Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ruta en siete paradas por la Suiza más ‘instagrameable’

Recorremos con los instagramer @manelferrando y @oriolgen31 los sitios más espectaculares de Suiza, al alcance de todos gracias al billete único del Swiss Travel Pass

La idea de viajar en tren está envuelta en cierto halo de romanticismo y nostalgia. Ya no es la única forma de escapar y ver mundo, ni siquiera es la opción más común. Estamos tan preocupados por el tiempo, por encontrar el camino más corto, que acomodarse en el vagón y disfrutar resulta casi un lujo. Hemos olvidado de que el trayecto importa tanto como el destino, por eso descubrir Suiza en tren nos parece la forma más natural de hacerlo. El país helvético tiene una gran tradición ferroviaria, y no solo por las líneas que conectan todos esos paisajes de cuento, sino también por las obras casi de coleccionista que siguen en funcionamiento, como sus trenes de montaña o los funiculares de época. De la mano de los 'instagramers' @manelferrando y @oriolgen31 recorremos los sitios más espectaculares de Suiza, al alcance de todos gracias al billete único Swiss Travel Pass.

BRINDA POR LOS VIÑEDOS DE LAVAUX

Vistas sobre los viñedos de Lavaux, St.Saphorin, cantón de Vaud.
Vistas sobre los viñedos de Lavaux, St.Saphorin, cantón de Vaud.

Recorrer Suiza con Swiss Travel Pass es lo más parecido a elegir tu propia aventura. Este pase permite viajar de forma ilimitada por toda la red de trenes, buses y barcos del país helvético, durante tres, cuatro, ocho o quince días. La ruta puede arrancar desde cualquier punto, no sin asumir ciertos riesgos. Porque todo aquel que llega en tren a la región de Lavaux (Lausana) rompe su billete de vuelta. O al menos, eso aseguran los habitantes del cantón de Vaud. Desconocemos si es cierto o simple bravuconería local, pero este paisaje de viñedos empinados ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El Train des vignes sube por esta región vitivinícola, desde Vevey hasta las bodegas de Puidox-Chexbres. Las familias abren sus puertas a todos los curiosos que quieren conocer en primera persona cómo se elaboran los famosos vinos de Chasselas.

RECORRE EL LAGO LEMAN EN BARCO DE VAPOR

Barco Belle Epoque en el lago Lemán, cantón de Vaud.
Barco Belle Epoque en el lago Lemán, cantón de Vaud.

Embarcar con el billete único en un Belle Epoque es iniciar un viaje al pasado. Con su estética art noveau y sus modales de época, su flota lleva 140 años surcando el lago interior más grande de Europa Central. “Los atractivos se suceden uno tras otro: visitar rápidamente un castillo encantado y un magnífico museo, contemplar un increíble glaciar y un paisaje montañoso único, darse una vuelta por palmeras y tabernas, y, y, y... Las ganas de seguir descubriendo Suiza parecen no tener fin”, resume en el 'instagramer' Manel Ferrando. Las puertas de ese lugar encantado al que hace referencia también se abren con el Swiss Travel Pass. El Castillo de Chillon fue durante muchos años la residencia de los condes de Saboya, una construcción medieval en la que el poeta inglés Lord Byron encontró la inspiración para escribir El prisionero de Chillon.

CONQUISTA EL MONTE RIGI

Vistas desde el Rigi Kulm, cantón de Lucerna.
Vistas desde el Rigi Kulm, cantón de Lucerna.

En 1863, un grupo formado por siete ingleses subió a la cima del Monte Rigi con el único objetivo de contemplar el amanecer. La aventura estaba organizada por el empresario Thomas Cook –fundador de la primera agencia de viajes- y marcaba el nacimiento del turismo moderno; viajar por simple placer. Estos excéntricos turistas subieron la cumbre andando desde el pueblo de Weggis porque no tenían otra opción. En la actualidad, un teleférico conecta el pueblo que cautivó a Mark Twain con el balneario Rigi Kaltbad. Pero no es la única ruta. Ocho años más tarde se inauguraría el primer tren cremallera del mundo. Este ferrocarril rojo –incluido en el Swiss Travel Pass-, asciende desde la estación bucólica de Vitznau, deslizándose entre pastos empinados y queserías de tejados abuhardilladas.

SUPERA EL MIEDO A LAS ALTURAS EN STANSERHORN

Stanserhorn el primer telecabina descapotable del mundo, cantón de Lucerna.
Stanserhorn el primer telecabina descapotable del mundo, cantón de Lucerna.

Trac, trac, trac… Si el padre del nuevo periodismo, Tom Wolfe, hubiese subido el monte Stanserhorn, su crónica arrancaría con el traqueteo que hacen los vagones de madera que suben desde Stans. Resumir en una onomatopeya la sensación de vértigo a bordo del CabriO -en la estación intermedia-, es mucho más difícil. Con el viento cortando la cara y las vistas sin cables por encima de la cabeza, este teleférico descapotable, único en el mundo, es una de las principales atracciones de la montaña. Durante el trayecto los rangers aportan datos académicos de la fauna y la flora local. Toda esta experiencia está incluida también en el Swiss Travel Pass.

DESCUBRE LOS ALPES A CÁMARA LENTA

Tren panorámico Glacier Express a su paso por el valle del Ródano, cantón del Valais.
Tren panorámico Glacier Express a su paso por el valle del Ródano, cantón del Valais.

El nombre del Glacier Express  puede resultar un tanto irónico, tratándose del expreso más lento del mundo. En cifras, este tren recorre 291 kilómetros de cordillera alpina en 8 horas y 3 minutos, atravesando a cámara lenta 91 túneles y 291 puentes. En experiencia, nadie puede aburrirse contemplando el paisaje desde Zermatt hasta St. Moritz. A través de esas ventanas panorámicas que llegan hasta el techo es posible alcanzarlo todo: desde el mítico monte Cervino, el “Gran Cañón” de Suiza en la garganta del Rin o el impresionante viaducto de Landwasser. Con el billete único podemos disfrutar de este tren panorámico tan solo abonando el suplemento de reserva de plaza, que es obligatoria. .

APRENDE HISTORIA EN LA GARGANTA DE SCHÖLLENEN

Gargantas de Schöllenen desde Andermatt hasta Göschenen, cantón de Uri.
Gargantas de Schöllenen desde Andermatt hasta Göschenen, cantón de Uri.

El recorrido del Glacier Express por el pueblo de Andermatt no está exento de leyendas. El tren pasa por la garganta de Schöllenen, un paisaje tan salvaje y agreste, que para levantar el primer puente necesitaron ayuda del mismísimo diablo. Casualidad o no, sobre él se libraron las batallas más encarnizadas de los Alpes. Las tropas de Napoleón frenaron la avanzadilla de los soldados rusos, dirigidas por el general Suvórov. Así lo recuerda el monumento tallado en la roca del barranco, en honor a los soldados caídos.

DESPÍDETE DE LUCERNA

Vista aérea de la ciudad de Lucerna con el monte Pilatus al fondo, cantón de Lucerna.
Vista aérea de la ciudad de Lucerna con el monte Pilatus al fondo, cantón de Lucerna.

Desde las antiguas murallas de Museggmauer se consiguen las mejores vistas de la ciudad de Lucerna. Sobre el lago se extiende el famoso puente de madera de la capilla y en la orilla se divisa el centro de congresos y conciertos KKL, obra del arquitecto Jean Nouvel. A sus habitantes les gusta presumir de tener una de las mejores acústicas del mundo. Por su cercanía con el aeropuerto de Zúrich, a tan solo una hora, Lucerna es el sitio perfecto para despedirse de Suiza.

Organizar tu viaje por Suiza es muy fácil. La web myswitzerland.com/swisstravelsystem contiene toda la información de rutas y billetes por la Suiza ferroviaria. Datos que se puede completar con la web www.misuiza.com. A través www.misuiza.com/trenes, también se pueden comprar todos los billetes de forma segura.

 

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información