Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ir a la universidad para ser ‘influencer’

Ciberseguridad, economía, leyes y moda, imprescindibles para ser influyente en redes sociales

Influencers
'Influencers' de izquierda a derecha: Olivia Palermo, Pelayo Díaz y Chiara Ferragni. CORDON PRESS

La diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada se ha estrenado como directora honorífica del primer curso universitario de España para convertirse en influencer profesional, y ha dado a conocer las materias que se impartirán en las clases, que comenzarán el próximo 19 de octubre en la Universidad Autónoma de Madrid. Ciberseguridad, psicología, economía, marketing, legislación, moda, estilismo y fotografía son algunas de las materias imprescindibles para triunfar en este negocio en auge, que “no consiste en poner fotos por poner, sino en contar historias”, según destaca la creadora.

Hasta ahora, solo se conocían las líneas generales del curso Intelligence influencers: Fashion & Beauty se trata de un curso universitario de 500 horas, no de un grado ni un máster—, que se desarrollará en la Facultad de Psicología. En la presentación han desvelado que los futuros influencers estudiarán asuntos como ciberseguridad, de la mano de expertos en la materia como Hugo Zunzarren, encargado de explicar cómo gestionar el conocimiento y la información. También habrá espacio para adentrarse en los aspectos legales de las nuevas tecnologías, que impartirá la Doctora en Derecho Beatriz Sanjurjo, así como ejercicios dedicados a trabajar la creatividad, con la profesora de Psicología Manuela Romo, que combinará teoría y práctica para incentivar que sean originales y tengan ideas novedosas. Les dejarán claro que en las redes sociales no tendrá cabida quien haga lo mismo que los demás, quien copie o no tenga personalidad. Solo se mantendrá quien tenga un estilo propio.

El programa incluye contenidos de marketing, economía y aspectos financieros, y habrá clases sobre psicología de la moda, en la que los estudiantes reflexionarán sobre los mensajes que envía la vestimenta. También participarán en ejercicios para sobrellevar la presión y el estrés, y tendrán que saber gestionar el éxito y el fracaso, tener personalidad propia y no dejarse llevar por las críticas destructivas, el descenso de likes o los comentarios despectivos. La fotografía, el vídeo y la redacción completarán unos estudios que pretenden abordar de manera completa el fenómeno.

Ver esta publicación en Instagram

Presentando el nuevo curso universitario de formación en “Intelligence Influencers: Fashion & Beauty” #intelligenceinfluencers #agatharuizdelaprada

Una publicación compartida de Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) el

Los contenidos más relacionados con la moda y el estilismo contarán con rostros muy reconocidos en el sector, como el diseñador Modesto Lomba, el estilista Josie o la estilista y diseñadora de vestuario Cristina Rodríguez, famosa por los programas Supermodelo y Cámbiame en televisión, y por diseñar el vestuario para más de 60 películas, que aportarán sus conocimientos y participarán en debates.

A lo largo de todo el curso, los matriculados tendrán que demostrar que están preparados para dedicarse a ello. De hecho, el ejercicio final consiste en elaborar una estrategia real de marketing. Quienes lo superen con éxito, podrán dejar constancia en sus redes sociales, porque —como si de un sello digital se tratase, a modo de diploma— la dirección ha creado un icono oficial de Intelligence Influencer que podrán incluir en sus perfiles sociales. Habrá una mariposa blanca sobre fondo negro para alumnos presenciales y una naranja sobre fondo blanco para asistentes virtuales, acompañada del nombre y de un número de registro, para evitar fraudes.

Ágatha Ruiz de la Prada dice afrontar el proyecto con ilusión y con ganas de enseñar pero también de aprender. “Ser influencer hoy es un trabajo para mucha gente. Las redes sociales son fundamentales en nuestras vidas, y este tema hay que tratarlo lo más seriamente posible”. La diseñadora sostiene que el éxito pasa por saber contar historias y tener talento para hacer fotografías. “No todo el mundo puede ser influencer. Poner fotos por poner es una tontería. Hay que tener una historia que contar, hay que querer contarla y, sobre todo, hay que saber contarla y hacerlo de forma bonita. Además, es necesario ser consciente de que cada vez que compartes una cosa en redes, estás haciendo un statement (declaración), es un tema serio, puede ir en tu contra, y queda para toda la vida”. Ruiz de la Prada tiene más de 200.000 seguidores en Instagram —“estoy deseando tener un millón, espero tenerlo pronto”— y considera que su perfil es “divertido” y gusta porque revela cosas que tienen que ver con su vida y su trabajo. “Vivo muchísimo para las redes sociales, me ocupo personalmente desde hace un año y me divierte. Siempre he sabido que la moda y la comunicación están muy relacionadas. Hoy en día, la moda y las redes sociales son inseparables”.

La acogida ha sorprendido a todos. En solo dos semanas se han agotado las 50 plazas ofertadas en un primer momento. Ante la gran demanda, los organizadores han anunciado una ampliación del aforo —hasta 65 alumnos presenciales— y el traslado de las clases de un aula convencional de la Facultad de Psicología al Aula Magna del centro. Quien no consiga una plaza, o los interesados que no puedan acudir a las clases, tienen la opción de seguir los contenidos online, a un precio de 900 euros.

Más información