Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Injusticia para los profesores

Profesora reparte exámenes entre los alumnos en un colegio público.
Profesora reparte exámenes entre los alumnos en un colegio público.

Soy profesora funcionaria de la Junta de Andalucía desde 2010, antes fui interina y veo diferencia notable entre una categoría y otra en lo que a mi destino se refiere. No tengo plaza definitiva, sigo a la expectativa de destino, algo inexplicable si tenemos en cuenta que se siguen convocando oposiciones con plazas de mi especialidad y que hay compañeros (bilingüe) que aprobando en 2016 ya tienen su plaza definitiva. Quiero denunciar el hecho de que algunos inspectores de Educación dan instrucciones para que no se evalúe esa enseñanza de una manera estricta, no vaya a ser que aumente el número de suspensos. Es vergonzoso, a mi modo de ver, que con la excusa de un programa (el del bilingüismo) que no siempre se aplica de la forma correcta se estén adjudicando plazas definitivas a personas que han aprobado las oposiciones seis años después. No tener plaza definitiva te impide asentarte en un lugar. Según la OMS, el tener salud no solo depende del estado físico, sino también de las condiciones en las que se desarrolle nuestra vida, y les puedo asegurar que vivir en la incertidumbre de no saber dónde irás cada curso empeora considerablemente la salud mental.

Mercedes Marín del Valle. Pulpí (Almería)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >