Cuando la estrella es el fotógrafo

Neal Preston recopila en el libro 'Exhilarated and exhausted' centenares de imágenes donde bandas como Led Zeppelin o Springsteen y la E-Street Band sudan, saltan y gritan frente a su objetivo

Si se fija bien, detrás de ese armario de tres cuerpos, está Peter Frampton dándolo todo ante un estadio abarrotado.
Si se fija bien, detrás de ese armario de tres cuerpos, está Peter Frampton dándolo todo ante un estadio abarrotado.
Alice Cooper retratado por Neal Preston.
Alice Cooper retratado por Neal Preston.

Neal Preston es el Frank Sinatra de los fotógrafos de rock’n’roll. Un tipo carismático, poderoso, elegante y el indiscutible número uno en su profesión. Preston (1952, Los Ángeles) ha inmortalizado a los Who, salido de fiesta con Led Zeppelin, bebido con Springsteen y la E-Street Band y guiado los destinos de algunos de los críticos musicales más influyentes de la historia. Cameron Crowe, director de cine y –en los setenta– uno de los plumillas más jóvenes de la historia de Rolling Stone, dijo de él: “Neal era un dios. Todos lo veneraban, todos querían que les fotografiara, todos querían que les adoptara”.

Gran parte de su trabajo se recopila en Exhilarated and exhausted (Regocijado y exhausto), un tomo de más de 300 páginas de la editorial británica Reel Art Press con centenares de imágenes en las que sudan, saltan y gritan los iconos que han convertido la música en algo más grande que cualquier escenario. “Un día descubrí que podía capturar la magia de una banda en directo. Es un don y un privilegio. Y aquí sigo”, remata Preston.

Sly Stone saltando frente al objetivo de Preston.
Sly Stone saltando frente al objetivo de Preston.
Elton John momentos antes de salir al escenario.
Elton John momentos antes de salir al escenario.
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS