Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

El Seprona investiga el vídeo de una matanza de conejos en Fuerteventura

En el vídeo se ve cómo 10 personas, dos de ellas menores de edad, exhiben colgados de palos a 52 animales, cuando en la isla solo se permiten cuatro por día y cazador

El vídeo de la matanza de conejos en Fuerteventura.
Santa Cruz de Tenerife

Medio centenar de conejos ensartados en palos de madera mientras al menos ocho cazadores y dos menores de edad hacen mofa y se jactan de su captura. Esta es la escena grabada en vídeo y que está siendo investigada por el Servicio de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Fuerteventura. En la grabación, uno de los cazadores grita eufórico "¡míralo! ¡52!" mientras zarandea a un animal muerto, hablan de "fiesta" y piden más jornadas para poder cazar.

En el vídeo, que ha corrido como la pólvora en las redes sociales y que están siendo muy criticadas en Twitter, se puede escuchar a uno de los cazadores explica cómo han cazado a los 52 conejos, lo que supera con creces el número de ejemplares permitidos por la orden de veda que recoge la normativa aprobada por el Consejo Insular de Caza y el Consejo Regional de Caza de Canarias.

Dicha normativa establece que solo se permiten cuatro por día y por cazador y, si se caza en cuadrilla, un máximo de 12. Las especies autorizadas para la caza en la isla son la perdiz moruna, el conejo, la paloma bravía, la ardilla moruna y los animales asilvestrados. Los domingos, desde el 5 de agosto hasta el 28 de octubre, se puede cazar conejos, ardillas moruna y los demás animales asilvestrados con perro de pelo y hurón.

El caso, que ha sido desvelado por el rotativo canario La Provincia, fue denunciado por la asociación Canary Animal Rescue, a través de las redes sociales. La organización critica en su publicación la mezcla de "alcohol con permiso de armas". Tras hacerse público el caso, el Cabildo de Fuerteventura ha mostrado su repulsa, además de organizaciones de cazadores como la Asociación de Cazadores SOS Perdiz Moruna..

En este sentido, desde la Corporación insular se recuerda que la "gran mayoría de cazadores y aficionados a la caza son respetuosos con la actividad cinegética, no sobrepasan el número de piezas permitidas en la orden de veda y colaboran en la conservación equilibrada entre las especies animales y vegetales".

Por su parte, los cazadores han arremetido contra lo que consideran "furtivos, la lacra de este colectivo" y piden que "se tomen medidas contra estos reincidentes". "Un amplio grupo de cazadores y aficionados a la caza de Fuerteventura queremos comunicar a la opinión pública majorera nuestra repulsa a los actos publicados en vídeos que se están haciendo virales por la red. Nosotros sí amamos la naturaleza y creemos que la actividad cinegética en Fuerteventura requiere de una mejor regulación para luchar contra estos desaprensivos", dice en un comunicado la Asociación de Cazadores SOS Perdiz Moruna

No es la primera denuncia de estas características que se ha registrado en los últimos meses. Según ha informado la Guardia Civil, el Seprona ha procedido a denunciar, el pasado 29 de octubre, a un vecino de la localidad de Tuineje de 36 años y con antecedentes por infringir la Ley de Caza de Canarias al difundir un vídeo por WhatsApp en el que suelta a 12 conejos en el campo sin autorización del Cabildo.

El Instituto Armado añade que la investigación comenzó tras la difusión del vídeo para determinar la identidad de su protagonista y las circunstancias de su grabación, así como comprobar si disponía de la autorización administrativa correspondiente. Tras identificar al hombre, los agentes acudieron a su domicilio y se entrevistaron con el protagonista, que colaboró y reconoció que era él quien aparecía en el vídeo y que no disponía de la autorización.

La Guardia Civil lo denunció a la Ley 7/1998 de Caza de Canarias, concretamente por infringir el artículo 49, apartado 15, que castiga con multas —y otra serie de medidas accesorias según el artículo 51.2 de 601 a 3.000 euros a quien reintroduzca, repueble o traslade piezas de caza sin contar con autorización expresa del Cabildo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información