Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violencia en la escuela: desde que sales de casa, hasta años después de acabar los estudios

Un informe de Unicef desvela que la mitad de la población mundial entre 13 y 15 años, unos 150 millones, sufre agresiones en el colegio. En España, sin datos desde 2014, un 17% manifestó sufrir acoso

Aunque parezca que los golpes en las manos con la regla que atizaba el maestro son cosa de otro tiempo, alrededor de 720 millones niños en edad escolar viven en países donde no están totalmente protegidos por ley del castigo corporal en la escuela. Incluso en Europa, las leyes que lo prohíben son relativamente recientes. Esta es solo una de las violencias que soportan millones de adolescentes en todo el mundo y que recoge el último informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), titulado Una lección diaria: #STOPViolenciaInfantil en las escuelas que se publica como parte de su campaña mundial #ENDviolence Against Children. El documento está basado en datos recopilados de diferentes estudios y encuestas entre 2003 y 2017.

“La educación es clave para la construcción de sociedades pacíficas y, sin embargo, para millones de niños alrededor del mundo la escuela no es un lugar seguro”, se lamenta Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de UNICEF. “Cada día, muchos estudiantes, ya sea en persona o través de Internet, se enfrentan a una serie de peligros, desde peleas, presión para que formen parte de pandillas o intimidación a formas de disciplina violentas, acoso sexual o violencia armada. Estas situaciones afectan su aprendizaje en el corto plazo, y a la larga pueden provocarles depresión, ansiedad y hasta llevarlos al suicidio. La violencia es una lección inolvidable que ningún niño debería de aprender”.

Por su parte, Javier Martos, director general de Unicef España, señala que este es en realidad un tema bastante novedoso del que hay pocos datos comparativos. "Hasta hace poco se pensaba que el maltrato infantil era algo del ámbito privado. La escuela debe ser un lugar seguro para los niños, en el que aprendan y se desarrollen. Sufrir violencia en ella es inadmisible". En el caso de España, asegura que son necesarios ya una Ley integral para la Erradicación de la Violencia contra la Infancia y el monitoreo constante de las denuncias de acoso. "En España tenemos ahora una gran oportunidad ahora para brindar a los menores la protección necesaria frente a situaciones que no deberían vivir jamás". 

Según el estudio, la mitad de los niños entre 13 y 15 años ha sufrido algún tipo de violencia en el colegio o en sus alrededores, unos 150 millones a nivel global. Estas son diferentes formas y etapas del maltrato que pueden sufrir.

Violencia en la escuela: desde que sales de casa, hasta años después de acabar los estudios

De camino a clase

Para muchos niños en todo el mundo, el primer peligro llega mucho antes de poner un pie en el aula. Nqobile es una joven sudafricana que fue agredida sexualmente en el camino a clase cuando tenía 13 años. Ha conseguido exteriorizarlo con 18, cuando el director de su colegio la ha animado a contarlo para evitar que vuelva a suceder. El informe de Unicef recoge sus palabras: "Me estoy abriendo a la gente sobre esto por primera vez. No quiero que cualquier otra chica pase por lo que pasé yo en colegio". Cuando el camino no es seguro, los padres optan por dejar a las niñas en casa, con lo que las tasas de escolarización femeninas se quedan atrás desde muy pronto y quedan así relegadas a ser madres y esposas.

Tus propios compañeros

Según el informe, uno de cada tres adolescentes ha sufrido algún tipo de bullying, y la misma proporción asegura que se ha visto envuelto en peleas. "Los padres tienen que entender que esto no son cosas de niños y no pertenecen al ámbito privado, sino que es una cuestión pública", apunta Martos. El estudio refleja que mientras que las niñas tienen más tendencia a sufrir acoso psicológico, los niños llegan a la violencia física. En 39 países industrializados, 17 millones de jóvenes adolescentes admiten haber intimidado a algún compañero en la escuela. "La orientación sexual o identidad de género también puede conducir a mayor vulnerabilidad a la violencia en las escuelas. Los niños que se identifican como lesbiana, gay, bisexual, transgénero o intersexual pueden ser especialmente vulnerables a actos de violencia de sus compañeros", detalla el estudio. En España, sin datos desde 2014, casi un 17% manifestaba entonces haber sido acosado y el 30% aseguraba haber estado envuelto en una pelea. España es el tercero –entre los 37 países de Europa, EEUU y Canadá- con menor índice de violencia en las escuelas entre estudiantes de 13 a 15 años.

¿Qué pueden hacer los maestros?

La mitad de los niños en edad escolar en todo el mundo viven en países donde el castigo corporal en el aula está permitido. Como muestra, el informe recoge los datos de Andhra Pradesh y Telangana, dos Estados de India, donde el 78% de estudiantes de 8 años y el 34% de los jóvenes de 15 años aseguraron haber recibido golpes de sus maestros al menos una vez en la semana previa a la encuesta. "Hace falta formación para los profesores y un cambio general de la cultura a la hora de entender las peleas entre alumnos", asegura Martos.

El acoso sigue en las redes

"Cuando Angeline, de Kuala Lumpur, tenía 14 años, un malentendido acerca de un proyecto escolar la enfrentó con una amiga. En cuestión de semanas, todos sus compañeros la ignoraban e incluso se negaban a sentarse con ella". Su historia es una de los miles de ejemplos de acoso online que sufren a diario los jóvenes. "Nunca puedes retirar algo que dijiste o publicaste en la Red, siempre queda ahí y con esa experiencia me di cuenta de cuánto puede llegar a afectarte una palabra", señala la estudiante que ahora tiene 18 años. El cyberbullying es un fenómeno relativamente reciente que ha vivido una explosión con la utilización masiva de las redes por parte de los adolescentes. "Aún recuerdo cuando hace unos años se recomendaba a los padres que tuvieran el ordenador en el salón para comprobar, pero con los móviles y las tabletas todo eso ha quedado casi obsoleto, es muy difícil de controlar", apunta Martos.

Estudiar matemáticas bajo las bombas

Violencia en la escuela: desde que sales de casa, hasta años después de acabar los estudios

Unos 158 millones de niños entre 6 y 17 años viven en zonas de conflicto. A todos ellos, la guerra les ha arrebatado la posibilidad de acceder a educación y, en muchos casos, esto significa perder su futuro. En 2017, las Naciones Unidas verificó 396 ataques a escuelas en la República Democrática del Congo, 26 a colegios de Sudán del Sur, 67 en Siria y 20 en Yemen. Uno de los últimos, fue el bombardeo a un autobús escolar en Yemen en el que murieron al menos 50 personas, de las que 29 eran niños.

Más de 21.000 heridos por ataques contra escuelas de países en conflicto en el último lustro

Más de 21.000 alumnos y profesores han resultado heridos por los ataques lanzados contra escuelas en países en conflicto durante los últimos cinco años, según un informe de la Coalición Global para Proteger a la Educación de Ataques (GCPEA), que ha examinado más de 12.700 incidentes en el periodo 2013-2017.

Leer mas: http://www.europapress.es/internacional/noticia-mas-21000-heridos-ataques-contra-escuelas-paises-conflicto-ultimo-lustro-20180510172141.html

(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

¿Cuándo acaba?

Para muchos, el problema no acaba al cerrar los libros. El informe de Unicef recupera un estudio de 2010 realizado en los Estados Unidos que concluyó que los adultos que había experimentado abuso físico o sexual cuando eran niños tuvieron problemas a la hora de conseguir empleo. "En el mundo, el coste de toda violencia infantil es de siete billones de dólares. Una estimación realizada en 2004 en el este de Asia y el Pacífico indicó que esta cifra en la región asciende 150.000 millones, alrededor del 2% del producto interno bruto (PIB) de ese área".

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.


Más información