Así prepara un hombre precavido sus vacaciones en Formentera

Estos prácticos consejos te ayudarán a sobrevivir esta temporada a las aglomeraciones de la isla

En Baleares este verano se avistó un tiburón. Más difícil es encontrarse a los Navy Seals (en la imagen), pero todo está tan revuelto que vaya usted a saber.
En Baleares este verano se avistó un tiburón. Más difícil es encontrarse a los Navy Seals (en la imagen), pero todo está tan revuelto que vaya usted a saber.

Preparando la maleta para Formentera, en la que siempre suelo meter sobre todo cosas que no voy a usar ni por asomo (i.e., el bañador, la armónica y el sable), he ido a dar con un artículo titulado Solo necesitas cinco prendas para sobrevivir estas vacaciones que me ha enviado, seguramente engañada por el lustre que me da escribir en ICON, la start up Lookiero. Me pareció la bicoca: ¡cinco prendas solo!, vaya un ejercicio de síntesis y contención (del que me confieso incapaz).

"Suelo llevar siempre un maxibolso donde llevo la máscara integral de buceo, una red, las cremas caducadas, la bolsa de quelitas humedecidas, las palas, y sobre todo, la miscelánea de libros" Jacinto Antón

Una vez en la lista, resultó que me confundió más que aclararme, sobre todo porque va dirigida a “mujeres inquietas por la moda y las tendencias”, un colectivo en el que yo solo entro con mucha manga ancha. Aun así, he anotado unas sugerencias útiles, como la Prenda 1: pantalones palazzo o pata de elefante, preguntándome si valdrán para el chiringuito Pelayo los últimos que lucí de tal estilo, creo recordar que en los setenta, y que eran de piel de melocotón. O la Prenda 2: “un camisón romántico”, que supongo que es intercambiable en los varones por una camisa de estilo pirata, de las que tengo varias dignas del Jack Rackman de Black sails, muy desteñidas y una aún con las marcas que le quedaron de haberla usado para capturar esforzadamente un pulpo. La Prenda 5 es un maxibolso. Ya lo suelo llevar siempre, con gran riesgo de caerme de la bicicleta camino de la playa: dentro van la máscara integral de buceo (el gran must de la temporada pasada, que repite), una red (para no tener que usar la camisa pirata en la captura de pulpos), las cremas caducadas, la bolsa de quelitas humedecidas, las palas, y sobre todo, la miscelánea de libros.

Para esta temporada y visto como está de petada Formentera, he metido además la novedad Guía Seal de supervivencia (La Esfera de los Libros), del Navy Seal retirado Clint (!) Emerson, que consiste en 100 consejos prácticos para sobrevivir en la naturaleza y hacer frente a cualquier desastre, como las fuerzas especiales de los EE UU. Del tal Clint hay que fiarse pues ha trabajado en el famoso grupo Seal Team Six, que si fueron capaces de cazar a Bin Laden algo podrán hacer por nuestras vacaciones, digo yo.

Entre sus aportaciones, varias muy útiles en la playa: orientación, asegurar espacios, defender los dominios o neutralizar amenazas para la salud pública (pienso en las medusas y en las cuentas de algunos chiringuitos de Illetas). En sintonía con Lookiero, el Seal Team Six propone “organizar un equipo UDI personal”. UDI es el acrónimo de “útiles diarios imprescindibles”, aunque no figura el camisón romántico. Recomienda llevar siempre GPS, barritas energéticas, mosquetones (dos), tres metros de nailon tubular, espray de pimienta y parche a prueba de balas.

Construir un refugio fresco, encender una hoguera con un móvil, aumentar tus reservas de comida estando a la deriva, improvisar flotadores, defender un barco contra piratas y organizar una mesita de noche táctica me han parecido informaciones de utilidad. No así, en Formentera, en principio “sobrevivir al ataque de un oso”. Aunque por supuesto he subrayado el consejo 043, Saber qué hacer para mantener a raya a un tiburón, tras confirmarse la presencia de al menos un gran escualo en Baleares esta temporada. Ahí van las recomendaciones de los Seal ante la eventualidad de encontrártelo: permanezca vertical, quítese la joyería brillante, mantenga la ropa puesta (?). Un segundo nivel de iniciativas incluye otras más radicales y quizá no al alcance de todos: use el puño, agárrese de las agallas y arránqueselas, sáquele los ojos.

Como último regalo de verano, el Seal Clint nos deja este simpático dicho de su unidad: “¿Ves un tiburón? Apuñala a tu colega y lárgate nadando”. Felices vacaciones.

Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS