Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los padres cogerán su permiso si es intransferible, pagado al 100% y si ninguna trampa se lo impide”

Menos de la mitad de los nuevos progenitores ha disfrutado de la quinta semana de permiso. Solo el 1% de ellos comparte este tiempo de maternidad y paternidad con la madre

El acuerdo conseguido por Podemos y PSOE del pasado 11 de octubre puede hacer que los nuevos padres disfruten, a partir de 2019, de ocho semanas de permiso de paternidad. Semanas que aumentarían a 12 en 2020 y llegarían a 16, las mismas con las que cuentan hoy las madres –de las que seis tienen carácter obligatorio e intransferible y las 10 restantes son transferibles–, en 2021. Aunque todo esto depende de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

De aprobarse, será factible en enero; no tiene carácter retroactivo y estos permisos serán intransferibles y remunerados al 100%. De momento, y desde el mes de julio pasado, los progenitores pueden disfrutar de cinco semanas de permiso. De estas cinco semanas intransferibles –significa que si no se lo coge, lo pierde, pero no se le obliga a que lo disfrute– e independientes a las de la madre, cuatro se deben disfrutar de manera ininterrumpida. Y esa nueva quinta semana, según aparece en el BOE, se puede utilizar "en otro momento dentro de los nueve meses siguientes al nacimiento". Esta ampliación fue posible gracias al acuerdo de investidura de Mariano Rajoy que alcanzaron el PP y Ciudadanos y la posterior aprobación de los PGE de 2018, tras la llegada del PSOE al Gobierno. Este fue el segundo incremento de este beneficio en dos años, desde que en enero de 2017, el permiso de paternidad aumentara de 13 días a cuatro semanas.

Desde la entrada en vigor de la nueva normativa de las cinco semanas y hasta el 31 de agosto, 18.000 hombres se han beneficiado de esta semana adicional, según datos facilitados por el Ministerio de Trabajo. Estos representan el 45% de los nuevos padres de un total de 39.819 que solicitaron dicho permiso. La media en estos últimos nueve meses es que lo padres disfruten de una media de 30,22 días. Según las cifras, la tendencia es al alza –como muestra la tabla–. Este tiempo no cuenta desde el nacimiento del bebé, ya que los padres cuentan con dos días más, aunque este tiempo puede variar si hay o no desplazamiento o si la pareja tiene dos hijos o más.

Duración media de prestaciones de paternidad

Meses Jul 2018 Ago 2018 Sep 2018 TOTAL 2018
Total Percb. Altas 19.174 20.645 22.573 190.053
Número de días abonados 582.716 667.565 759.743 5.744.359
Duración Media 30,39 32,33 33,65 30,22

*Datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo

Otro dato a constatar es que muy pocos padres comparten la maternidad con la madre. Según estos datos del Ministerio de Trabajo, de enero a junio de este 2018, "122.421 parejas no compartieron dicho permiso frente a los 1.325 que sí lo hicieron con una media de 70,86 días cada uno. Esto representa el 1% del total". Siendo las Comunidades que más comparten Cataluña y Madrid con 199 y País Vasco con 177, según las mismas fuentes.

¿Cuántas parejas comparten los permisos de maternidad y paternidad?

Comunidades autónomas Modalidad Contributiva      
  No comparten Duración Media Comparten Duración Media
Total 122.421 113,14 1.325 70,86

*Datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo

Según los expertos, la idea arraigada en la sociedad de que la madre debe hacerse cargo del cuidado del bebe y el miedo a perder el empleo son los dos principales factores que provocan que los nuevos progenitores no opten por la totalidad del mismo. Es cierto que “algunos padres expresan miedo a sufrir ciertas consecuencias en sus empresas si se cogen el permiso de paternidad, por ejemplo, al despido, o a una menor probabilidad de ser promocionado.”, explican desde la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), las coportavoces María Pazos y Teresa Jurado. Según agregan estas mismas fuentes, hay un estudio reciente con datos de la Encuesta de Población Activa que muestra que los altos directivos son menos propensos a coger el permiso de paternidad que padres en otras ocupaciones. “En cambio, desde 2017, prosiguen, con la ampliación a cuatro semanas, hay más padres con contratos temporales y en las empresas privadas que se toman el permiso, comparado con esos mismos tipos de padres durante la época de la crisis económica y cuando el permiso era de solo dos semanas”.

En cuanto a la idea arraigada sobre que el cuidado de los hijos debe depender de la madre, para PPiiNA, “es una idea que existe cada vez menos, como muestra la Encuesta Europea de Valores y los Barómetros del CIS, sobre todo entre las generaciones más jóvenes. No obstante, hay padres y madres que aún piensan que a ellas por naturaleza se les da mejor cuidar. Asimismo hay padres y madres que piensan que el hecho de cuidar se aprende en la práctica y que hombres y mujeres pueden aprenderlo por igual”.

“Lo que queremos decir, es que los hombres se toman los permisos cuando son intransferibles y pagados al 100%. Solicitamos que el permiso sea único para cada persona, equiparando el de todas las personas progenitoras al permiso que ahora tienen las madres. Por eso queremos que ese permiso tenga seis semanas obligatorias, que son una forma de proteger el derecho de las madres actualmente, y serán una forma de proteger también el derecho de los padres o de las otras madres. Pero, como decimos, los padres se tomarán su permiso si es intransferible y pagado al 100%, y si no hay ninguna trampa que se lo impida”, inciden desde la Plataforma.

16 semanas de permiso de maternidad y paternidad

La lucha de Podemos parece llegar a buen puerto. El grupo parlamentario planteaba la equiparación a 16 semanas para el padre a través de permisos de carácter intransferible. La proposición promovida este 2018 implicaba conseguir la totalidad de este tiempo en 2024. Con este nuevo acuerdo con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, este objetivo, de salir adelante, se conseguirá antes, en 2021. Serán beneficiarios de esta ampliación también los padres que acojan y que adopten.

Para PPiiNA, el acuerdo tiene el punto positivo de que “ambos están de acuerdo en que se debe reformar el actual sistema de permisos para que haya un permiso único individual, sin tener en cuenta el género”. Pero también tiene tres puntos negativos. Primero, no hay mención en la ley de que con solo aprobarse en el Congreso garantiza su puesta en práctica. Segundo, PSOE y Podemos han acordado que el diseño de los permisos se negocie en las mesas del llamado Diálogo Social, que son reuniones entre el Gobierno, las organizaciones empresariales y los sindicatos, que se realizan a puerta cerrada, sin publicidad, “y creemos que estos no representan a toda la sociedad”. Y, por último, en el acuerdo no consta si se permitirá a los padres turnarse con la madre o, por el contrario, se les obligará a tomarse gran parte del permiso al mismo tiempo que ella.

“Hacer los permisos de ambos intransferibles (no es necesario que sean obligatorias) y pagados al 100% mandaría una señal muy potente a toda la sociedad”, añaden desde PPiiNA, “en particular a los nuevos padres, de que todas las personas son corresponsables del cuidado, de que no debe haber diferencias por género ni por tipo de familia”. “Este nuevo permiso único se compone de un permiso parental inicial de 2 semanas a partir del nacimiento, más un permiso adicional de 14 semanas a disfrutar durante el primer año cuando cada persona decida. Con este diseño, cada persona podría quedarse sola al cargo de su bebé durante 3 meses y medio, y así las familias biparentales podrían cubrir un periodo suficiente para enlazar con la educación infantil (que naturalmente debe hacerse universal, de calidad y gratuita)".

Las madres podrían volver a sus puestos de trabajo (actualmente solo lo hace el 55% de las madres españolas, según la OIT)”, agregan desde la plataforma. Además, “la experiencia demuestra que esto funciona, que los hombres que se quedan solos al cargo de sus bebés se inician en los cuidados, construyen el vínculo afectivo con ellos y se muestran satisfechos a posteriori, por más que a priori hubieran tenido miedo y resistencias. Tanto las criaturas como las madres y los padres se beneficiarían de una familia más igualitaria, con menor riesgo de pobreza y de violencia”, terminan.

Cuando igualar los permisos no es suficiente

Una ampliación que algunos no creen suficiente, por ejemplo, desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) defienden que no solo hay que ampliar el permiso de los padres sino también el de las madres. Para estos expertos, el de maternidad debería ser de una duración por lo menos seis meses, según informan en un comunicado, tiempo también recomendado por organizaciones internacionales como la OMS ya que promovería poder alimentar a los bebés con lactancia exclusiva el tiempo recomendado. Y agregan que uno de los problemas fundamentales de las madres es la conciliación entre la lactancia y la vuelta al trabajo. Parece que a pesar de que no avanzamos a la velocidad que todos requerirían, sí es verdad que por lo menos lo hacemos a poco a poco para conseguir la igualdad y la corresponsabilidad en el cuidado de los más pequeños de la casa.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información