pasean su amor en los Grammy
Katie Holmes y Jamie Foxx ya no esconden su noviazgo

Llevan juntos, de forma discreta y tranquila, desde 2013, en una inédita unión que ha dado más que hablar por su perfil bajo que por su exposición. Pero parece que ahora los actores Katie Holmes y Jamie Foxx están dispuestos a dar un gran paso que confirme su relación: la boda.

Eso es lo que cuentan estos días los medios estadounidenses, pero también los franceses. Porque, según explican, la ceremonia que uniría a los intérpretes tendría lugar en la capital francesa. "París es la ciudad donde ambos han decidido revelar su romance después de años escondiéndose", ha explicado un amigo de la pareja a la web Radar Online, según declaraciones que recoge Madame Figaro, decano de la prensa francesa.

Según este medio, ha sido la actriz, de 39 años, la que ha convencido a su pareja, de 50, de casarse en Francia. Al parecer, Holmes querría celebrar "una boda de invierno en la Ciudad de la Luz", según explican las mismas fuentes. Algo relativamente parecido a lo que ocurrió en 2006 en su boda con Tom Cruise: tuvo lugar en noviembre y en Roma.

La pareja lleva saliendo desde 2013, y desde el principio Foxx ha respetado no solo el gusto por la discreción de su pareja, sino también su necesidad. Porque Holmes se divorció del celebérrimo Tom Cruise en 2012, y aquella separación trajo consigo secretos, pactos y condiciones. Como que Holmes tenga la obligación de pasar cinco años sin pareja conocida después de su divorcio, algo que habría cumplido a la perfección: no fue hasta principios 2018 cuando se la vio con Foxx, sonriente y acaramelada, en la fiesta previa a los Grammy.

Con o sin pacto, lo que sí está claro es que entre la actual pareja hay un acuerdo tácito de discreción. Nunca hablan el uno del otro en la prensa y hasta hace pocos meses solo se veían en sus propias casas de Los Ángeles (California), muy cercanas entre sí, ya que —hasta donde se sabe, que es más bien poco— vivía y viven separados. De ahí que, si hay boda, incluso entre las luces parisinas, es probable que el silencio la guarde para sí.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS