Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarma por la violencia en las escuelas suizas

Un estudio desvela que el 60% de los adolescentes se sienten víctimas de agresiones

Alarma por la violencia en las escuelas suizas
© Getty IMAGES

Los adolescentes de Suiza no parecen vivir en el mundo idílico que cabe suponer. Según demuestra un estudio realizado por el Instituto Universitario de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Lausana, hasta un 60% se siente víctima de violencia. Los investigadores estudiaron a 1.687 adolescentes del cantón de Neuchâtel, y sus resultados activaron todas las alarmas sociales.

La investigación revela que el 11,2% de los adolescentes han pasado por al menos una tentativa de suicidio. Drama que se acrecienta en el caso de las mujeres. Según el responsable médico del cantón, Claude-François Robert, “el suicidio es la primera causa de mortalidad entre las personas de 15 a 29 años”. Hasta el 38% de los jóvenes tienen tendencia a la depresión, y la discriminación es moneda corriente en las escuelas suizas. Las principales razones de tal discriminación serían el aspecto físico (41%), la vestimenta (35,1%), el escaso nivel intelectual (28,8%) y la actitud masculina en las chicas y el amaneramiento en los chicos (25,8%).

Otra revelación inquietante es que las jóvenes suizas (de entre 15 y 16 años) que están en pareja se han sentido víctimas de violencia y abusos sexuales por parte de sus novios en un porcentaje del 60%. Y muchas han visto sus teléfonos móviles “controlados” por novios celosos. Los investigadores destacan el papel de las nuevas tecnologías en las que el ciberacoso ocupa un espacio importante, ya que en los últimos 10 años el uso constante de teléfonos móviles se ha generalizado entre los adolescentes.

¿Sería esta violencia adolescente un problema solo cantonal? El periodista Nicolas Willemin no lo cree así. El redactor de Arcinfo explica: “Los resultados del estudio pueden ser extrapolados a otras ciudades y cantones, aunque por el momento no de manera científica. Hasta ahora, solo Neuchâtel ha encargado una investigación de este tipo. Pero diversos sondeos realizados en Zúrich, Berna o Ginebra arrojan resultados muy similares”. Una realidad que arroja una preocupante sombra sobre los futuros adultos del idílico país alpino.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.