Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Garner y Ben Affleck llegan a un acuerdo de divorcio

La pareja rubricará el documento ante el juez una vez que el actor salga de la clínica de rehabilitación en la que entró la semana pasada

Jennifer Garner, acompañada de una amiga, lleva a Ben Affleck a rehabilitación.
Jennifer Garner, acompañada de una amiga, lleva a Ben Affleck a rehabilitación. GTRES

Jennifer Garner y Ben Affleck han dado un paso definitivo en su divorcio y presentarán el acuerdo en la corte cuando el actor complete su tratamiento en rehabilitación, según TMZ. La pareja que no tenía un acuerdo prenupcial ha tenido que llegar a un acuerdo sobre sus propiedades y sobre la custodia de sus tres hijos, Violet, 12, Seraphina, 9 y Samuel, 6, que se repartirán de manera conjunta.

La noticia llega dos semanas después de que se supiera que el caso de divorcio de Garner y Affleck estaba a punto de ser anulado por la lentitud de la negociación. Era el tercer aviso que recibía la pareja por parte del juez.

Garner y Affleck anunciaron su separación en 2015 y solicitaron el divorcio en abril pasado. A pesar de ya no estar juntos, la pareja ha mantenido una buena relación. Garner incluso fue fotografiada conduciendo a Affleck a un centro de rehabilitación de Los Ángeles el pasado miércoles. Una fuente ha asegurando a medios de EE UU que la actriz está "aliviada" de que Affleck esté "en un lugar seguro".

"Han sido unos días difíciles y Jennifer no quiere nada más que saber que Ben está recibiendo la ayuda que necesita", dijo la fuente, agregando que Garner ha sido "la roca de Ben" durante todo este proceso. "Ella está acostumbrada a poner cara de valiente y manejar la adicción de Ben, pero el proceso ha sido muy agotador para ella". Eso sí, ella no va a renunciar a Ben porque él es el padre de sus hijos ".

"Ben confía plenamente en Jen y siguió las instrucciones de Jen", dijo un portavoz de Affleck, quien reveló que completó el último tratamiento para la adicción al alcohol en marzo de 2017. "Esta vez parecía dispuesto y listo en todos los aspectos. Los amigos que vieron el rápido declive de Ben están respirando con un gran suspiro de alivio. Tienen grandes esperanzas de una recuperación ".