Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Google Home, el altavoz inteligente que responde a todas tus preguntas

Probamos y analizamos el nuevo dispositivo de Google, capaz de controlar todos los equipos conectados a la misma red mediante órdenes de voz

Google Home puede conectarse y controlar más de 1.500 dispositivos de más de 200 firmas, según afirma la compañía americana.

Son las seis de la mañana y suena el despertador. Hasta ahora me ponía en pie con la ayuda del teléfono móvil, pero desde que empecé a usar Google Home, el altavoz inteligente de Google, la alarma suena en el propio dispositivo. Así, cuando digo en voz alta “OK Google, apaga el despertador”, se detiene como por arte de magia. Si además le doy los buenos días (“OK Google, buenos días”), me informa de las noticias más importantes del día, los eventos programados en la agenda, la previsión del tiempo o el tráfico que me espera hasta la oficina. Luego, podría pedirle que encendiera la luz (si tuviera bombillas inteligentes) o que pusiera la cafetera en marcha (ya hay modelos conectados). Y así con otras muchas tareas diarias; sobre todo, para las que habitualmente recurrimos al smartphone.

Análisis y valoración

Google Home, el altavoz inteligente que responde a todas tus preguntas
Google
Google Home, el altavoz inteligente que responde a todas tus preguntas

Para dar respuesta a todas esas cuestiones, este dispositivo recurre a Google Assistant —el mismo asistente virtual de los smartphones Android— cuyo objetivo es simplificar algunas tareas diarias y ofrecer información de utilidad. De esta manera, además de los ejemplos citados, Google Home es capaz de traducir palabras y frases a otro idioma en tiempo real, realizar cálculos matemáticos sencillos, convertir unidades, acceder a información nutricional, consultar las noticias o añadir un elemento a la lista de la compra, entre otras acciones.

El único requisito antes de realizar cualquier petición es comenzar la frase con las palabras “OK Google” y utilizar un lenguaje natural (nada de hablar como un robot). El dispositivo capta los comandos de forma óptima, aunque haya ruido en la habitación o no hablemos muy alto gracias a la presencia de dos micrófonos en su parte superior que presumen de una alta sensibilidad. El único inconveniente es que no permite una conversación continua, es decir, antes de las frases siempre hay que decir primero “OK Google”, aunque un segundo antes le hayamos pedido otra cosa.

FICHA TÉCNICA

Dimensiones: 9,62 x 14,17 cm

Formatos de audio compatibles: HE-AAC • LC-AAC

Conexión inalámbrica: Wi-Fi 802.11b/g/n/ac (2,4 GHz/5 GHz)

Altavoz: Controlador de 2 pulgadas + radiador pasivo dual de 2 pulgadas

Alimentación: 16,5 V a 2 A

Puertos y conectores: Conector de CC

Sistemas operativos compatibles: Android, iOS

¡A bailar!

Además de asistente virtual, Google Home también es un altavoz para escuchar música o la radio. De hecho, es posible pedirle que ponga una emisora concreta y que reproduzca una canción o una lista de reproducción de servicios de streaming como Spotify y Google Play Music. Luego, se puede ajustar el volumen, cambiar el tema y parar la música.

Este es uno de los usos más recurrentes en el día a día, aunque la calidad de audio que ofrece no es la mejor. De hecho, está alejada de lo que ofrecen altavoces específicos en un rango de precios similar. En líneas generales, se potencian demasiado las frecuencias bajas, haciendo que medios y agudos pasen desapercibidos y provocando una fuerte distorsión cuando el volumen está alto.

También, y siempre que tengamos instalado un Chromecast en el televisor o en el equipo de sonido doméstico, podemos pedirle al Google Home que envíe contenido de audio y vídeo a estos equipos: “OK Google, pon Narcos en la tele del salón”, por ejemplo.

Por último, aunque igualmente útil, este dispositivo permite controlar todos los dispositivos conectados a la red doméstica utilizando comandos de voz. Google afirma que es compatible con más de 1.500 dispositivos de más de 200 firmas, entre las que se encuentran Nest, Philips Hue, TP-Link, Roomba, DLink y EZVIZ. Siguiendo el ejemplo del principio, esta capacidad permite controlar la iluminación, las cámaras de videovigilancia, el aspirador robot…

COMPETENCIA

Amazon Echo Dot: En formato compacto, utiliza Alexa y, entre sus funciones, permite leer audiolibros desde Audible y controlar Amazon Video en el Fire TV.

Sonos One: Integra el asistente virtual Alexa y apuesta por una reproducción de audio de calidad desde plataformas como Apple Music, Spotify, Amazon Music o SoundCloud, entre otros.

Apple HomePod: Pensado para hogares en los que predominan los dispositivos de Apple, funciona con el asistente virtual Siri.

Fácil configuración

Google Home funciona de forma autónoma, por lo que no es necesario que esté conectado al smartphone; sólo a la red doméstica. Para lo que sí es obligatorio el teléfono es para la configuración, un proceso en el que se copian los datos de la cuenta de Gmail o de los servicios de streaming. Esta tarea implica sólo unos minutos y, como está guiada paso a paso, resulta muy sencilla. Es importante destacar que, aunque se trate de un equipo de Google, es compatible tanto con smartphones Android como iOS. Y para los hogares en los que convivan varias personas ofrece la posibilidad de configurar hasta seis cuentas diferentes, reconociendo quién le habla y ofreciendo información personalizada cada día.

¿Qué hay de la seguridad? Google ha incorporado un botón en la zona trasera del dispositivo para desactivar el micrófono y que deje de escuchar lo que ocurre en la casa. A su vez, cuando está activo la firma garantiza que sólo transmite a sus servidores las palabras pronunciadas tras el comando de activación y no el resto de conversaciones que puedan tener lugar cerca del altavoz.

Integrado en el hogar

Resta hablar del diseño. Google Home tiene una estética muy sencilla y discreta, por lo que se puede colocar en cualquier lugar sin que desentone demasiado. Es importante recalcar que no es un dispositivo portátil, por lo que debemos elegir en qué habitación lo colocaremos.

También cabe destacar que está fabricado en plástico y dispone de una superficie táctil en su parte superior para activarlo o realizar algunas funciones, aunque rara vez los hemos utilizado. ¡Mucho mejor la voz!

CONCLUSIÓN

Lo mejor: Integración con los dispositivos conectados del hogar, gran sensibilidad de sus micrófonos y reconocimiento de seis usuarios diferentes.

Lo peor: Todavía tiene que ampliar la lista de compatibilidad con los servicios en streaming y con los propios servicios de Google; y la necesidad de repetir el comando ‘OK Google’ cuando se están haciendo preguntas encadenadas.

Veredicto: Con un diseño muy discreto y un funcionamiento adecuado, el Google Home nos acerca un poco más al hogar inteligente y automatizado.

COMPRA ONLINE

Google Home: Altavoz con controlador de 2 pulgadas y radiador pasivo dual de 2 pulgadas; conexión inalámbrica Wi-Fi 802.11b/g/n/ac (2,4 GHz/5 GHz); conector de CC; compatible con sistemas operativos Android e iOS; tamaño de 9,62 x 14,17 cm.

Por 149 € en Media Markt

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Más información