Animales de compañía, también en la oficina para aliviar el estrés

La política que permite a los empleados llevar el perro al trabajo gana terreno en Tailandia

Una empleada de una agencia de publicidad de Bangkok trabaja con su perro.
Una empleada de una agencia de publicidad de Bangkok trabaja con su perro. SOE ZEYA TUN (REUTERS)

Nimo sale de un automóvil a toda prisa para entrar a trabajar en una agencia de publicidad de Bangkok, pero Nimo no es un empleado cualquiera. Es un perro.

Más información
El sádico que se graba atropellando animales mientras se ríe a carcajadas
La alcaldesa que mató a un caimán de tres metros y medio de un tiro
Un aullido congelado desde la Edad del Hielo
Un joven muere tras sufrir el ataque de un gran tiburón blanco en Massachusetts

El husky de pelo castaño acompaña todos los días a su dueño, Thimpaporn Phopipat, a su trabajo en la agencia de publicidad digital YDM en la capital tailandesa. "Como amo a los perros, realmente me dieron ganas de trabajar aquí ", explica Thimaporn, de 29 años, relaciones públicas digital. También le acompaña su perrita chihuahua Muu Pan.

La tendencia de llevar el perro al trabajo está ganando terreno en Tailandia, especialmente en empresas dedicadas a la publicidad o en negocios que con un horario irregular. Esta política está enfocada a aliviar el estrés, y a atraer y retener algunos empleados, según algunas fuentes. 

Otras agencias de publicidad tailandesas también han impulsado políticas dog-friendly (admiten perros en sus instalaciones), pero YDM, con casi 200 empleados y 20 perros de compañía, es la más importante.

Varias investigaciones apuntan a los beneficios derivados de llevar a los perros al trabajo, pero un estudio publicado por el International Journal of Environmental Research and Public Health, especializado en investigaciones medioambientales y de salud pública, advertía del riesgo de alergias y transmisión de enfermedades. El mismo informe dice, sin embargo, que las mascotas podrían ayudar a amortiguar el estrés en el trabajo.

Perros en una oficina de Bangkok.
Perros en una oficina de Bangkok.reuters

Incluso las personas que no llevan a sus perros a la oficina pueden beneficiarse de su presencia para mejorar las relaciones con sus compañeros. "A veces la situación pueden volverse caóticas, pero es un buen tipo de caos, porque me hace feliz y me tranquiliza", asegura Jitramas Watana-ug, de 31 años, gerente de YDM.

La propietaria de la agencia, Anankarat Kongpanichkul, de 42 años, introdujo la política dog-friendly cuando fundó YDM hace ocho años. "Para mí es muy alegre, nos hace sentir como en casas", afirma. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS