Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

La insidia sobre los bebés de Irene Montero y Pablo Iglesias

Un bulo difundido en WhatsApp asegura que el hospital Gregorio Marañón ha cerrado una planta para atender a los dos niños, nacidos a los seis meses de gestación

El hospital público madrileño Gregorio Marañón no cierra plantas “para atender a pacientes con relevancia pública”. Y no ha hecho una excepción con los bebés de la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, y el líder del partido, Pablo Iglesias, que nacieron el pasado 3 de julio a los seis meses de gestación —con 26 semanas, extremadamente prematuros— , pese a que un mensaje difundido por WhatsApp advirtiera falsamente de que los políticos tenían “bloqueada” una planta del centro sanitario “mientras dure la estancia” de los recién nacidos “en la incubadora”. “¿A costa de quién? ¿Tienen todos los mismos derechos? Si te interesa que todo el mundo lo sepa, pásalo”, concluía el mensaje.

“Ni siquiera hemos confirmado ni desmentido que los hijos de Montero e Iglesias estén en el hospital, puesto que no se da información de ningún paciente sin su consentimiento”, explican fuentes hospitalarias, que aclaran que, en cualquier caso, “no existe ningún protocolo para tratar a famosos”.

“Todos los pacientes son atendidos en igualdad de condiciones. Si un hospital público se planteara cerrar una planta cada vez que ingresa alguien con cierta relevancia pública, no habría plantas suficientes para atenderlos a todos”, puntualizan las mismas fuentes.

Según el hospital, el bulo sobre los bebés de Irene Montero y Pablo Iglesias supone, sobre todo, “un ataque contra la sanidad pública”, al difundir la idea de que existen personas que disponen de ciertos privilegios.

No es la primera vez que se difunden bulos sobre la pareja. El pasado mayo, tras conocerse la compra que Pablo Iglesias e Irene Montero hicieron de un chalé en Galapagar por más de 600.000 euros, se extendieron varias mentiras sobre la adquisición a través de las redes sociales: desde que habían hecho la compra por la mitad de precio de lo que valía la propiedad a que un grupo de okupas la habían invadido.