Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primeras imágenes de Terelu Campos tras su operación

La colaboradora está convaleciente de una doble mastectomía y reconstrucción de sus pechos tras sufrir un segundo cáncer

Terelu Campos, a la salida del médico.
Terelu Campos, a la salida del médico. GTRES

Dos semanas después de haberse sometido a una doble mastectomía y a la reconstrucción de sus pechos, Terelu Campos ha sido vista por primera vez por las calles de Madrid cuando se dirigía a una consulta médica. La colaboradora de Mediaset iba acompañada de su madre, María Teresa Campos.

Terelu Campos tomó la decisión de pasar por el quirófano después de que la pasada primavera sufriera por segunda vez un cáncer de pecho. Antes de ser operada,  Campos confesaba: "Me da miedo el quirófano. Son tantas horas de operación... pero para mí era importante que se hiciera todo en la misma intervención". Muchas mujeres primero se extirpan las mamas y luego se hacen la reconstrucción pero ello lo descartó: "Psicológicamente, yo no podía. Me parecía complicado porque soy una persona pública y el hecho de sentirme muy observada me agobiaba". Los médicos han optado por usar grasa de su cuerpo para crear un nuevo pecho. Tras la operación confesó que se sentía "como si me hubieran pasado dos AVE por encima".

Terelu Campos, con su madre María Teresa Campos.
Terelu Campos, con su madre María Teresa Campos. GTRESONLINE

Este lunes en las primeras fotos de la colaboradora se observa su rostro abatido y su ropa permite ver que todavía va vendada. La presentadora está recibiendo ayuda psicológica: "Después de la operación empieza una nueva etapa de aceptación de tu cuerpo que conlleva un trabajo psicológico. Se trata de un cáncer que tiene que ir acompañado de ayuda". Su hermana, Carmen Borrego, también ha explicado que el proceso de recuperación está siendo difícil.

Antes de la operación, Terelu Campos reflexionó en voz alta sobre la posibilidad de realizarse una doble mastectomía: "Tomaré la decisión consultando con el equipo médico. Pero la otra opción, en vez de quitarme los pechos, serían 25 o 30 sesiones de radioterapia y cinco años de tratamiento hormonal con pastillas, pero ¿quién me asegura a mí que después no me vuelva a aparecer otro tumor? Necesito ya un poco de paz".

Esta operación no evitará que Campos tenga que seguir un tratamiento de pastillas durante cinco años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >